EL TONTO DE RAFAEL(Autorretrato burlesco)

junio 15, 2009


Por las calles, ¿quién aquél?
¡El tonto de Rafael¡
Tonto llovido del cielo,
del limbo, sin un ochavo.
Mal pollito colipavo
sin plumas, digo, sin pelo.
¡Pío –pic!, pica, y al vuelo
todos le pican a él.
¿Quién aquél?
¡El tonto de Rafael!

Vinieron un día a contarnos, hace meses que Esperanza Aguirre preparaba una reforma de la ley de Cajas de la Comunidad de Madrid. Que esa reforma contaba con el apoyo del Partido Socialista de Madrid y la UGT.  Que si además contaba con el apoyo de CCOO ya sería la repera.

La gente que sabe, sobre todo porque llevan años en las lides financieras, me alertaron de los riesgos.  Ni los ayuntamientos, ni Izquierda Unida, ni los trabajadores, ni los representantes de los impositores podían sentirse satisfechos.   Esperanza Aguirre se aseguraba el control político y partidista de la Caja durante los próximos seis años, por diferentes vías como la utilización de los representantes de la entidad fundadora (la Casa Real) o la designación directa de entidades representativas.

 Así que dijimos  no y con mis compañeros de la Federación de Comfia elaboramos una propuesta que aseguraba el equilibrio, la participación, la estabilidad y la autonomía de la segunda Caja de España y cuarta entidad financiera del país. 

Tan campante,  sin carrera,
no imperial, si tomatero,
grillo tomatero, pero
sin tomate en la grillera.
Canario de la fresquera,
no de alcoba o mirabel.
¿Quién aquél?
¡El tonto de Rafael!

El Gobierno Aguirre no digiere bien la critica y el conflicto que ha generado y, se le ha atragantado en el Consejo de Administración de Caja Madrid, en su Comisión de Control, entre las fuerzas políticas y sociales, en los recursos de Ayuntamientos y en el propio recurso de inconstitucionalidad presentado por el Gobierno de España.  UGT y CCOO, desde posiciones distintas mantenemos la necesidad de alcanzar un amplio consenso.

 A la vista de todo ello Aguirre encomienda a su Consejero Beteta elaborar una nueva Ley, sin problemas de inconstitucionalidad.  Beteta reinicia contactos, negociaciones, encuentros y todos parecemos pensar que tras las elecciones europeas se reunirá con todos y buscará el amplio acuerdo que reclamamos.  Así lo explicamos a los compañeros de nuestra Confederación y de COMFIA-CCOO.

Poco podríamos imaginar que, en un ejercicio de política maquiavélica, Aguirre preparaba en secreto una jugada maestra en Caja Madrid, reeditando un viejo acuerdo de reparto de poder interno en el Consejo de Administración.

Tontaina tonto del higo,
rodando por las esquinas
bolas, bolindres, pamplinas
y pimientos que no digo.
Mas nunca falta un amigo
que le mendigue un clavel.
¿Quién aquél?
¡El tonto de Rafael!

El mismo lunes, al día siguiente de las elecciones, mientras Rajoy celebra su triunfo, Aguirre se muestra eufórica de su éxito en Madrid, el POSE analiza su derrota, el PSM digiere su sonado fracaso e Izquierda Unida se muestra moderadamente satisfecha mientras mira de reojo su paso a cuarta fuerza política en Madrid, el Partido Popular de Aguirre firma un Acuerdo sobre Caja Madrid con Izquierda Unida de Madrid, la Federación Estatal de COMFIA y una siempre oportuna y oportunista Agrupación de Independientes.  Ahora que se sume el que quiera.  Jugada maestra de la política de la fractura, de la exclusión, de la mayoría crispadota, del todo vale y en política vale mentir.  Bien lo vale si se trata de controlar y decidir sobre los ingentes recursos que millones de españoles depositan en Cajamadrid.  Poder en estado puro.

Patos con gafas, en fila,
lo raptarán tontamente
en la berlina inconsciente
de San Hinojito el lila.
¿Qué runrún, qué retahíla
Sube el cretino eco fiel?
¡Oh, oh, pero si es aquél
el tonto de Rafael!

 Nos sentimos, a estas alturas, como Rafael Albertí y mira que hubo quien, anticipando milimétricamente la jugada, describió literalmente lo que iba a pasar.

Cajamadrid es una entidad financiera muy importante en España.    La crisis económica que vivimos nos obliga a repensar el modelo productivo español.  Necesitamos salvar empresas y familias.  Necesitamos reorganizar nuestro sistema de Cajas de Ahorros y asegurar su estabilidad, su altanería, sus objetivos sociales, su naturaleza jurídica, para  acometer estos retos y salir lo menos damnificados de esta crisis.

Lo tenemos que hacer sumando esfuerzos políticos y sociales, buscando acuerdos y consenso.  Defendiendo el interés general por encima de los intereses partidistas.  Restablecer el Acuerdo y el consenso es aún más esencial que antes, porque Caja Madrid no puede correr el más mínimo riesgo en un escenario económico tan complicado.  Todos, pero especialmente pequeñas empresas y familias, necesitamos una Caja sólida, atenta a nuestras necesidades.

Lo pensábamos antes, lo pensamos ahora y Rafael, a fin de cuentas, resultó no ser tan tonto.  Su vida fue larga y terminó retornando libre a una España que labraba su democracia.  Eso sí, en el mientras tanto … Marinero en tierra … Por las calles, ¿quién aquél? ¡El tonto de Rafael!

Francisco Javier López Martín
Secretario General CCOO de Madrid

Anuncios