AGUIRRE Y LA NADA


Resulta preocupante que el Gobierno Aguirre haga lo posible y lo imposible, para bien o para mal, por convertirse en protagonista mediático de cualquier acto y de cuanto se mueva en España o en Madrid.

Esperanza Aguirre basa su populismo en la utilización de abultados gastos de publicidad y propaganda y a la constante conversión de la Presidenta en la niña en el bautizo, el muerto en el entierro, y la novia en la boda.

El pasado 12 de Diciembre, una impresionante manifestación recorrió las calles de Madrid. Decenas o cientos de miles de trabajadores y trabajadoras (según atendamos a unos u otros medios), venidos de toda España, reclamaban compromisos y unidad frente a la crisis, protección para las personas, reconstrucción de un tejido económico sólido, competente y sostenible. Un reforzamiento de las inversiones públicas y la protección social.

Reclamábamos diálogo, para evitar la agudización del conflicto y para combatir la crisis. Diálogo en las empresas, reforzamiento de la negociación colectiva y diálogo en la sociedad.

El éxito de la convocatoria ha sido incuestionable. Hasta la furibunda reacción de la prensa, las radios y las televisiones de la derecha lo ponen de manifiesto. La burla aparece poco, la rabia se deja ver con excesiva frecuencia. Para estos tertulianos de buena boca y bien pagados y para quienes dirigen la orquesta de grillos, el fracaso produce burla, inquina y sorna, pero el éxito produce rabia, acompañada hasta el espumarajo en la boca.

Que lo hagan los bien mandados, los vividores del cuantioso dinero publicitario de Aguirre, los beneficiarios de concesiones de TDT monocolor de Aguirre, parece normal. Hasta humano. Es de bien nacidos ser agradecidos. Y los tertulianos son agradecidos o lo pagan perdiendo la tertulia.

Ahora bien, que lo haga el Consejero de Presidencia de la Comunidad de Madrid y Secretario General del Partido Popular de Madrid, insultando a los manifestantes, es ignorar el papel institucional que debería desempeñar. Las instituciones son precisamente quienes deben asegurar los derechos constitucionales. Hasta la Presidenta se sitió llamada a soltar espuma y llamar patéticos a los manifestantes. La utilización de Telemadrid bajo la dirección de Isabel Linares, mano mediática de paja de Aguirre, entra en lo inconstitucional, emitiendo imágenes de manifestaciones franquistas, mezclando informaciones sobre subvenciones a los sindicatos, viajes pagados, bocadillos, Gran Wyoming y el agredido presentador del informativo de la noche.

No sabemos quien le agredió, ni por qué, pero despreciamos todo tipo de agresiones. Lo que si sabemos es que Wyoming no tuvo nada que ver con el asunto, pese a las ligazones que, desde el primer momento, la Presidenta y su corte, intentan establecer, sin prueba policial alguna pero con éxito mediático garantizado.

Responsables institucionales no pueden llamar sinvergüenzas, vendidos, comprados, patéticos, traidores a los sindicatos ni a los sindicalistas ni a los manifestantes, porque supone ignorar artículos de la Constitución Española sobre libertad sindical, papel de los sindicatos y derecho a la manifestación. El Gobierno madrileño actúa de forma inconstitucional ignorando los derechos sindicales en la Constitución y las obligaciones constitucionales de los medios públicos de comunicación.

Si buscaba su foto en la Mani, Esperanza lo ha conseguido. Los insultos contra los manifestantes y la utilización de Telemadrid de forma abusiva vuelven a situar a Esperanza Aguirre en el centro. En el centro de su nada.

Francisco Javier López Martín
Secretario General CCOO de Madrid.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: