CUADERNOS DE DÍA 2010-02-18. INSTITUTO LABORAL


He asistido hoy a unas Jornadas organizadas por los mediadores de CCOO en el Instituto Laboral de la Comunidad de Madrid. ¿Quiénes son los mediadores y qué es un Instituto Laboral?

Los Institutos Laborales de las distintas Comunidades Autónomas, se crean para atender a una necesidad en las empresas. Cuando existe un conflicto en la empresa por impago de salarios, por regulación de la jornada, vacaciones, o por incumplimiento del convenio colectivo, los delegados sindicales que representan a los trabajadores y trabajadoras intentan negociar una salida con las empresas, una solución, que no siempre es posible. El camino, en ese momento es la huelga y/o la demanda ante los tribunales de justicia.

La huelga es dura y su resultado es siempre imprevisible. Los juzgados son lentos y, aunque te creas sobrado de razón y de razones legales, también son imprevisibles en sus sentencias. Unas veces ganas y otras pierdes. CCOO, UGT y los empresarios, coincidimos en la necesidad de crear un instrumento, al que voluntariamente pudieran acudir empresarios y trabajadores, en el caso de conflicto, en busca de mediación, arbitraje y/o acuerdo, sin necesidad de recurrir a los tribunales, o antes de acudir a esos u otros recursos legales como la manifestación o la huelga.

Cientos de casos se someten cada año a la consideración del Instituto Laboral de la Comunidad de Madrid. Muchos de ellos encuentran vías de solución en la mediación del Instituto. No siempre es así, pero muchas horas de huelga, muchas horas de trabajo de los juzgados, mucho enconamiento de los conflictos, se han ahorrado gracias a la labor de juntar a empresarios y representantes de los trabajadores, ante los mediadores del Instituto Laboral. Ahorro de dinero, ahorro de tiempo, ahorro de crispación, fortalecimiento del diálogo como forma de solucionar los conflictos.

Los jueces y magistrados reconocen esta labor y el propio Consejo General del Poder Judicial estudia fórmulas de mayor colaboración con los Instituto Laborales. Los Gobiernos autonómicos financian el trabajo de los Institutos Laborales, porque ese pequeño gasto, genera mucho ahorro en justicia, en horas de huelga, y conflictividad en las empresas.

Sin embargo, la realidad autonómica de nuestro Estado, ha hecho que las fórmulas de creación de Institutos Laborales hayan sido muy amplias. Servicios, Consejos, organismos autónomos, fundaciones. Sus problemas de financiación son importantes en algunas Comunidades Autónomas como Madrid, donde el retraso en pagos comprometidos y presupuestados, se traduce en cuellos de botella financieros que comprometen el día a día del Instituto.

Cuando hay quienes cuestionan el papel, la necesidad y el trabajo de los sindicatos, solemos escuchar afirmaciones como “yo no necesito al sindicato nunca”. No es así. El convenio por el que se rige tu trabajo, tu salario, tu jornada, tus vacaciones, tus horas extras y tu contrato, dependen de que tu sindicato haya podido o no alcanzar un buen convenio colectivo. Cuando hay un conflicto con la empresa, tu sindicato negocia con las empresa, y llega a un acuerdo, o convoca movilizaciones o huelgas, presenta demandas ante los tribunales, o intenta solucionarlo, utilizando instrumentos como el Instituto Laboral.

Los mediadores del Instituto Laboral son representantes de CCOO, UGT y de los empresarios, con experiencia en negociación y en mediación, que intentan buscar salidas razonables al problema que se ha producido en una empresa. Que se forman para realizar esta tarea. Que no buscan favorecer a una de las partes, sino alcanzar un acuerdo razonable y justo entre quienes no han encontrado vías para la solución del conflicto.

Salgo del encuentro aún más convencido de la necesidad de promover y potenciar el Instituto Laboral. Convencido de que es necesario, urgentemente, consolidar y ampliar sus competencias y fortalecer sus recursos para facilitar, en tiempos de crisis, las vías no judiciales de superación del conflicto en las empresas.

Francisco Javier López Martín
Secretario General de CCOO de Madrid

Anuncios

2 Responses to CUADERNOS DE DÍA 2010-02-18. INSTITUTO LABORAL

  1. Pedro Del Castillo dice:

    El sindicalismo actual lleva implícito la negociación. Pero no deja de sorprender que alguna de las partes en conflicto no atienda a la ley; situación que se suele presentar al comienzo del conflicto. No me parece mal que, cuando hay diferencias, se apele a un tercero que trate de construir una salida equitativa; pero depende. Realmente todos somos víctimas pero unos más que otros. Es más vulnerable el que depende de su esfuerzo, el trabajador, que el empresario. El trabajador puede llegar a perder su manera de ganarse el pan; para el empresario no constituye una situación de riesgo personal tener que prescindir de un trabajador; la cosa se complica más cuando el conflicto es colectivo, pero el empresario sea cual sea la solución del problema no verá alterada dramáticamente su vida como sí le pasa al trabajador. Una cosa que llama poderosamente la atención es que si un trabajador genera un daño irreparable, en los medios de producción –por despiste o por mala leche-, y se demuestra, tiene asegurado su castigo (normalmente el despido y la vergüenza de no haber sido un buen profesional); mientras que si un empresario, por su mala gestión, termina con la empresa y como consecuencia se para la actividad, abandona a su suerte a los trabajadores, con todo lo que conlleva, pero se va de rositas. Hay múltiples ejemplos de empresas que han quebrado y cuyos responsables rápidamente vuelven a sus actividades empresariales. A nadie le resulta extraño. Ya es hora de exigir al empresario la posesión de la cualificación profesional adecuada como para asegurar que su actividad sea factible y sostenible. Descartemos y persigamos “empresaurios” cuya actividad es la perversa especulación que tiene las terribles consecuencias evidentes del momento.
    Salud

    • ccooblog dice:

      Salud, Pedro, buenas reflexiones. No hay sindicato sin negociación, como no hay sindicato sin organización d elos trabajadores y sin fuerza para sentarse a la mesa de negociación. No hay sindicato sin movilización de voluntades, esfuerzos y mucho trabajo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: