CRISIS: HABERLA HAYLA

julio 14, 2008


La Fundación Sindical de Estudios de CCOO ha organizado un Curso titulado “Los riesgos políticos y sociales de la financiación de la economía” en el marco de los Cursos de Verano de la Universidad Complutense en El Escorial.

Los asistentes al curso han podido escuchar a ponentes como Carlos Berzosa, Rector de la Universidad Complutense, Antonio Gutiérrez, Presidente de la Comisión de Economía del Congreso de los Diputados, Emilio Ontiveros experto financiero y profesor de Universidad Autónoma de Madrid, junto a un buen número de expertos y sindicalistas. En un momento de incertidumbres, ha sido oportuno y hasta “oportunista” ofrecer este abanico de pensamientos y reflexiones.

Si Carlos Berzosa afirmaba que el capitalismo es imposible y además indecente en sus pretensión de ganar dinero, sin reglas, normas, ni límites. Una indecencia sólo contenida por los avances en derechos laborales y sociales conseguidos por el movimiento sindical o los movimientos sociales, concluía reflexionando que si Estados Unidos es el país más liberal del mundo y a su vez es el origen de todas las crisis, recesiones y deudas que golpean al mundo, quienes piensan que más liberalización supone menos crisis, no es que se equivoquen, sino que nos engañan con un objetivo claro; Salir de la crisis contra los trabajadores y manteniendo a toda costa los altos beneficios empresariales.

Antonio Gutiérrez extraía las conclusiones políticas afirmando que sólo un mayor peso de la política puede fortalecer la democracia frente al mercado y sus ansias. La crisis financiera, energética y alimentaría que nos aqueja, no puede terminar beneficiando a quienes la han provocado, los especuladores y “genios de las finanzas”, mientras se avanzan recortes en derechos como la Directiva de Jornada de Trabajo o la Directiva de Retorno de los Inmigrantes, denominadas Directiva del Horror y de la Vergüenza, respectivamente.

Emilio Ontiveros lanzó un mensaje de relativo optimismo al afirmar que la economía española cuenta con capacidad de respuesta a esta crisis, si bien considera que son necesarias respuestas globales para una crisis global con el establecimiento de códigos comunes que permitan gobernar las finanzas mundiales.

A juicio de CCOO estamos ante una crisis generada en el centro mismo de la globalización financiera, ante la que no sirven respuestas neoliberales clásicas, del estilo de bajar los impuestos, liberalizar el mercado, abaratar el despido, disminuir el gasto en protección social. Muy al contrario es la hora de la inversión productiva, la innovación en los productos, la calidad de los servicios, la estabilidad y la formación del empleo y el fortalecimiento de las redes de protección social. Quien así lo haga retornará antes a la senda de un crecimiento sostenible y duradero con menores costes sociales para sus ciudadanos.

Anuncios