NO HAY DINERO, NO HAY DINERO

noviembre 14, 2008

Vivimos un duro momento de crisis económica sin precedentes ante la que nadie se aventura a definir el momento de salida. Hay quienes ya apuntan a finales de 2010, como momento en el que podamos comenzar a ver un horizonte económico más despejado.

Madrid está comenzando a pagar de forma virulenta los efectos de la crisis. El desempleo acaba de superar las 315.000 personas, 90.000 más que el año pasado, 26.000 más que el mes pasado y un crecimiento del 9 por ciento en tan sólo un mes. Los procesos concursales, quiebras y suspensiones de las empresas, se multiplican casi por cuatro.

Sectores como el inmobiliario y la construcción caen en barrena. El comercio, los servicios, la industria, la hostelería y el mismo turismo, sufren la caída de la demanda y el debilitamiento del consumo.

Ante un escenario así necesitaríamos unos Presupuestos Regionales que contengan los efectos de la crisis y preparen una salida con bases sólidas. Unos presupuestos con tres prioridades. La economía, el empleo y la protección social. Preparar, en definitiva, el nuevo modelo económico y social que se avecina.

En economía salvar y sanear el sector de la construcción. Alentar la inversión industrial y productiva. Consolidar el sector servicios.

En empleo proteger a los desempleados, potenciar las políticas activas de empleo (orientación, intermediación, nuevas oportunidades de empleo), fomentar la cualificación y formación de los trabajadores (ocupados o desempleados).

Fortalecer las redes de protección para asegurar, en momentos de crisis, la necesaria cohesión social, evitando la fractura social y el aumento de desigualdades. La sanidad, la educación, la atención a la dependencia, los salarios sociales son esenciales.

Por el contrario, los Presupuestos de la Comunidad de Madrid para 2009 dan un paso atrás en las políticas anticrisis. Después de vivir el verano con actitud de cigarra, afrontamos un invierno sin los recursos necesarios.

Los Presupuestos son el ajuste de ingresos y gastos en función de las prioridades en las políticas. Los ingresos previstos son notablemente inferiores. El impuesto de Transmisiones Patrimoniales cae un -51 por ciento. El de Actos Jurídicos documentados cae un -61 por ciento. La caída de ventas de pisos justifica este retroceso. Al tiempo que la caída del consumo produce un retroceso del -15 por ciento en la recaudación del IVA. Solo el IRPF parece que aguatará y crecerá algo, pero se verá disminuido a causa de las rebajas del IRPF del Gobierno Aguirre.

Si a la recaudación menos se suman los efectos de los regalos fiscales de la Presidenta en el impuesto de sucesiones y donaciones o el del patrimonio. Acabar con el impuesto del Patrimonio, como ha comprometido Aguirre, supone un recorte de 630 millones de euros en los ingresos, beneficiando sólo a las rentas más altas.

El total de recorte de ingresos a causa de las rebajas de fiscales ya ha supuesto la renuncia a recaudar 1.800 millones de euros el año pasado. Una cantidad que permitiría afrontar hoy la crisis con mayor solvencia.

Si no se recauda hay que endeudarse y los Presupuestos Regionales contemplan un aumento del endeudamiento de 1.297 millones de euros, superando ya los 11.370 millones de euros, lo cual supone incrementar los gastos para pagar la deuda.
Con menos dinero se pueden hacer menos cosas y eso se nota en el Presupuesto Regional para 2009, que en términos reales se reduce en un 1,4 por ciento. Con estos datos es muy difícil actuar sobre la economía real, promover el empleo y proteger a los desempleados o mejorar los servicios públicos y las redes de protección social.

Otro día analizaremos los gastos, pero eso será mañana.

Francisco Javier López Martín
Secretario General de CCOO de Madrid


Getafe por su hospital

noviembre 14, 2008


Los ciudadanos y ciudadanas de Getafe se movilizaron ayer en una impresionante manifestación de más de 20.000. personas en defensa de su hospital y de las infraestructuras sanitarias necesarias para una localidad que ha crecido de forma muy importante a lo largo de los últimos años y que no ha visto crecer los recursos sanitarios para la población. CCOO ha estado presente en la manifestación y ha participado activamente en la convocatoria y éxito de la misma.


LA SALUD ES LO PRIMERO

noviembre 14, 2008

sanidad

 

CCOO ha celebrado su 9º Congreso de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios.  Ni que decir que Güemes no estuvo presente.  No por falta de invitación, sino porque tenía aquí poco que inaugurar.  Más bien, de haber venido, tendría que haber reconocido que este campo de minas que está sembrando no tiene sentido.  Que atacar los derechos sindicales y poner en riesgo la estabilidad y fortaleza del sistema sanitario y sus profesionales tampoco tiene sentido y que tender la mano es infinitamente mejor que irlas cortando.

 

Es mucho pedir al vocero populista del Partido Popular (fracción Aguirre) y no acudió a inaugurar el Congreso de la primera Federación, de la primera organización en el conjunto de la sanidad madrileña.  En la sanidad pública, en la entregada a gestión privada, en clínicas privadas y residencias privadas.  Güemes, el privatizador, el antisindical, no acudió a la cita, pero eso no impidió que el Congreso de la Sanidad aprobase unánimemente una resolución de repudio de las políticas privatizadoras y desmembradoras del sistema sanitario público.

 

Porque Güemes hasta el momento no está demostrando otra cosa que ser un Lamela más fotogénico y más entretenido en sus imprudencias verbales temerarias y antidemocráticas.

 

Nuestra Federación de Sanidad es el baluarte en defensa de los trabajadores y aún más trabajadoras en sus hospitales, clínicas, centros de atención primaria, centros de especialidades, residencias.  En fin, una federación pegada al terreno de cada centro de trabajo, pero también una Federación que está en disposición de combinar la defensa de los intereses laborales y de los derechos sociales, y constitucionales como el de la sanidad.

 

El Gobierno Regional, en sus intenciones privatizadoras, en su preocupación permanente de convertir los recursos públicos en instrumento esencial de la compra de voluntades del sector privado, tiene enfrente un instrumento formidable que se opone con uñas y dientes a la desmembración laboral del personal sanitario y el descuartizamiento del sistema sanitario público madrileño.

 

Los compañeros y compañeras de la Federación de Sanidad, que han cerrado su Congreso con una dirección de integración, son nuestra punta de lanza para impulsar un modelo sanitario que asegure un bien, un servicio público, de los mejor  valorados y el más esencial para todos los ciudadanos y ciudadanas madrileños.  Punta de lanza y baluarte firme frente al neoconservadurismo ideológico y el ultraliberalismo económicos que, por más en crisis y capa caída que se encuentre, seguirá, intentando convertir la sanidad en un gran negocio.

 

Francisco Javier López Martín

Secretario General CCOO de Madrid