FUERZAS DEL TRABAJO DE LA CULTURA

octubre 30, 2009

culturatodos

Yunques sonad, enmudeced campanas.  Con esta reivindicación del trabajo a cargo de Don Antonio Machado, Luís García Montero inició el acto de entrega del Manifiesto del Mundo de la Cultura a CCOO y UGT.  Un manifiesto que han titulado, Otra política y otros valores para salir de la crisis.  No podemos dejar a las ambiciones del mercado, a la avaricia de los mercaderes, la construcción de este país.  No podemos dejarles la salida de esta crisis.  Los mercados, aún más descontrolados, desregulados, especuladores, sólo generan economías de casino, con las cartas marcadas, los dados cargados y la ruleta trucada.

 Una economía sólo pensada para los poderosos, que abandona a su suerte a los débiles, que individualiza las relaciones humanas y laborales.   Una economía que emponzoña y corrompe la política.  La sitúa al servicio de aventureros, defraudadores, mafiosos, especuladores.  La coloca a los piés de los caballos de todas las miserias y ambiciones humanas.  Degenera una de las actividades humanas más dignas.

 El trabajo decente, la vida digna, los derechos laborales y sociales, son una barrera, un muro sólido frente a los especuladores.  Más investigación, educación, democracia económica. Más igualdad de la mujer, y menos discriminación laboral. Más respeto a la igualdad de las personas y menos xenofobia, racismo y explotación laboral de las personas inmigrantes.  Más empleo decente para nuestros jóvenes menos precariedad, temporalidad, inseguridad e imposibilidad de emancipación.

 Más combate contra la pobreza. La desigualdad y los desequilibrios y menos abandono a su suerte de los más desfavorecidos.

 Necesitamos una política al servicio de la sociedad, impulsora del diálogo y la democratización de la economía.  Una política para las gentes y para su vida.  Una política que persiga a los corruptos hasta sus madrigueras y destruya los huevos de la serpiente, antes de que ésta se trague la política y a los políticos.

 Necesitamos empresarios emprendedores y no bucaneros y truhanes dispuestos siempre al asalto de la riqueza, pasando a cuchillo, si es necesario, a los pueblos. 

 La crisis es económica, pero también ecológica, de democracia, de valores de derechos humanos, de instituciones democráticas al servicio de intereses particulares.  Erradicar paraísos fiscales. Restituir la importancia de un reparto equitativo de las cargas fiscales. Economía productiva y sólida, empleo decente, sociedades cohesionadas.  La importancia del diálogo, la participación, la negociación, el acuerdo.  Regenerar la política para fortalecer la democracia.  Para ponerla al servicio de las personas.  Hay otra manera de entender y afrontar la salida de esta crisis con otra política, con otros valores.

 El Manifiesto de la Cultura dice cosas como éstas y es obra de cuantos con sus canciones, con su escritura, con su presencia en los escenarios, hacen que nos reconozcamos en nuestras vidas y en las vidas de otros.

 Es el Manifiesto de cuantos el 12 de Diciembre participaremos en la Movilización General, en la Manifestación que recorrerá Madrid.

 Si quieres leer el Manifiesto enlaza con Manifiesto de la Cultura contra la crisis.  Otra política, otros valores.

Francisco Javier López Martín
Secretario General de CCOO de Madrid

Anuncios

Salarios para salir de la crisis (V)

octubre 30, 2009


En una situación como la actual, con una inflación negativa, la posición de la patronal de congelar salarios, es suicida. Si además exigen abiertamente menor gasto público, el resultado sólo puede ser mayor caída de las ventas. Una agudización de la crisis para las empresas.

La congelación salarial, además de injusta, es tremendamente arriesgada para los propios empresarios.

Los salarios son una contención, un escudo y un freno para el avance de la crisis.

Un modelo como el español, con empleos precarios, bajos salarios, mileurismo crónico, es un modelo de baja productividad. De hecho los costes laborares son mucho más bajos y han crecido mucho menos que en los países nórdicos. Sin embargo las economías nórdicas son mucho más productivas y competitivas que la nuestra.

Medidas como subir el Salario Mínimo Interprofesional, reducir jornada laboral sin reducir salario, disminuir las figuras contractuales, regular mejor el mercado de trabajo (no desregularlo aún más), reforzar los contenidos y el papel de la negociación colectiva, pueden ser medidas que permitan contener la crisis y salir antes de ella.

Las teorías neoliberales no sólo no explican la realidad económica, sino que además esquivan el conflicto entre capital y trabajo, intentando laminar a la parte más débil.

El chantaje patronal permanente sobre los Costes Laborales Unitarios que, según ellos, jugarían a favor de la competitividad, se ha demostrado irreal y fracasado. Menos salarios no es más inversión, sino desgraciadamente más reparto de beneficios empresariales.

Vivimos una crisis dura, abrupta, en la que las subidas de la bolsa conviven con deflación y caídas del PIB. La congelación salarial sólo significa menos ventas y mayor recesión.

Frente a la irresponsabilidad patronal en la lucha contra la crisis, enrocada en posiciones neoliberales que consisten básicamente en salir de la crisis recomponiendo altos beneficios empresariales, cargando los costes sobre los salarios y los derechos de los trabajadores, CCOO y UGT vamos a defender el papel de la negociación colectiva, luchar por el desbloqueo de los convenios y reivindicar subidas salariales, moderadas, pero en torno a la previsión de inflación del 2 por ciento, que contribuyan a contener la crisis y abordar la reactivación económica.

Vamos a un trimestre furo, intenso en la lucha por salvar empresas, salvar empleo, combatir la crisis, desbloquear la negociación colectiva y abrir puertas a compromisos por el futuro. Un futuro de empleo, de cohesión social y de economía inversora, sólida, productiva y competitiva.

Francisco Javier López Martín
Secretario General CCOO de Madrid