LA SANIDAD ESTÁ QUE TRINA


Aparece en un medio de comunicación acostumbrado a las exclusivas, hasta el punto de hacerlas aparecer como fruto de la investigación propia, una noticia, informando que el Ministerio de Sanidad no recurrirá la Ley de creación de un Área Única Sanitaria en Madrid. Tan exclusivas que, al día siguiente, las agencias preguntan quién, cómo, cuándo y por qué se ha producido tan inesperada noticia.

Hace poco tiempo, no más de una semana, UGT y CCOO de Madrid nos entrevistábamos con la Ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, la misma que se midió con Gallardón en tristes circunstancias, si tenemos en cuenta que fue allá por la época del Tamayazo, el primer golpe de Estado Autonómico de la democracia española, cuyos responsables siguen campando a sus anchas por el territorio patrio, sin que nadie haya sido capaz de desentrañar la trama golpista. “La Trini”, así conocida en todo Madrid, perdió en buena lid frente a Gallardón, mientras Simancas ganaba en buena lid a Esperanza Aguirre y terminó exiliado en un oscuro escaño del Senado, mientras su sillón de Presidente acabó siendo ocupado por una exultante Esperanza Aguirre, conocida en todo Madrid como “la Espe”.

Pues bien, la Trini, que terminó siendo ministra, nos recibe en sede ministerial. No está previsto que comparezca ante la prensa, pero hay tanto prensa, que la Ministra termina compareciendo, para anunciar que atenderá la petición de los sindicatos y que el Ministerio estudia presentar recurso contra el Área Única Sanitaria decretada por Aguirre.

Tomás Gómez, Secretario General del Partido Socialista en Madrid pica el anzuelo y anuncia que habrá recurso contra el Área Única Sanitaria, durante su encuentro con diversas organizaciones sociales de la Sanidad Madrileña.

¿Qué ha pasado a lo largo de esta semana para que la Ministra no presente recursos y anuncie que, eso sí, velará para que los reglamentos de la ley respeten la Ley General de Sanidad?

¿Qué ocurrió a lo largo de la entrevista mantenida entre la Ministra y el Consejero de Sanidad madrileño, a lo largo de la semana pasada, tras la cual el Señor Güemes se manifestó convencido de que no había recurso?

¿Qué nos hemos perdido por el camino para terminar con el líder de la oposición madrileña nuevamente desautorizado por su propio partido y manifestando su decepción?

Cosas de la política, de la alta política, de la política “de estado” –así con minúsculas y entre comillas.

Porque, veamos, nadie le pidió a la Ministra que recurriera la ley autonómica, ni que anunciara tal posibilidad públicamente. Tan sólo que interviniera, desde sus competencias, para asegurar que no habrá deterioro de la calidad de la Sanidad madrileña, ni pérdida de la equidad, ni ruptura de un sistema sanitario, que es uno de los bienes públicos mejor valorados por la ciudadanía.

Se lo pedimos a la Ministra porque creemos sinceramente, conociendo a actores políticos como el Seños Güemes, que el ahorro, la mejora de la gestión, o la libre elección de médico, que ya existe, por ciento, no presiden sus actos. De hecho para elegir libremente médico no hay que desmontar de arriba abajo la ordenación sanitaria madrileña.

Más bien nos tememos que, tras la Unificación de las 11 áreas actuales en una sola, se esconde la oportunidad de crear un solo y único mercado sanitario, manteniendo las zonas básicas de salud para ir entregando en bandeja de plata, en dosis asimilables, a la iniciativa privada, los hospitales, la atención especializada y los centros de salud. Coincidimos en estos planteamientos con muchas organizaciones sociales. Con la Federación Regional de Vecinos, con asociaciones médicas, científicas y de profesionales sanitarios.

Permitir la aplicación de estas políticas supone romper el Sistema Nacional de Salud. Fractura un derecho de todos los españoles es fracturar España. De eso se trata, de la coherencia, unidad y equidad del sistema sanitario público.

La política es complicada, exige equilibrios y compromisos. Hay quien afirma, yo lo he escuchado, que en política vale mentir. Sin embargo soy de los que piensa que en la política y en la vida no todo vale.

La ciudadanía y los trabajadores madrileños apreciamos el valor de nuestra sanidad. Ha costado mucho que contemos con un sistema de salud público, gratuito, universal. Un sistema que admite y necesita cambios, adaptaciones, mejoras. Pero que necesita que sean acometidos desde el acuerdo, el consenso, la negociación. En ningún caso desde la imposición y aún menos por la vía de entregar los cuantiosos recursos públicos a los mercaderes expertos en convertir en beneficios la necesidad de las gentes.

Una vez más, la política de salón demuestra no estar a la altura de las necesidades de la gente. Estamos acostumbrados. Una vez más a estas alturas no importa. Forma parte de la vida misma. Esa vida, que siempre se abre paso.

Francisco Javier López Martín
Secretario General de CCOO de Madrid

Anuncios

One Response to LA SANIDAD ESTÁ QUE TRINA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: