Severo Ochoa: decencia

enero 30, 2008

Por Javier López, secretario general de CCOO de Madrid

¿Y qué decir de nuestra madre España,
este país de todos los demonios
en donde el mal gobierno, la pobreza
no son, sin más, pobreza y mal gobierno,
sino un estado místico del hombre,
la absolución final de nuestra historia?.
Gil de Biedma

El proceso ha sido largo pero el Auto de la Audiencia Provincial ha ratificado el sobreseimiento y archivo del caso de las presuntas sedaciones irregulares en el hospital Severo Ochoa de Leganés, dando un paso más y ordenando que se suprima toda referencia a la posible mala práctica de los médicos denunciados.

Dicho en otros términos. Son inocentes, sin sombra alguna de duda y el único clavo ardiente al que se agarraba el Gobierno Regional también ha sido desclavado: Ni rastro de mala praxis. Ni rastro de los 400 asesinatos de los que se llegó a hablar y denunciar.

El primer error del Consejero de Sanidad, Lamela, fue atender una denuncia anónima contra los profesionales del Hospital Severo Ochoa. Así empezó la Inquisición y tan sólo siglos después, tras miles de ejecuciones y cientos de miles de procesos, Juan Pablo II acabó pidiendo perdón por los errores que hubieran cometido los hombres de la Iglesia a lo largo de la historia. Así empezó también el Macarthismo y su caza de brujas, sembrando Estados Unidos de procesos de declaraciones, denuncias, juicios irregulares y listas negras contra personas denunciadas por ser sospechosas de “comunismo”. Bertolt Brech, Lauren Bacall, Humphrey Bogart, Howard Fast, Dashiell Hammett, Lillian Hellman, Charles Chaplin y otros muchos fueron víctimas de estos procesos y listas negras.
Lee el resto de esta entrada »

Anuncios