DIARIO 2010-02-15: PRESUPUESTOS

febrero 16, 2010


CCOOO hemos celebrado unas Jornadas sobre “Presupuestos, políticas públicas y participación sindical en un contexto de crisis”.  Acosados como viven los políticos por la inmediatez de su actos; las declaraciones públicas; las promesas electorales; las inauguraciones y las segundas, terceras y sucesivas reinauguraciones; la presencia en los medios de comunicación; la noticia del día a día; las comidas, cenas y desayunos protocolarios o “de trabajo”; no les queda margen para prestar atención y reflexionar sobre la que se nos viene encima y las soluciones reales, que no el parcheo, para los problemas reales.

Sesión de preguntas parlamentarias, esgrima parlamentaria.  Debate del estado de la Nación, la Región, promesas estrella, que la vorágine informativa habrá diluido en pocos días.  Pese a todo lo cual, prestamos oídos, tiempo y esfuerzo al seguimiento de la agenda informativa de nuestros políticos.

Mientras tanto, dejamos pasar, con muy escasa atención, el debate sobre los Presupuestos.  Sin embargo es, a mi juicio, el principal debate del año.

Hechos son amores y no buenas razones.  Los Presupuestos son los hechos.  Lo que no esté presupuestado no se hará y la labor de un Gobierno se mide por las prioridades presupuestarias de las que se dota.  Prioridades a las desgravaciones fiscales para las rentas más altas, o persecución del fraude fiscal.  Educación y sanidad o publicad para inauguraciones.  Empleo y reactivación económica o recursos descontrolados e incontrolables para pagar servicios públicos entregados a gestión privada.

El juicio de valor sobre las políticas y los políticos no debería proceder tanto de sus declaraciones, anuncios y marketing publicitario,  sino de sus compromisos con prioridades presupuestarias a la medida de las necesidades reales de la ciudadanía.

Ese juicio, en Madrid, no es bueno.  Reducir los presupuestos regionales en momentos de crisis.  Reducir las inversiones públicas, cuando la inversión privada caen en picado.  Reducir las partidas  del Servicio Regional de Empleo, cuando el paro aumenta de forma imparable.  Seguir bajando impuestos y exigir, al tiempo. mayores aportaciones de recursos del Estado  Central.  Disminuir el dinero para lo público, mientras crecen las partidas para el sector privado que gestiona servios públicos, es, simple y llanamente, una política suicida para Madrid y esquilmadora para los madrileños.

Cuando además hablamos de Madrid, capital del Estado, algo funciona mal.  No se entiende que quien debiera mantener la máxima coherencia y vertebrar a España, dedique tanto esfuerzo a partir la columna vertebral del Estado, que no es otra que la igualdad y calidad de los Servicios y prestaciones públicas para todos los españoles.

A fin de cuentas los derechos son el Estado y donde no hay derechos compartidos e iguales, simplemente no hay Estado, ni patria, ni nada.  Sólo horda.  La igualdad de derechos necesita recursos públicos y la asignación de los recursos se llama Presupuesto.  El Presupuesto sería así la dotación efectiva de los derechos.  Un mal Presupuesto es pérdida de derechos.  Desgraciadamente en Madrid, se cuente lo que se cuente, se diga lo que se diga, el Presupuesto es malo y los derechos cada vez menos.

Francisco Javier López Martín
Secretario General CCOO de Madrid

Anuncios

UN PLAN DE CHOQUE CONTRA EL PARO

febrero 16, 2010

Hace unos diez meses, los Secretarios Generales de UGT y CCOO de Madrid decíamos que, al ritmo de crecimiento que el paro comenzaba a tener, podríamos alcanzar las 500.000 personas desempleadas en Madrid, a finales de 2009.

Parecía catastrófico hace casi un año decir esto. La verdad es que nuestro catastrofismo se ha limitado a esas menos de 2.000 personas que nos separan de las 500.000 personas desempleadas a finales del año pasado. Un año desastroso que hemos culminado con más de 498.000 personas desempleadas, tomando datos de la Encuesta de Población Activa.

Cada vez que hemos pedido a Esperanza Aguirre que preste mayor atención las personas desempleadas, hemos topado con la negativa, sustentada en planteamientos del corte de que, para combatir el paro, hay que crear empleo y no dar ayudas a los parados. Y para crear empleo hay que facilitar los despidos y bajar impuestos a los que más tienen, para así animarles a invertir en empresa y crear empleo.

La lógica autodenominada liberal es perversa. En primer lugar, porque mientras se crea y no se crea empleo, parece necesario no dejar en la estacada a 500.000 personas paradas, de las cuales 150.000 carecen de todo tipo de prestación. Hasta desde el punto de vista rconómico, no conviene olvidar que estos 500.000 madrileños y madrileñas disminuyen drásticamente su consumo de bienes y servicios y la economía se resiente.

De otra parte, porque los ricos y los empresarios sólo invierten si existen expectativas de beneficios. En tiempos de crisis las expectativas disminuyen y las bajadas de impuestos generalizadas para las rentas altas, no significan más actividad económica, ni más empleo. Tan sólo más seguridad para las rentas altas.

Por eso CCOO y UGT, en plena campaña de organización de la Manifestación del 12 de Diciembre, nos dirigimos, por enésima vez, a la Consejería de Empleo y Mujer de la Comunidad de Madrid, reclamando fortalecer las políticas de empleo y formación dependientes de la Comunidad de Madrid, negociando un Acuerdo de Empleo, un Plan de Choque contra le Paro en la Región.

Proponíamos algunas medidas como no debilitar los Presupuestos de la Consejería de Empleo en tiempos de crisis, especialmente las partidas destinadas al Servicio Regional de Empleo, que de manera incomprensible, retroceden en los Presupuestos Autonómicos para 2010.

Igualmente planteábamos medidas específicas para los colectivos más afectados por el paro. Mujeres, jóvenes, inmigrantes, mayores de 45 años. Es necesario reforzar la eficacia de los procesos de formación, intermediación con las empresa y búsqueda de empleo para estas personas desempleadas.

Denunciábamos que el Servicio Regional de Empleo se ha convertido en un instrumento desaprovechado, que ni tan siquiera reúne regularmente su Consejo de Administración, impidiendo el cumplimiento de las tareas y competencias que la Ley asigna a esta institución.

Cortar la sangría de empleo, defender el futuro de las empresas y el empleo, proteger a las personas desempleadas, potenciar una economía madrileña más solvente y sólida, deberían ser las prioridades del Acuerdo por el Empleo que CCOO y UGT planteamos para Madrid.

Es cierto que el Gobierno Regional, desde su Consejería de Economía, ha abierto las puertas a la firma de un Acuerdo en materia de industria y de innovación, pero las políticas de empleo siguen aparcadas, como si los problemas de las personas desempleadas fueran una variable insustancial de la situación económica. La carta ha sido contestada con el silencio administrativo que, como bien sabemos, es siempre negativo en Madrid, salvo para los empresarios.

La crisis económica fue primero crisis inmobiliaria y financiera. Inmediatamente tuvo repercusiones en el comercio, en el consumo, extendiéndose al conjunto de los servicios y, por último, a la industria. Por el camino se ha llevado por delante mucho empleo temporal y precario generado a lo largo de los últimos años.

La crisis económica es ya crisis profunda de empleo y lleva camino, si se prolonga en el tiempo, de convertirse en crisis social que fracture a la sociedad, agudizando no sólo los conflictos laborales, sino generalizando el conflicto social.

Las políticas públicas deben acudir a taponar la fractura. Es esencial que Aguirre se ponga las pilas y negocie medidas en materia de empleo y atención a las personas desempleadas. Es su responsabilidad de gobernante y ni debe ni puede esperar, porque ya hemos perdido demasiado tiempo. Necesitamos un Plan de Choque contra el paro.

Francisco Javier López Martín
Secretario General de CCOO de Madrid


La lógica de las pensiones

febrero 16, 2010

Jordi Sevilla publica en su blog un interesante artículo sobre el futuro de las pensiones. Ante un debate abierto opiniones abiertas.