In-justicia

noviembre 27, 2008


Donde dije digo digo diego. Paralización de los compromisos contraídos por la Comunidad de Madrid con los trabajadores de la Justicia madrileña, para acabar con la precarieda y falta de recursos humanos de los juzgados de nuestra Región. Firmó el Consejero Prada, cayó en desgracia y lo que firmó va a la papelera. Así de triste. Universidades, Justicia, el recorte va por barrios y donde más daño hace. Estado es cohesión social, igualdad, defensa de los derechos colectivos e individuales. Por mal camino va Esperanza Aguirre en ese objetivo “ultraaliberal” de dejarnos sin Estado, sin justicia, sin universidades, sin derechos sociales. La culpa será de los liberados, una vez más.


En el monte

noviembre 27, 2008


Lo peor que tienen estos ultraliberales económicos y ultraconservadores políticos es que la libertada es para ellos una fina capa de barniz, más allá de la cual aflora inmediatamente y al más mínimo roce, toda la esencia autoritarista, intervencionista y caciquil de los peores tiempos predemocráticos. El concepto de liberal que mantienen gentes como Obama no tiene nada que ver con ese “liberalismo a medida” que ostentan a cada paso gentes como Cabrillo, Francisco Cabrillo, Presidente del Consejo Económico y Social de la Comunidad de Madrid por designio de una Presidenta Regional que  quiere tener bajo su merced, patronazgo y control, cuanto se mueve por Madrid, con ideología sin complejos, que ordena batir cuanto objetivo móvil incontrolado se encuentre por el camino.

El inefable Cabrillo, colaborador habitual de las FAES, siguiendo los pasos, usos y costumbres de los cortesanos Aguirre, se entrega por segunda vez al intento de derrocar al Secretario General del CES para poner en su lugar personas “amigas y de confianza”. Fracasó por segunda vez, pero si no se toman posiciones por la fuerza, se terminan tomando por hastío y el Secretario del CES, harto de tanta maniobra hostil y ataque desmedido, acaba de dimitir.

Que conste que no somos amigos, ni familiares, ni profesores, ni socios, ni mantenemos vínculo de interés alguno con el Secretario del CES, ni con Miguel Blesa, ni con el toro que mató a Manolete. Nos indignan las maniobras de asalto “liberal” al poder por el poder.


Medio Ambiente y trabajo

noviembre 27, 2008

Raro es el día en el que los medios de comunicación no alertan sobre un problema ambiental y sus efectos sobre la salud de miles de ciudadanos y ciudadanas.

Los problemas ambientales tienen, en la mayoría de los casos, su origen en el impacto que las actividades económicas, industriales y de servicios ocasionan en el medio ambiente, a causa de un modelo de producción que agota los recursos naturales  y provocan la contaminación del aire, el agua y la tierra con sus emisiones, vertidos y residuos.

La creciente preocupación social con respecto a los problemas medioambientales ha conducido  a un mayor conocimiento de las consecuencias que este deterioro ambiental ocasiona, como calentamiento global del planeta a causa de las emisiones de gases de efecto invernadero, deterioro de la capa de ozono, la contaminación de las costas, mares y océanos, deterioro de bosques y lagos por la lluvia ácida, el envenenamiento de los ríos y acuíferos, la desaparición de ecosistemas y la extinción de especies, la sobreexplotación de los cursos de agua dulce, los problemas de calidad del aire de las ciudades y áreas metropolitanas. En definitiva el empeoramiento de las condiciones de vida y salud para buena parte de la población.


Casi una de cada cuatro enfermedades y cerca de 13 millones de muertes anuales se deben a la exposición de las personas a riesgos medioambientales evitables. Ante esta situación es necesario un cambio radical en la forma de producir, modificar el modelo de crecimiento y reconducirlo hacia prácticas sostenibles. H hacia un modelo de producción limpio, caracterizado por un mayor empleo de energías renovables, por un uso racional y eficiente de los recursos y por la eliminación del uso de sustancias peligrosas y perjudiciales para nuestra salud y el medio ambiente, reduciendo la contaminación y la formación de residuos.

Este cambio debería producirse con la implicación y participación de todos los agentes sociales. Primero las empresas que deben prevenir los riesgos que su actividad puede provocar en la salud de sus trabajadores, para el entorno,  asumiendo la responsabilidad sobre productos y residuos a lo largo de todo su ciclo de producción, transporte, consumo y tratamiento de residuos. A esto se lo denomina gestión ambiental de las empresas y hay que realizarla con participación de sus trabajadores y su organizaciones sindicales, si queremos que los centros de trabajo cuenten con una gestión eficiente, integrada y ambientalmente sostenible, adaptándose a los cambios necesarios y cumplir con los requisitos que la normativa ambiental, los acuerdos voluntarios y los sistemas de gestión ambiental exigen.

En cuando a las Administraciones, deben establecer marcos normativos e instrumentos técnicos, económicos y fiscales, así como mecanismos de control e inspección que garanticen el cumplimiento de la Ley. La Unión Europea ha establecido derechos sociales, derechos de información, participación, justicia gratuita o corresponsabilidad. Sin embargo en el ámbito de la legislación laboral estos derechos no han sido incorporados, lo cual constituye un obstáculo grave para defender los aspectos medioambientales en la empresa.

También los consumidores debemos aprender a asumir nuestro compromiso. Consumir de forma responsable, eligiendo productos más respetuosos con el medio ambiente, satisfaciendo nuestras necesidades con menor consumo de energía y materias primas, produciendo menos residuos y contaminación.

CCOO somos la primera organización sindical y social de este país y esta Región. Somos por lo tanto los primeros responsables, desde el ámbito laboral y social, en la gestión ambiental en los centros de trabajo, para mejorar la sostenibilidad ambiental de las empresas. Los centros de trabajo deben ser espacios para el desarrollo sostenible.  Las células básicas de un tejido económico que incorpora valores medioambientales, sociales.

Los sindicatos contribuimos al respeto de los derechos laborales, pero, cada día más, una parte de esos derechos radican en las condiciones sociales y de salud laboral en los centros de trabajo. La intervención del sindicato es determinante para el respeto de esos derechos, pero también para la propia supervivencia de las empresas.

La introducción y desarrollo en la normativa laboral de los derechos de información, formación y participación de los trabajadores en la gestión medioambiental de las empresas. La incorporación de clausulas medioambientales en la negociación colectiva. La figura del delegado de medio ambiente, son determinantes en el futuro.

En un mundo cambiante. En un mundo en crisis. En el entorno de países pertenecientes a la Unión Europea en el que nos movemos,  sobrevivirán tan sólo las empresas que, entre otros factores, sean ambientalmente sostenibles. Más eficaces y eficientes en la gestión de los recursos naturales y la energía. Menos contaminantes y con mayor capacidad de gestión de los residuos.

Estamos preparados. Necesitamos ahora empresarios y Administraciones responsables dispuestos a sentarse a negociar un futuro económico y medioambientalmente sostenible.

Francisco Javier López Martín

Secretario General de CCOO de Madrid


Empresa y Medio Ambiente

noviembre 26, 2008


Interersantes Jornadas de CCOO de Madrid sobre la Gestión Ambiental en los Centros de Trabajo. En un mundo en crisis, sometido a profundos cambios. En un entorno europeo que define su papel económico y social en el futuro del planeta, los temas medioambientales no son sólo una necesidad social, constituyen un problema para la supervivencia económica. Las empresas, las Administraciones, los trabajadores, la ciudadanía, debemos eleborar estrategias corresponsables para garantizar un desarrollo económico sostenible y una socidad más justa.


CCOO contra la Violencia Machista

noviembre 25, 2008

concentrviolencia
Importante Concentración de CCOO de Madrid ante el Museo del Prado contra las muertes de mujeres por actos de violencia machista. Día Internacional contra la Violencia de Género. Con violencia no hay igualdad.


MÁS POLÍTICA Y MENOS AGITACIÓN SANITARIA

noviembre 25, 2008

 

Madrid necesita más política sanitaria y menos agitación verbal y propaganda inauguratoria.  Madrid necesita un Pacto Social por la Sanidad Pública.  Un Pacto que debería contribuir a dotar a Madrid de política sanitaria desde el consenso, el diálogo social y la participación, afrontando los retos de la atención primaria, resolver los problemas de las listas de espera y reforzar los recursos hospitalarios y de atención especializada.  Un pacto que debería reformar la Ley de Ordenación Sanitaria y revisar en profundidad las Leyes de Acompañamiento de los Presupuestos autonómicos, que otorgan carta blanca a la política de privatizaciones indiscriminadas.

 

Política significa, sobre todo, asignación de recursos presupuestarios, en función de prioridades.  Venimos en Madrid de unas transferencias sanitarias  mal negociadas que vinieron con un déficit de en torno a 1.200 millones.  Venimos de una política de regalos fiscales de Esperanza Aguirre que, tan sólo el año pasado, privaron a la Comunidad de ingresar 1.800 millones de euros y que este año, por efecto de la supresión del impuesto sobre el patrimonio, incrementarán esta caída de ingresos en 630 millones de euros, para beneficiar a unos 170.000 contribuyentes millonarios, de los más de 2.300.000 contribuyentes madrileños.  Venimos de intentar tapar la falta de ingresos con inversiones privadas, de forma que los 7 nuevos hospitales, que hubieran costado 640 millones, de euros nos terminarán costando 3.750 millones para pagar beneficios e intereses del sector privado que ha encontrado en la sanidad madrileña, una oportunidad de negocio.

 

Vamos hacia la privatización total de las nuevas infraestructuras hospitalarias, de forma que los nuevos hospitales madrileños en Móstoles, Torrejón, Villalba y Carabanchel serán privados al cien por cien, siguiendo el modelo del hospital de Valdemoro que sobre suelo público ha edificado un negocio privado.

 

Vamos a unos Presupuestos Sanitarios en Madrid marcados por la hipoteca privatizadora y la crisis económica que disminuye los recursos públicos.  Por eso tras una subida nominal del 2,71 por ciento en la sanidad madrileña se esconde un recorte real del 0,8 por ciento.  Cómo se afrontarán las necesidades sanitarias de 2009, con menos dinero que en 2008.  Esa es la gran pregunta que cabe hacerse.

 

Estamos a la cola del gasto público sanitario por habitante sólo seguidos por detrás por la Comunidad Valenciana.  Las dos regiones que con más fuerza impulsan los procesos privatizadores.  Dedicamos a Sanidad el 3,6 por ciento de nuestro Producto Interior Bruto, mientras la media española alcanza el 5,2 por ciento del PIB.

 

El gasto en los nuevos hospitales y para la asistencia sanitaria con medios ajenos crece un 63 por ciento, pero los hospitales tradicionales caen un -2,8 por ciento en sus partidas de gasto.  La inversión pública en infraestructuras sanitarias se reduce un 16,5 por ciento, pero ya el año pasado cayó un 35,4 por ciento.  Los gastos de personal decrecen un -2,3 por ciento con lo cual es imposible mejorar la dotación de profesionales por más que nos lo cuenten lo contrario todos los días y a todas las horas.

 

Todo el que denuncie esta situación seguirá siendo tachado de “liberado sindical” o “subcontratado” de la oposición política.  Pero todo tiene un límite y va siendo hora de que Esperanza Aguirre explique qué van a hacer sus “liberados políticos”, para atender las necesidades sanitarias de más de 6 millones de madrileños y madrileñas cuyo horizonte no puede ser suscribir un seguro sanitario privado, sino ver garantizado su derecho a una asistencia sanitaria gratuita, pública y para todas y todos.

 

Porque eso es hacer política.  Los juramentos ultraliberales, los cantos al libre mercado, los ataques al gobierno central que cedió las competencias sanitarias hace ya muchos años al gobierno Regional, las agresiones contra la libertad sindical,  ocultan la incapacidad demostrada para gestionar un sistema sanitario como el madrileño.

 

Aplíquense por tanto a escuchar las necesidades de la ciudadanía, negociar sin tregua y sin complejos, acordar, trabajar y poner orden en los recursos.  Lo demás es ideología trasnochada y caduca.  Y cuando tienen que recurrir a argumentario ideológico tan barato y tan averiado hay que echarse mano a la cartera.


Mujer salarialmente discriminada

noviembre 24, 2008


La Encuesta de Estructura Salarial sigue poniendo de relive la discriminación salarial de la mujer en todas las profesiones. También en Madrid y más que en casi todas las demás regiones. No sólo es un problema de negociación colectiva. Es una problema de precariedad del empleo femenino y de falta de políticas regionales de igualdad en el empleo. CCOO reclama más políticas activas, más políticas de conciliación de la vida laboral y personal, más persecución de la discriminación laboral. Más política de igualdad.