LA OPOSICIÓN EN EL DEBATE

septiembre 16, 2009

_MG_9655blog
La oposición, tanto de IU como del Partido Socialista, aprovecharon la brecha abierta por Esperanza Aguirre en su discurso. Frente a los idílicos planteamientos de un Madrid que va mal, pero mucho mejor que España, Europa y el mundo, la oposición planteó el fracaso del modelo económico ultraliberal que Aguirre representa en Madrid.

El motor económico madrileño depende excesivamente del monocultivo inmobiliario y de un sector servicios que necesita una revisión en profundidad.
El paro, el desplome económico de Madrid, son realidades sobre las que hay que actuar.

Las rebajas fiscales no son la solución, porque privan a la Administración Regional de los recursos necesarios para impulsar una inversión pública que supla la caída de las inversiones privadas en tiempos de crisis.

La oposición situó el reto del empleo como prioridad política, como compromiso ineludible en tiempo de crisis. Las más de 460.000 personas desempleadas merecen algo más que cursos de formación.

No faltaron referencias a los escándalos políticos permanentes en los que vive instalado el Gobierno Regional. La corrupción no puede pervivir beneficiándose de la lentitud de la justicia.

Combatir la crisis no puede pasar por beneficiar más a quién más tiene y desatender las necesidades de los trabajadores en situación de desempleo.

Atrasos, insuficiencias en la aplicación de la Ley de Dependencia, carencias en materia de financiación municipal, desatención a la igualdad de la mujer, la juventud y la integración de inmigrantes, que están sufriendo los golpes de la crisis.

Los costes sociales y económicos de la crisis son muy duros, los recursos mermados por las rebajas fiscales y las políticas públicas tienen serios problemas para abrir necesidades reales en materia sanitaria, educativa, o de servicios sociales.

Con respecto a la autoridad del profesorado, propuesta estrella de Aguirre para distraer el debate, tanto PSM como IU, aclararon que el problema real es el alto fracaso escolar en Madrid. La consideración legal como autoridad del profesorado es una entre otras muchas medidas necesarias para mejorar los resultados escolares. Medidas que no son originales, que han sido propuestas en otras Comunidades Autónomas, en el Estado y por parte de CCOO, UGT y la Federación de padres en una Iniciativa Legislativa Popular que fue rechazada sin debate en esta misma Asamblea de Madrid.

Ambos grupos reclamaron que si de verdad Aguirre quiere diálogo, se tomen en cuenta las propuestas de la oposición en las resoluciones que apruebe la Asamblea como conclusión del debate, sería ésta una buena base de partida para abordar los problemas de Madrid.
Aguirre, por su parte defendió sus políticas, denigró las de Zapatero, presumió de liberal, culpó al gasto público de todos los males. Se metió con el Alcalde de Getafe, bestia negra de la derecha que se siente aludida cuando se habla de “tontos de los cojones”. Intentó tapar el socavón del desempleo prometiendo más ayudas a los ricos para que creen puestos de trabajo. En fin, oyó a la oposición sin escuchar y volvió a prometer diálogo y a asumir las propuestas del adversario.

Buen ejercicio de esgrima parlamentaria, sabroso para tiempos ociosos, pero inútil, improcedente, casi obsceno en los tiempos que corren.
A los tertulianos les vendrá bien, porque hay mucha carnaza por medio. A los madrileños, mayoritariamente trabajadores, ni fú, ni fá, es decir, mal

Francisco Javier López Martín
Secretario General CCOO de Madrid