DOMINGO 19: A CIBELES

Llevamos más de año y medio afrontando una dura crisis económica que comenzó con una explosión de la burbuja de especulación financiera en torno a activos tóxicos respaldados por créditos inmobiliarios de alto riesgo.  Activos tóxicos generados inicialmente en Estados Unidos, pero repartidos por entidades financieras y fondos de inversión de todo el planeta.  El estallido de esas “hipotecas subprime”, pinchó la burbuja de especulación inmobiliaria, arrastrando al sector de la construcción y ralentizando el consumo de productos y servicios.  de la ralentización, a la desaceleración, la parálisis y la recesión.  El comercio, los servicios, el consumo, la propia industria han ido sumándose al proceso.

 

En un mundo globalizado ya no hay país que se salve de la quema.  Pero España y Madrid, reuníamos todas las papeletas para arder en el incendio de la crisis planetaria.  Un sistema productivo debilitado, con escasa inversión productiva y alta confianza en el sector inmobiliario, el suelo y el ladrillo.  Con productos poco innovadores y servicios de baja calidad.  Con alta creación de empleo, pero temporal y precario.  Con diferencial negativo en protección social con respecto a nuestros socios europeos.

 

Tras más de año y medio viendo llegar, crecer e instalarse la crisis económica entre nosotros, llama la atención que mientras el gobierno de la nación ha abierto puertas al diálogo social,  con empresarios y sindicatos, poniendo en marcha algunas medidas positivas junto a otras que no nos lo parecen tanto, con cierta dosis de improvisación y cambiando el gobierno en un intento de recuperar iniciativa y reforzar el diálogo social, incorporando a las Comunidades Autónomas y los Ayuntamientos a la lógica de la cooperación de las instituciones contra la crisis.  Llama la atención que la inacción del Gobierno Aguirre, le haya llevado a perder más de un año y medio para comenzar una negociación con empresarios y sindicatos para acordar un Plan de Choque contra la crisis.

 

Mientras tanto la cúpula patronal española y madrileña se atrinchera y regodea en fórmulas que sólo persiguen mayor precariedad laboral y desprotección social, frente a la crisis para mantener beneficios a costa de los trabajadores.  No otra cosa significa su propuesta de un contrato de despido barato.  Su pretensión de que los Expedientes de Regulación de empleo no cuenten con autorización administrativa previa.  Sus intentos de obtener más rebajas fiscales y menos cotizaciones sociales.  Su reclamación de más bonificaciones por contratar.  Su petición de más privatizaciones.  Medidas que no salvarán ni una sola empresa, pero que alargarán, prolongarán y endurecerán la crisis.  Sólo el miedo y los viejos vicios improductivos pero muy rentables guían los torpes pasos de estos patrones anacrónicos.

 

Frente a ello, CCOO, y UGT, reclamamos más protección por desempleo, más rentas activas para los parados, más reforzamiento de los salarios sociales, las rentas mínimas.  Más ayudas y avales para la financiación de familias, autónomos y pequeñas y medianas empresas en riesgo.

 

Reclamamos más fortalecimiento de los servicios públicos.  La sanidad, la educación, la atención a la dependencia.  Todo aquello que contribuye a evitar que las familias paguen los efectos de la crisis.

 

Exigimos un cambio del modelo productivo español y madrileño que fortalezca la base industrial, consolide los servicios y redefina el papel del sector de la construcción.  Un modelo que cuide el empleo estable, cualificado y de calidad.

 

Exigimos proteger a las personas y salvar las empresas y su empleo.  Sentar las bases de una economía sólida y con futuro.

 

La manifestación de este domingo en Madrid, a las 12 de la mañana, en Cibeles, sigue la estela de que las que CCOO y UGT hemos organizado en muchas otras regiones como Cataluña, Comunidad Valencia, Castilla la Mancha, Aragón o Andalucía.  Sigue la estela de las que manifestaciones o concentraciones que hemos protagonizado en Móstoles, Alcalá, Getafe, Arganda o Aranjuez en los últimos meses.

 

No es la primera, ni será la última porque los sindicatos de clase vamos a pelar con decisión y sin miedo a favor del empleo y la protección social, contra la crisis y el abuso empresarial.

 

Francisco Javier López Martín

Secretario General CCOO de Madrid

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: