AGUIRRE CONTRA LA CRISIS (VII): El debate estéril

Esperanza Aguirre, ha perdido una oportunidad única de sumar esfuerzos frente a la crisis.

El 23 de Febrero los grupos parlamentarios de la Asamblea de Madrid acometían el debate contra la crisis. Un día en el que los trabajadores madrileños salían a las calles para exigir salidas juntas contra la crisis que no deben pasar por el recorte de derechos sociales como las pensiones.

Eso de iniciar las grandes reformas que España necesita anunciando la ampliación de la edad de jubilación a los 67 años, sonaría a broma cruel, si no fuera porque la formula el Gobierno de la Nación y cuanta con corifeos como el inefable Mafo y Esperanza Aguirre.

El inefable Mafo, alias Gobernador del Banco de España, de sueldo misterioso y desconocido, tal vez harto de roer el hueso de unos banqueros que no se dejan reformar y que son capaces de cambiar al mismísimo Gobernador del Banco de España, si se pone tonto, ha emprendido día sí, día no, la tarea de alentar, publicitar y propagar la buena nueva de reformar las pensiones y el mercado laboral.

En cuanto a Esperanza Aguirre, embarcada en su cruzada nacional-liberalista, con frentes abiertos en la línea marianista, zapatista, gallardonista, sindicalista o anticastrista, entre otros muchos, se ha convertido en una experta en bombas de racimo y aprovecha cada ocasión para sembrar de titulares vistosos el solar patrio.

Así lo hizo en el debate sobre la crisis que celebró la Asamblea de Madrid. Nada de ayudar a los parados, aunque sí ayuda a los compradores de coches de alta gama. Nada de ayudar a familias sin recursos, aunque sí un poquito a las familias numerosas y un mucho a los que invierten sus dineros en las privilegiadas sociedades de inversión de capitales llamadas SICAV, donde meten sus dineros los ricos para ganar mucho y tributar poco.

Nada de ayudar a los jóvenes parados, aunque un poquito a los jóvenes empresarios.

En definitiva, aprovechó el debate para reclamar reformas laborales reformas de las pensiones, o energía nuclear en España. Eso sí, no dijo qué localidad madrileña pondrá la central nuclear, o si la pondrá en la Sierra de Guadarrama para convertirla definitivamente en Parque Nacional de Alta Seguridad.

Aguirre aprovecho el debate, para situarse en mitad del debate nacional, alineándose con las posiciones más duras frente a los trabajadores, pero desaprovechó la ocasión para buscar acuerdos, alianzas, consensos, frente a los retos que Madrid tiene por delante. Retos que tienen que ver con el futuro de nuestra economía y nuestro modelo productivo. Con la necesidad de salvar empresas y empleo. Con la urgencia de proteger a las familias y las personas golpeadas por la crisis. Con dotarnos de un modelo fiscal más equitativo y justo y un sistema bancario más atento a Madrid y sus gentes y menos al enriquecimiento especulativo.

Perdió Madrid y ganó la España de charanga y pandereta. Allí en el debate estaban la patronal y la Cámara de Comercio, como invitados de postín. Los sindicatos no fueron invitados. Toda una declaración de intenciones.

Francisco Javier López Martín
Secretario General CCOO de Madrid

Anuncios

One Response to AGUIRRE CONTRA LA CRISIS (VII): El debate estéril

  1. Pedro Del Castillo dice:

    Querido Secretario General, querido compañero, querido Javier:
    Desde hace días te leo en el blog y citas a todos estos mangantes y sus fechorías.
    Entiendo tu frustración, que a veces parece impotencia. Pero, con todo mi respeto ¿No sería mejor que emitiéramos propuestas para paliar y resolver los problemas generados por esta pandilla de avaros? Estamos en condiciones de ser persuasivos y que la sociedad nos escuche. Las Comisiones Obreras somos la mayor organización social. Somos muchos más que ellos, que son pocos y cobardes, que siguen planteando propuestas locales –siempre las mismas, que ya aburren- a problemas globales. Creo que tenemos que empujar más; para que se les meta el miedo en el cuerpo a estos profesionales del negocio del miedo, que sientan que pueden perder sus posiciones de poder. Ese poder etéreo que tienen y que pueden perder en las elecciones. Hay que aunar esfuerzos para hacerles caer, que desaparezcan de las instituciones. No nos merecemos esto. El capitalismo es un sistema obsoleto y suicida. No se puede basar el sistema en la explotación hasta la extenuación de la naturaleza, dejando todo lleno de basura. No se puede basar el sistema en que el motor de la economía sea la avaricia y la especulación. De estos suicidas no se puede esperar nada y menos la solución a una situación que ellos han provocado y fomentado. Capitalismo ni el de estado.
    Salud

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: