Aguirre pierde el Debate sobre Madrid

septiembre 18, 2008

 

Son muchos los medios que reconocen que Esperanza Aguirre perdió el Debate sobre el Estado de la Región. La Presidenta quiso asirse insistentemente a los males de Zapatero, negando los males que aquejan a la economía, el empleo y los servicios públicos madrileños. Quiso desvirtuar el debate agarrándose a las fórmulas mágicos del ultraliberalismo neocon, de todos conocidas y responsables de la situación de la economía y dela crisis a nivel mundial. Quiso centrar el debate en temasoportunistas como la libre elección de médico, la privatización del Canal de Isabel II y el agua de Madrid o un Macrocentro empresarial (el más grande del planeta Tierra. La oposición no entró en la trampa y puso a la Presidenta contra las cuerdas de una realidad madrileña que exige mucho diálogo, mucha voluntad de acuerdo y mucha sensatez por parte de todos. La Presidenta no se movió del guión y…perdió el debate.

Los sindicatos seguimos manteniendo nuestra vocación de diálogo pero seremos firmes en la defensa de los trabajadores que no podemos ni debemos ser los paganos de una crisis que no hemos generado. Confianza empresarial sólo para los empresarios inversores y productivos. Confianza sobre todo para las familias trabajadoras en momentos duros como los que atravesamos.


ESTADO DE LA REGIÓN: LA CRISIS DE AGUIRRE

septiembre 18, 2008


Maru Menéndez tampoco se anduvo por las ramas y golpeó en los puntos débiles del Gobierno Aguirre. La falta de interés por el empleo. La falta de diálogo social que abra las puertas a un Acuerdo por el Empleo. La escasez en inversión educativa. Las insuficiencias en Formación Profesional. La desatención a las Universidades. El calvario de la vivienda para los madrileños. El caos sanitario. El vertedero en el que se ha convertido el Parque del Sureste. La parálisis en el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama. La inexistencia de una estrategia de desarrollo territorial. Los 35.000 niños y niñas que se han quedado sin Escuela Infantil o los 18.000 mayores sin residencia. Los retrasos en la aplicación de la Ley de Dependencia. La tendencia permanente a poner todo lo público en manos del mercado.

Dura, contundente, certera. Frente a ella una Presidenta crecida en sí misma, ensimismada en la autocomplacencia. Solipsista en sus planteamientos (solipsismo viene del latín “ego solus ipsus” que significa algo así como “sólo yo existo”), experta como es en oximorones, es en armonizar conceptos opuestos creando así un nuevo concepto sólo entendibles como metáfora de la realidad.

“Madrid crece en picado”. Ese es el oximoron que Aguirre parece proponernos. Su optimismo castizo, choca de frente con la realidad pero, a fuerza de que Zapatero no da dinero. A fuerza de cantar la libertad del mercado parece querer convencernos de que Madrid va bien, en Madrid no hay crisis y si algo hay que hacer que lo haga Zapatero, el del coreado “cero patatero” desde las bancadas populares.

Aguirre es cada día más un ente metafísico, ni interpretable, ni entendible, desde la lógica o la razón. Sólo comprensible desde la lógica de conceptos e intereses contradictorios que cuadran en el bolsillo de unos cuantos cortesanos. Privatizar el Canal de Isabel II para que sea de todos los madrileños que ya son dueños del Canal porque es una empresa pública y pura metafísica.

De nuestra propuesta de Diálogo Social y político para afrontar la crisis: cero patatero. Debate de resistencia aguirrista frente a su partido, frente a las propuestas de la oposición, frente a las demanda de negociación de los sindicatos.

Debate sin perdedores, ni ganadores, porque los perdedores somos los trabajadores y nuestras familias que, como Madrid va bien, no tenemos derecho a nada y hasta ese nada que tenemos podemos perderlo si la crisis nos sigue golpeando y las políticas públicas del Gobierno Regional no fortalecen el servicio regional de empleo, las políticas activas de empleo, el cambio de modelo económico, el fortalecimiento de los servicios públicos y el diálogo social.

Los sindicatos lo pedimos. La oposición lo reclamó. Aguirre se enrocó en su solipsismo. Debate triste para los trabajadores, después del cual no hay alegría que hoy podamos llevarnos a la boca. No nos alegra que quien nos gobierna se haya olvidado de nosotros, nuestra vida, nuestro trabajo, nuestros problemas.
Francisco Javier López Martín
Secretario General CCOO de Madrid


ESTADO DE LA REGIÓN: AGUIRRE, TOCADA

septiembre 18, 2008

Faltaba el segundo día de debate y la oposición no se atuvo al guión. La presidenta había tendido una red de señuelos para convertir el Debate en una tertulia de barra de bar o de mercadillo de los miércoles.

Pero se encontró con Inés Sabanés, que estudia y argumenta solidamente. Habló de una presidenta echada al monte, que se mueve bien en los conflictos. Que alienta la crispación de los comerciantes, los conflictos sanitarios, educativos. Que habla mucho de altas rentas pero que esconde que la mitad de los trabajadores madrileños ganan menos de 1.000 euros al mes. Que llama a la confianza de los inversores, pero que no habla ni una sola vez de la confianza de las familias trabajadoras. Que atiende a los talibanes de la economía, que se han forrado con la libertad de mercado y que ahora reclama la intervención de los poderes públicos. Allí acude inmediatamente Esperanza Aguirre, ofreciéndoles colegios concertados, acciones en la nueva empresa del agua, hospitales y centros de salud, residencias de mayores. Próximamente se han organizado unas jornadas para empresarios al precio de 1.200 euros por empresario para conocer las “oportunidades de negocio” en la sanidad pública madrileña.

Me pregunto que si los empresarios pueden elegir la normativa más favorable de cada comunidad autónoma, lo trabajadores también podremos elegir el salario más favorable de las comunidades autónomas.

Me pregunto qué necesidad tenemos los madrileños de comprar acciones de la nueva empresa del agua que ha prometido Aguirre si el Canal de Isabel II es una empresa pública, histórica y saneada y es propiedad de los madrileños, de su Comunidad.

Será más bien que Aguirre ya no tiene dinero para construir dos pantanos y se lo van prestar ahora sus amigos cortesanos para cobrárselo luego durante toda la vida participando en los beneficios del Canal, primero, y quedándose con todos los beneficios después. El agua es nuestra y no de los especuladores.

Aguirre, respondió con el consabido “Madrid va bien” y sacando a relucir hasta el “oro de Moscú”. Tiene gracejo, soltura y descaro. Tiene más manos para aplaudir en las bancadas y tiene en su corte muchos empresarios acostumbrados al beneficio fácil, rápido y abundante en los mercados cautivos. Empresarios dicharacheros, agradables y graciosos, con cuyas gracias empezaron nuestras desgracias. Ya lo dice hasta el aspirante republicano a la Casa Blanca y su vicepresidenta, quienes apuestan por defender a las familias trabajadoras de la crisis y acabar con esos directivos y empresarios especuladores y sin vergüenza alguna, que nos han conducido al actual desastre económico.

Aguirre, tocada, tiene ahora que elegir entre proteger a los trabajadores y sus familias, la dignidad de nuestras vidas, la decencia de nuestros trabajos, la calidad de los servicios públicos. O, por el contrario, seguir alimentando un modelo económico caduco, especulativo, avaricioso, improductivo, incompetente y sin futuro.

¿Para quién gobierna la presidenta que más presume de “liberal”?

Y, por cierto, presidenta: en Madrid hemos firmado una declaración para impulsar el dialogo en materias económicas, sociales y de empleo, pero diálogo, diálogo, no tenemos desde hace más de dos años. Mañana más con Maru Menéndez.

Francisco Javier López Martín
Secretario General CCOO Madrid