DELEGADA DEL GOBIERNO

julio 15, 2009


La Delegada del Gobierno en Madrid, Amparo Valcarce, se ha reunido con los empresarios y los sindicatos, con CEIM, UGT y CCOO. Era la primera reunión que manteníamos desde que la Delegada tomó posesión, pero como las relaciones institucionales deben ser algo más que formalidad obligada, Amparo Valcarce decidió dar cuenta en esta primera reunión de las aportaciones del Plan E, de inversiones del Estado en los Ayuntamientos, en nuestra Comunidad Autónoma.

Toda una declaración de intenciones que pone de relieve que el Gobierno del Estado quiere explicar a los madrileños los efectos de sus políticas en la Región Capital del Estado, desmontando así el discurso pedigüeño y victimista de la Presidenta autonómica.

Toda una declaración también de intención negociadora y dialogante con todos, en un momento en que Aguirre sólo quiere dialogar con los suyos, buscando la confrontación, la trinchera y la fractura, en lugar de promover un diálogo obligado y necesario a todas las bandas, en momentos de crisis. Para Aguirre los sindicatos son la oposición real a sus políticas y atacar los derechos y la libertad sindical, es esencial para mantener unidas sus filas, cada vez más deshilachadas y maltrechas a fuerza de despropósitos, agravios y malestares sembrados por doquiera que va, ya sea con la oposición, o con su propio partido, con sectores empresariales, vecinales, sindicales o en las propias entidades financieras, entrando como elefante en cacharrería en Caja de Madrid. Besos, abrazos, e inauguraciones proporcionan conocimiento y popularidad, pero no son suficientes para asegurar el buen gobierno.

Volvamos con la Delegada del Gobierno que explicó que en Madrid se han invertido 1.076 millones de Euros en 1.241 proyectos de obra pública en los 179 municipios de la Región. Las previsiones de emplear a 23.000 trabajadores se han multiplicado por dos hasta alcanzar los 54.000 empleos. Tan sólo el Ayuntamiento de Madrid se ha llevado 554 millones de euros. Unos Ayuntamientos acogotados por la crisis han podido acometer la rehabilitación de espacios públicos, la construcción de equipamientos básicos, culturales, educativos deportivos, sociales, sanitarios, o conservación del patrimonio, ahorro y eficiencia energética, movilidad y seguridad.

Empresarios y sindicatos coincidimos en la importancia para la actividad económica y el empleo del Plan E en nuestra Comunidad. Coincidimos en que el Segundo Plan E para 2010 debe suponer una apuesta no sólo para contener la crisis, sino para salir de ella reactivando la economía y asegurando la transición hacia un modelo económico más equilibrado, sostenible, estable y duradero.

La Delegada anunció que el nuevo Fondo de Inversión Local para 2010, estará dotado por más de 5.000 millones de euros para impulsar proyectos ambientales, tecnológicos, o sociales, vinculados a la atención a la dependencia.

No poco, como se ve, para una primera reunión institucional. No poco cuando en la Comunidad de Madrid hasta lo institucional es puesto en solfa por el Gobierno Regional. No poco cuando la propia Delegada del Gobierno aceptó la propuesta de CEIM, UGT y CCOO, de impulsar un diálogo estable y permanente de los madrileños y madrileñas con el Gobierno de la Nación, a través de su Delegada en Madrid. Porque en un Estado Autonómico, tan Estado es el Gobierno Central, como el Autonómico o el local. Los empresarios y sindicatos madrileños queremos dialogar con los Ayuntamientos, ya sea con el Getafe de Pedro Castro, el de Rivas de Pepe Masa, o el de Madrid de Gallardón. Queremos dialogar con una Comunidad gobernada por Aguirre sin perder la esperanza. Queremos dialogar con el Gobierno de la Nación porque de sus decisiones depende una buena parte del futuro de Madrid.

Dialogar sobre inversiones en infraestructuras, sobre la aplicación de la ley de atención a las personas dependientes, sobre políticas de inmigración, sobre prestaciones a los desempleados. Sobre políticas de vivienda o de fomento de la industria y la Investigación, Desarrollo, e innovación. Sobre financiación autonómica.

El tiempo dirá, pero la intención parece buena y la hemos saludado de forma positiva, tanto empresarios como sindicatos. En tiempos duros, en tiempos de crisis, es esencial dialogar, dialogar y al final, seguir dialogando, hasta encontrar puntos de coincidencia y acuerdo. Amparo Valcarce parece que lo ha entendido. La Presidenta Aguirre, parece que no tanto.

Francisco Javier López Martín
Secretario General CCOO de Madrid.