La danza de los nadie

octubre 15, 2009
Anuncios

Los nadies. Encuentro con Eduardo Galeano.

octubre 15, 2009

MIS ENCUENTROS CON GALEANO

octubre 15, 2009

Mis imágenes
Mi relación con Eduardo Galeano ha estado siempre marcada por un largo itinerario de encuentros no personales, aunque no por ello impersonales. Galeano publica en 1971 sus Venas abiertas de América Latina. No habiendo cumplido los quince, tuve que esperar algún tiempo para que un librero amigo, trabajador de la Barreiros en las mañanas y librero vocacional por las tardes, sacase del fondo de armario clandestino el libro y me lo entregara para saciar mis incipientes ansías bibliográficas. Allí, en la librería Espinela de Villaverde, me topé con el García Márquez de Cien años de Soledad, con el Cortázar que narraba Historias de Cronopios y de Famas o con el Orwell de Rebelión en la Granja. Una formación autodidacta dirigida, como correspondía a tiempos en los que había que buscar clandestinamente todo aquello que no llevara estampado el “nihil obstat”.

Había escuchado hablar de Mayo del 68, de la Guerra de Vietnam, de la Primavera de Praga, pero Las venas abiertas de América Latina coincidieron en mis lecturas con los golpes militares en Chile, Argentina, y Uruguay, con la Revolución de los Claveles en Portugal y con los últimos estertores de la dictadura franquista que decidió acabar como empezó: matando.

Recientemente, en una entrevista concedida a El País, Galeano nos recuerda que “Las Venas de América Latina siguen abiertas”. No es mala cosa, por tanto, que, aprovechando la V Cumbre de las Américas, Hugo Chávez, Presidente de Venezuela, regalase un ejemplar de Las venas Abiertas de América Latina al Presidente de los EEUU, Barack Obama.

Seguí, desde aquellos lejanos años, a Galeano en su prosa, su poesía y su ensayo. Me reencontré con él en la década de los noventa, de la mano de los jóvenes, de mis hijas, enamoradas de grupos como Extremoduro, Kortatu, o sus variantes en Joxe Ripian. En uno de los temas del grupo impulsado por Iñigo Muguruza, dedicado a Maracaibo, la voz de Eduardo Galeano hablaba de la utopía. Para eso sirve, para caminar.

Y de nuevo Galeano en un trabajo de Hechos contra el Decoro, que incluía en su cuadernillo el poema de Los nadies. Sueñan las pulgas con comprarse un perro y sueñan los nadies con salir de pobres.

Paseaba muchas tardes en bicicleta por los barrios del Sur de Madrid. Llegaba hasta la cuenca sucia del Manzanares, atravesando los Villaverdes, San Cristóbal, San Fermín. Escribía un poema junto al río y volvía. Ese poemario de aguas abajo recibió un premio en Lekumberri y fue editado con el nombre de La Tierra de los Nadie. Fue prologado por Indio Juan. Más exactamente utilicé la última intervención pública de Indio Juan, durante el Homenaje que le organizó el Ateneo 1º de Mayo de CCOO de Madrid, como prólogo del libro. Me pareció el mejor reconocimiento que podía rendir al Indio, otro de mis maestros de poesía y honestidad.

El Ateneo 1º de Mayo programó ayer mismo un Encuentro con Eduardo Galeano. De nuevo mi encuentro con Galeano ha tenido que ser no personal. De nuevo no impersonal. Un homenaje a un compañero de Alcalá, un comandante de los nadies, me ha impedido asistir al acto. Pero lo que he anunciado con empeño y he seguido en la distancia, he decidido transformar en crónica de mis encuentros con Galeano. Si no personales, ni impersonales, sí intensos, laboriosos, de una casualidad insistente, de una causalidad infalible.

Francisco Javier López Martín
Secretario General CCOO de Madrid


Utopía:Galeano en Karpe Diem

octubre 15, 2009

Ahí va la colaboración de Eduardo Galeano con los hermanos Muguruza de Joxe Ripiau. Pincha el enlace.

8667338


Los nadies por Eduardo Galeano

octubre 15, 2009

Las deudas de Gerardo

octubre 15, 2009

 

López Bulla reflexiona y pone sobre las deudas del Presidente de la CEOE. Viene bien escuchar la sabia voz del que fuera Secretario General de CCOO de Cataluña.