CRISIS, POBREZA Y MERCADO LABORAL


Antes de empezar esta crisis, cuando la economía iba como un tiro y el empleo, aunque precario y temporal, seguía creciendo, nadie planteaba en reformar el mercado laboral. En aquellos momentos ya denunciábamos que el reparto de la riqueza que se generaba era tremendamente desigual y por ende injusto.

La mitad, prácticamente, de los asalariados madrileños percibían rentas salariales inferiores a dos veces el Salario Mínimo Interprofesional. En términos prácticos suponía cobrar una nómina anual inferior a los 15.145 euros brutos, o entre 12.500 y 13.900 euros netos al año. En función de la situación familiar del asalariado. Estamos hablando de casi 1.500.000 asalariados y asalariadas, con una mayor presencia de mujeres (más del 52 por ciento), pese a su menor peso en el número de asalariados.

Porque la discriminación juega en contra de las mujeres, los jóvenes o los inmigrantes. Sexo, edad y origen. Los menores de 18 años mantienen ingresos anuales medios que no llegan a los 4.000 euros y los de entre 18 y 25, superan levemente los 8.000 euros anuales. Son literalmente trabajadores pobres. Lo mismo ocurre con las mujeres que trabajan en sectores como servicios a las empresas, comercio u hostelería. Las frías cifras dicen que uno/una de cada tres trabajadores o trabajadoras en Madrid, cobra salarios por debajo del umbral de la pobreza.

No existen aún datos disponibles oficiales que permitan valorar los efectos de la crisis sobre las rentas salariales declaradas. Probablemente las medias y los porcentajes sean más favorables, precisamente porque el empleo destruido es mayoritariamente temporal, precario y mal pagado.

Sin embargo, la realidad será más cruda para muchas personas y familias que, habiendo perdido el empleo y las prestaciones por desempleo, hayan traspasado la frontera de la pobreza.

Llegada la crisis, el peor efecto de la misma es la pérdida de rentas por el desempleo. Es entonces, cuando viendo crecer el paro mes tras mes, los más tontos aparentemente, los más listos en la realidad, miran el dedo que señala la luna. Miran las consecuencias en lugar de las raíces de la crisis. Una economía que necesita crear empleo precario, temporal y mal pagado para crecer y generar altos beneficios, no es una economía sana y por eso ahora resistimos peor que otros la crisis económica.

El problema no es de mercado laboral, o dicho de otra manera, habrá que corregir un mercado laboral precarizado, tras abordar el fortalecimiento real de la economía y solucionar sus ineficacias e ineficiencias.

Por ejemplo unos bancos que, con mayor ahorro de los españoles, no dan crédito a las empresas y familias que lo necesitan, precisan de una reforma urgente. Un sistema fiscal mantenido por los consumidores finales y los trabajadores, mientras la economía sumergida y el fraude fiscal campan a sus anchas, merece ser reformado. Una economía con baja inversión tecnológica y poca innovación, frente a la mucha especulación financiera e inmobiliaria, merecería un repaso en profundidad. Que mientras dura la crisis y la crisis durará, las familias vean atendidas sus necesidades básicas y asegurada la protección social, parece que debería formar parte de las prioridades políticas del Estado.

No creo que sea mucho pedir, pero para algunos son exigencias inaceptables e inasumibles y, arropados por tertulianos y medios de comunicación afines, acorralan a la opinión pública y abocan una sola salida, consistente en combatir el paro con reformas laborales, que para ellos significan empleo más temporal, más precario y con menos salarios.

El debate es el de siempre. El de una España que tiene que elegir entre reformar sus estructuras económicas para pesar en un mundo globalizado, o una España que da un paso atrás y se atrinchera en un pasado de fáciles, abundantes y rápidas ganancias, que no volverá, por más que precaricemos el trabajo y la vida de la ciudadanía. No hay más.

Francisco Javier López Martín
Secretario General CCOO de Madrid

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: