SECUELAS DE LA NIEVE EN MADRID

enero 15, 2010

El pasado 29 de Diciembre Esperanza Aguirre firmó por la mañana un Acuerdo con CEIM, UGT y CCOO.  Tras años de sequía casi absoluta del diálogo social en Madrid, en los que sólo hemos salvado algunos contenidos de actuaciones en materia de empleo o salud laboral.  Tras varias declaraciones de intenciones para impulsar el diálogo social.  Tras varias cartas remitidas por CEIM, UGT y CCOO a la Presidenta para desbloquear el diálogo social, hemos coincidido en dos objetivos puntuales, pero no menores.  Para afrontar la crisis y salir de ella, hay que defender y potenciar nuestra industria y apostar por la innovación y la investigación en torno a nuestros productos y servicios.

Así lo firmamos y afirmamos el día 29 por la mañana, con la esperanza, nunca perdida, de que tras estos dos temas, podamos afrontar otros compromisos ineludibles como el empleo, la atención a los parados, la sanidad, la educación, la atención a las situaciones de dependencia, la consolidación de otros sectores como la construcción, los servicios o la agricultura, pequeña en Madrid, pero muy activa.

Esa misma tarde la Presidenta reúne a sus Consejeros y en rueda de prensa acusa a Zapatero del dramático año que ha vivido la economía madrileña.  Como parte del guión presenta el Acuerdo firmado por la mañana como muestra de buena sintonía con los sindicatos y, de remate, cuela el “anacronismo” de que existan “liberados sindicales” en tiempos de crisis.  Lo cual  equivale a poner en cuestión que haya Presidenta, Consejeros, Viceconsejeros o Directores Generales, Alcaldes, Concejales, asesores, conductores de coches oficiales, cargos de confianza y demás liberados políticos… en tiempos de crisis.

Dejó pasar los Reyes Magos y volvió con fuerzas renovadas.  Volvió a reunir a sus consejeros,  el viernes 7, en nueva rueda de prensa y explicó las prioridades para 2010.  cargó de nuevo contra Zapatero por su política catastrófica y sectarista a la que culpabilizó de la crisis y retornó al dogmatismo de sus propuestas, anunciando más rebajas fiscales, más privatizaciones, más libertad de horarios de apertura para las grandes superficies, más hospitales privados y menos justicia gratuita.

De remate, acusó a Zapatero de hacer “seguidismo de los sindicatos”, y nombró a Cándido Méndez “vicepresidente del ejecutivo de Rodríguez Zapatero”.  Frente a ello expresó su convicción profunda de que hay que hacer lo contrario:  “bajar los impuestos, en vez de subirlos y reducir el gasto público, en vez de dispararlo”.

Siguiendo la estela presidencial, el vicepresidente Ignacio González anunció que la privatización del Canal de Isabel II sigue en marcha.  Al día siguiente, para no ser menos, el Consejero de Economía, Antonio Beteta, calificó de “cobarde” la actitud del Presidente Zapatero frente a la crisis.

Menos mal que llegó la nevada y algo se salvó de la quema y Aguirre reconoció que, en este caso, en esta ocasión y sin que sirva de precedente, o para que sirva de precedente, la colaboración con el Ministerio de Fomento ha sido excelente.

Si a ello le añadimos que el mismo día de la nevada el Consejero de Presidencia Francisco Granados, en un hueco libre en sus labores de coordinación de las tareas de Emergencia contra la nieve, firmó un acuerdo con UGT, CCOO y Partido Socialista de Madrid, para poner fin al conflicto de más de un año en Cajamadrid, sólo queda desear que siga nevando sobre Madrid y que se cumpla el conocido refrán: Año de nieves, año de bienes.  A lo mejor el Señor Granados es capaz hasta de desbloquear el convenios colectivo y el acuerdo de funcionarios que lleva dos años atascado.

Francisco Javier López Martín

Secretario General CCOO de Madrid


¿Para qué una reforma laboral?

enero 15, 2010

Atento a cuanto se mueve López Bulla nos induce a leer este artículo sobre la Reforma Laboral a cargo de Miquel Falguera.