ERE TRAS ERE

junio 14, 2009

La Encuesta de Población Activa (EPA) plantea que hemos perdido en Madrid 107.000 empleos netos. hemos generado 61.000 personas desempleadas más en el paro registrado. De ellas sólo 2,286 proceden de Expedientes de Regulación de Empleo. Que aumenten o no los Expedientes de Regulación de Empleo no parece a primera vista un hecho relevante y, sin embargo, lo es.

Hay que tener en cuenta que en una economía como la madrileña, con altos índices de temporalidad y precariedad, el primer ajuste económico se produce no renovando los contratos temporales. El despido individual es barato y fácil. Así se ha producido el primer ajuste de la crisis en sectores como la Construcción o los Servicios.

Cuando la crisis financiera, inmobiliaria y de consumo comienza a golpear a la producción industrial que necesita cualificación y empleo estable, que cuenta con representantes sindicales, el proceso de ajuste se convierte en colectivo y se realiza a través del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) o del Concurso (quiebra o suspensión de pagos).

Durante el primer trimestre de 2009 las personas afectadas por un ERE en Madrid son más que en todo el año 2008, es decir 13.791 personas, de las cuales 2.286 han visto extinguido su contrato y han pasado al paro.

En este primer trimestre el número de expedientes se ha multiplicado por más de 4 con respecto al mismo trimestre del año anterior y por cerca de 7 en el caso del número de trabajadores afectados.

La mayoría de esos ERES, terminan siendo pactados entre la empresa y los trabajadores, el 95,11 por ciento. La causa estriba en la amenaza permanente de ir a la quiebra, si no se abre camino al Expediente de Regulación de Empleo. Los trabajadores saben que el proceso de quiebra regulado por la Ley Concursal es muy peligroso porque les priva de derechos a cobrar deudas de la empresa y, durante meses, no podrán cobrar ni el paro, lo cual es inasumible para las familias trabajadoras.

En definitiva los representares de los trabajadores negociamos el ERE bajo la amenaza y la presión del cierre empresarial. Mejor un mal ERE que un buen cierre empresarial. Ahí nos ha colocado una ley concursal regida por criterios mercantilistas y no sociales.

La base industrial de estos Expedientes es fácilmente constatable. La mayoría proceden del Sur y del Corredor del Henares, los motores industriales de Madrid. Al tiempo, de las 13.791 personas afectadas, cerca de 12.000 proceden de sectores industriales del metal, la química, construcción, artes gráficas o automoción. La conclusión es evidente, la crisis está llegando al corazón industrial de Madrid.

El ejemplo de IVECO-Pegaso es el más llamativo, pero hay que tomar en cuenta que, junto al ERE planteado para los 3.000 trabajo de IVECO-Pegaso, hay otros 4.000 que pertenecen a industrias auxiliares o suministradoras de bienes o servicios a IVECO. Muchos de ellos serán víctimas del ERE de Pegaso.

El Gobierno Aguirre no puede seguir instalado en la desidia, la autocomplacencia, la insidia política. Desde CCOO hemos reclamado reiteradamente que es necesario impulsar el diálogo social frente a la crisis. Deberíamos contar cuanto antes en Madrid, con un instrumento participado por empresarios y sindicatos para detectar, seguir y actuar apoyando a empresas en dificultades.

Deberíamos acordar, cuanto antes, los protocolos de actuación con respecto a empresas que plantean una suspensión de pagos, una quiebra o un Expediente de Regulación de Empleo. No debería aprobarse un expediente que no cuente con su plan económico y un Plan Social.

El gobierno del PSOE y la oposición del PP, responsables directos de la aprobación e la ley concursal, deberían reformar la misma para garantizar el cobro de salarios adeudados y cotizaciones sociales de los trabajadores en cualquier proceso de quiebra o suspensión de pagos.

Los datos son alarmantes. Las soluciones deben ser urgentes. Por una vez, todos, gobierno y oposición, empresarios y sindicatos deberíamos actuar conjuntamente, para intentar salvar todo lo salvable en esta guerra descontrolada de la crisis global. Los madrileños lo necesitamos.

Francisco Javier López Martín
Secretario General CCOO de Madrid.

Anuncios

Así fue el 14 de Mayo (Parte 2)

junio 14, 2009