LA ESPERANZA DEL ORGULLO FRIKI

mayo 27, 2009


El 25 de Mayo se celebró el Día del Orgullo Friki.  En Madrid tenemos motivos más que sobrados para sumarnos a esa celebración internacional. 

Friki, en una de sus acepciones más comunes, se aplica a la persona estrafalaria, excéntrica, extraña, extravagante.  En sentido más estricto hace referencia a la persona obsesionada por un tema hasta alcanzar el grado de fanatismo.

Originariamente, en su acepción inglesa (feak), el término definía a personas con algún tipo de deformidad o malformación.  La mujer barbuda, el hombre elefante, gigantes y enanos.  Es ahora, en tiempos recientes, cuando la extravagancia y los extravagantes, los especializados en una obsesión, cuando los frikis crean cultura, se aglutinan en subculturas y adquieren relevancia y peso propio en determinados órdenes de la sociedad.

El 25 de Mayo, se toma como referencia para conmemorar el Día del Orgullo Friki porque ese es el día en el que se estrenó La Guerra de las Galaxias  (episodio IV).  La ciencia-ficción, la informática, la mitología fantástica (el Señor de los Anillos), el manga, o los videojuegos.  Hemos asistido a la conversión de escenarios como el Festival de Eurovisión en un espacio musical para el Chiqui-Chiqui o los pollos cantores.

Madrid aporta un valor añadido a la cultura friki, sumando una nueva subcultura al universo friki: El mundo de la política.  La obsesión por el liberalismo ha llevado a Esperanza Aguirre a vestirse, día sí día también, de lideresa neoconservadora en lo ideológico y ultraliberal en lo económico.  Todo aquello que ya no se lleva ni en el mango de los paraguas en Estados Unidos.  Todo aquello que ha sido barrido de un plumazo por la crisis económica.

Sus ataques permanentes a los sindicatos y sus “liberados sindicales”, le llevan a obviar que ella es la “primera liberada” política de la Comunidad de Madrid, que su sueldo lo pagamos todos, para que sirva a todos y encauce la solución de nuestros problemas.

Su actitud con los sindicatos, con el Gobierno de la Nación, con la oposición política, con el Alcalde de Madrid, contra esto y aquello cuanto no coincida con sus planteamientos.  Sus extraños excesos excéntricos, convierten a Madrid no en la capital de España, sino en la periferia estrafalaria y extravagante, deforme y malformadora de todas las Españas.

Las instituciones autonómicas y organismos dependientes de ellas, Consejerías y Consejos, como el Económico y Social, empresas o entes, como Telemadrid, se han convertido en refugio privilegiado de subculturas frikis venidas de cualquier rincón de España.  Tertulianos, pseudoperiodístas, aznaristas, políticos fracasados, tránsfugas, intelectuales revirados.

Los ciudadanos y ciudadanas madrileños han elegido a Esperanza Aguirre para presidir una institución importante como la Comunidad de Madrid.  Obtuvo más de la mitad del respaldo electoral para representar políticamente a Madrid. Los sindicatos madrileños CCOO y UGT hemos obtenido más del 80 por ciento de la representación de los sindicatos que se presentan a elecciones en miles de empresas en nuestra Comunidad.  Ostentamos una amplia legitimidad y representación del mundo del trabajo y de la sociedad madrileña.

De liberado a liberada, menos agitar la caja de los truenos, menos frikismo político y, más diálogo, negociación y acuerdo, para sacar a Madrid de la crisis, con el menos daño posible para nuestra economía, nuestro empleo y nuestra cohesión social.

Si nos busca en la bronca nos encontrará, pero preferimos encontrarla en las mesas de negociación, aunque sea “a cara de friki”.

Francisco Javier López Martín
Secretario General CCOO de Madrid