Objetivo: La industria

agosto 26, 2008

 

En un escenario de crisis económica como la que vivimos lo más seguro es apostar por los trabajadores y por los sectores económiconómicos menos contaminados por la especulación financiera. La industria es un sector determinante para cualquier país que quiera tener futuro. CCOO apostamos por centrar los esfuerzos del Gobierno Regional en la industria madrileña.

Anuncios

Spanair: Eran trabajadores

agosto 25, 2008

 

154 víctimas en el accidente del vuelo de Spanair. La gran mayoría familias trabajadoras que iban a disfrutar de sus vacaciones. Trabajadores que se desplazaban por motivos laborales. Trabajadores que tripulaban el avión. En muchos de los casos se trata de un accidente laboral y desde CCOO vamos a insistir en que la Inspección de Trabajo debe intervenir como ante cualquier otro accidente laboral. Para establecer las causas del mismo. Para depurar responsabilidades. Para que las víctimas vean resarcidos o reparados los efectos de esta tragedia.


EN MADRID EL EMPLEO TAMPOCO VA BIEN

agosto 15, 2008

 

 

Madrid ha creado mucho empleo a lo largo de los últimos años, es cierto. Casi 500.000 afiliados más a la Seguridad Social desde 2003. El problema es que el número de trabajadores con contratos temporales ha crecido en una cifra muy similar, por lo cual, en la práctica, hemos visto crecer la temporalidad hasta casi e 24 por ciento. Ciertamente una temporalidad seis puntos porcentuales por debajo de la media nacional, pero muy superior a la media europea.

 

Ahora, cuando los efectos de la crisis comienzan a afectar a nuestra Comunidad, el crecimiento del desempleo se sitúa también muy por encima de la media nacional. Comenzaron siendo los trabajadores de la construcción, siguieron los de los servicios y empezamos a padecer los efectos en la industria. Con una bolsa de temporalidad en a que se encuentran uno de cada cuatro trabajadores, es injustificable demandar más flexibilidad para el despido, porque dicha flexibilidad es un hecho por la vía de la no renovación de contratos temporales.

 

Las mujeres, los jóvenes, los inmigrantes, son las primeras víctimas de esta estructura del empleo que no cuida la estabilidad y cualificación de los trabajadores, sino los altos beneficios en el corto plazo, con pocas inversiones y sin valorar eso que algunos denominan “capital humano”, aunque luego reconocen, en un ejercicio de cinismo políticamente correcto, que ese “capital humano” es el mayor bien de un país, estado o nación.

 

Para CCOO es el momento de apostar por el fortalecimiento de los servicios públicos de empleo. El momento de apostar por un modelo de crecimiento económico que genere empleo estable, seguro, con derechos. Empleo cualificado, bien formado, para crear productos y servicios de calidad, porque en la calidad estará la diferencia entre quienes salgan de la crisis antes y después, con mayor o menor fortaleza de cara al futuro. No es en China o en la India donde debemos buscar los modelos de competitividad, sino en los países de nuestros vecinos europeos. En su modelo económico y social.

 

La región madrileña presenta un modelo desequilibrado de crecimiento que dificulta nuestra reacción en momentos de crisis y hace que caigamos más y más deprisa. La alta presencia de microempresas, la atomización del tejido industrial, la insuficiente cooperación empresarial, el crecimiento urbanístico depredador como motor principal, el alto consumo y dependencia energética, la ínfima inversión empresarial en Investigación+Desarrollo+innovación. Un modelo que genera empleo de baja calidad para mujeres, jóvenes e inmigrantes, alta temporalidad, diferencias retributivas importantes, trabajadores con salarios muy bajos y altas tasas de siniestralidad laboral.

 

De nada sirve culpar permanentemente al Gobierno de España. De nada sirve entregarse a las recetas “neocón”, a las bajadas de impuestos, a la facilidad del despido, a las ayudas de papá Estado o mamá Comunidad Autónoma. De nada sirve seguir inaugurando y poner cara de velocidad.

 

En septiembre la lideresa Aguirre tendrá que elegir la senda del diálogo o la de la confrontación, a sabiendas de que lo que haga será leído como su forma de entender la política si gobernase España. Esperemos que cuando Zapatero ha abierto las puertas al diálogo con empresarios y sindicatos, la presidenta madrileña no entienda, simplista y mecánicamente, que alternativa, alternancia, dentro y fuera de su partido, pasan por el hecho de que en Madrid haya que hacer todo lo contrario de lo que hagan los socialistas en España y hasta lo contrario que Rajoy en el PP.

 

Francisco Javier López Martín

Secretario General de CCOO de Madrid


Casi 270.000.

agosto 9, 2008

Casi 270.000. parados registrados en las oficinas del INEM en Madrid. Más de 51.000. parados más que hace un año. Más mujeres, más jóvenes, más inmigrantes. Más parados que reclaman servicios públicos de empleo eficaces, menos privatizados, menos debilitados. Más capaces de intermediar y buscar soluciones para las personas desempleadas.

Madrid crece mucho y rápido en épocas de bonanza. Madrid paga antes y con más intensidad el precio de un modelo de crecimiento demasiado especulativo y demasiado poco productivo. Madrid es capital y es ejemplo y modelo. Madrid es más, en lo bueno y en lo malo.

¿Y el Gobierno Regional? Sigue inaugurando.


En nuestro culo

agosto 1, 2008

Un trabajador ucraniano ha muerto en Parla tras caer desde el tejado de la obra donde trabajaba. Los compañeros de la Unión Comarcal Sur de CCOO han vuelto a concentrarse contra las muertes por accidentes laborales, en la inmensa mayoría de los casos absolutamente injustificables, sin sentido, sin otro motivo que la ignorancia interesada y premeditada de la normativa de prevención por parte de empresarios desaprensivos..

Hemos conocido los datos del desempleo correspondientes al segundo trimestre del año, según la Encuesta de Población Activa (EPA), según los cuales hay 207.000. parados más, de los cuales 50.000 proceden de Madrid. La nuestra es la Comunidad donde más aumenta el desempleo tras Andalucía y Comunidad Valenciana.

Las cosas no apuntan bien para Madrid. Todos lo sabemos, aunque algunos se empeñan en negarlo o en echar las culpas al maestro armero. Leo estas días que ese Presidente de algunos pequeños comerciantes agrupados en CECOMA, que se ha tragado con patatas la ley autonómica de liberalización de horarios comerciales, mientras la rechazaban sus asociados, con tal de seguir presidiendo la Cámara de Comercio, se ha lanzado a la arena pidiendo más facilidades para despedir trabajadores como la mejor receta para superar la crisis.

De nuevo habla de lo que escucha en los círculos del poder empresarial madrileño, sin entender que cuanto más desregulada se encuentre la contratación y más inseguros vivan los trabajadores, más se resentirá el consumo, especialmente en los pequeños comercios, que son los que están pagando en primer lugar el descenso del consumo.

Madrid ha sido el campeón de la construcción y del consumo. Esa ha sido la clave de nuestra pujanza económica de los últimos años. Ahora echamos de menos empresarios y gobiernos más atentos a la inversión productiva, a la industria, a la reinversión de los altos beneficios, en lugar de repartirlos alegremente y aumentar los salarios de los altos ejecutivos, hasta suscitar los recelos y quejas de algunos organismos internacionales que nos avisaban de los riesgos de este modelo de crecimiento.

Estos personajes, que han medrado a la sombra de los tiburones de las ingenierías contables y financieras, deberían pensar, por un momento, que es la hora de pararse a pensar, reflexionar, abrir la mente a la negociación y el diálogo, en lugar de refugiarse en lo fácil, en la receta ultraliberal, que dejó de servir hace décadas. Los ultraliberales de ayer reclaman hoy protección a toda costa a su negocio. Si no que se lo pregunten a los inmobiliarios en crisis.

Si la receta es despido barato, paro hasta donde haga falta, desregulación de las condiciones de trabajo, más accidentes laborales, que vayan midiendo sus fuerzas porque, tendiendo siempre la mano, sin tirar nunca la silla para negociar cuando y cuanto sea posible, no vamos a tolerar que quienes nos han metido en esta crisis reciban la patada en nuestro culo.

Más les valdría a estos empresarios madrileños seguir la senda de la CEOE, que acaba de firmar con UGT, CCOO y el Gobierno de Zapatero una Declaración de Diálogo Social, que no sabemos cuántos frutos dará en un escenario de crisis cada día más evidente, pero que, al menos, traslada una voluntad de afrontarla desde la negociación de una serie de temas que constituirán la hoja de ruta de acuerdos y desacuerdos a lo largo de los próximos meses. Una foto como la de Moncloa es importante para la confianza de los españoles. A ver si aprenden un poquito algunos empresarios madrileños, en lugar de cantar las excelencias del despido libre, de las recetas neoconservadoras y las excrecencias de un modelo de crecimiento caduco y sin futuro.
Francisco Javier López Martín
Secretario General
CCOO de Madrid