VITRA VIVIENDA PARA TRABAJADORES

julio 7, 2009

Recientemente la cooperativa de viviendas VITRA, promovida por CCOO, ponía la primera piedra de una promoción de 310 viviendas protegidas de precio básico o de precio limitado en Rivas-Vaciamadrid. Cada familia que compra una vivienda de precio básico se ahorra un 50 por ciento con respecto al precio medio de una vivienda en Madrid. En el caso de la vivienda de precio limitado el ahorro es de un 30 por ciento sobre el precio medio.

En tiempos de crisis, cuando el sector inmobiliario –especulativo, vinculado directamente al sector financiero- especulativo, se hunde aparatosamente, la cooperativa de viviendas VITRA, que ha construido 30.000 viviendas en España, 8.000 de ellas en Madrid, a lo largo de los últimos veinte años y que, tan sólo en nuestra Región mantiene cerca de 1.100 viviendas en construcción o promoción, sigue demostrando que cuando otros se arredran, nosotros seguimos luchando por un derecho básico como el de la vivienda accesible para las clases populares.

VITRA, sigue haciendo bueno el lema de nuestro recientemente fallecido compañero Eusebio Calle, “no te acobardes”. Sigue siendo parte esencial de la convicción de CCOO de defender a los trabajadores en la empresa y en la sociedad. Defender a los trabajadores en la empresa y en la vida cotidiana. En nuestros derechos laborales y sociales.

La clave del éxito silencioso de VITRA estriba en la defensa de un proyecto cooperativo que huye de los riesgos, que genera confianza.

Unas cuantas reglas básicas que siempre hemos respetado. No iniciar ningún proyecto, si no hay suficientes familias comprometidas con el mismo. No mezclar recursos de cada promoción para no caer en una burbuja inversora que sólo puede acabar pinchando, arrastrando consigo los recursos personales de cuantos confían en el proyecto.

Encargar los proyectos a una gestora profesional, propiedad de CCOO. Contar con arquitectos rigurosos y serios. No entregar las obras a empresa que no aseguren la solvencia necesaria. La quiebra de una constructora es siempre un drama para los cooperativistas. La confianza de los cooperativistas en la seguridad de un proyecto en el que depositan la principal inversión de su vida, su viviendas es fundamental para el éxito de VITRA. La calidad de una vivienda de VITRA no tiene nada que envidiar a la vivienda libre construida justo al lado. Sólo es envidiable su precio.

Un proyecto de vivienda social como el de VITRA, necesita aliados también comprometidos y serios. Necesita de Ayuntamientos que piensen en el suelo no sólo como fuente de recursos, sino como un bien básico para que muchas familias puedan acceder a una vivienda a precio razonable. Que promuevan suelo para vivienda a precios no especulativos.

Necesita de entidades financieras que mantengan objetivos sociales. Que presten dinero a las familias para comprar una vivienda. Esa banca con fines sociales está muy bien representada por las Cajas de Ahorros. De ahí nuestra insistencia en que estas entidades financieras, mantengan su estabilidad sin caer en manos de ambiciones políticas como la que protagoniza Esperanza Aguirre en Cajamadrid. Autonomía, profesionalidad, fines sociales y máximo consenso en el gobierno de las Cajas, son elementos esenciales para que los ciudadanos puedan acceder a créditos para comprar una vivienda, o para que las empresas pequeñas y medianas salven su actividad económica y su empleo.

CCOO no nos vamos a acobardar ante la crisis. Tampoco en la defensa de un derecho constitucional como el de la vivienda. Pero necesitamos a nuestros gobiernos, nuestras instituciones, nuestras cajas de ahorros y bancos, comprometidos con la ciudadanía y no sólo con salvar su imagen, sus beneficios, o sus votos.

Eso es la política y la democracia. Lo demás es despotismo, arrogancia, demagogia, usura, que sólo pueden acabar en cosas peores.

Francisco Javier López Martín
Secretario General CCOO de Madrid