MUERE SARAMAGO, VIVA SARAMAGO.


Leí a Saramago, por primera vez, en su Historia del cerco de Lisboa. Tomaba apuntes del trasiego del corrector por las calles de Alfama, siguiendo los restos de la muralla. La Historia es tan sólo lo que queda escrito. El escritor decide lo que fue o lo que no fue. Pero siempre hay un corrector, que decide corregir, o no, al escritor. Cambiar un sí por un no, un no por un sí y la historia cambia y el amor que pudo no ser, resulta que fue. El amor lo cambia todo. Porque es del corrector enamorado el que mueve los cambios en la Historia.

Tras casi cada historia de Saramago, el contador de historias, se encuentra un sí por un no, un no por un sí. Un si no pudiéramos ver, si no muriéramos, si no votáramos … qué pasaría.

La capacidad de cambiar la historia, aunque sólo sea en las historias y la memoria. La memoria en la segunda novela que leí de Saramago, alzado del Suelo. Todo cuanto he leído después han sido atrevidas variaciones sobre la historia y la fidelidad a la memoria. Dos voluntades que le han permitido transitar los años con dignidad. Con esa mezcla tan atractiva y elegante de compromiso y escepticismo.

Tal vez por eso recibe hoy el homenaje de su pueblo y de los pueblos. Tal vez por eso, aún en el momento de la muerte, que abre un paréntesis hasta en los más enconados debates (ha muerto un hombre, silencio, respeto), el Vaticano no ha podido evitar el exabrupto, clamando por la ideología antirreligiosa del autor del Evangelio según Jesucristo o Caín. Denigrando su pertinaz fe en el materialismo histórico, alias marxismo. Su “materialismo libertario”.

Una vez más, muchos cristianos se sentirán lejos de tales juicios vaticanos. Ni todos los cristianos son la inquisición. Ni todos en el Islam son fundamentalistas. Ni todos e en el marxismo son estalinistas.

El pueblo de Madrid ha tenido sobradas muestras de afecto y compromiso de ese José Saramago, que supo estar con nosotros, en persona o con su palabra, gritando, No a la Guerra. En los atentados del 11-S. En el Campamento de la Esperanza, o en el reciente homenaje a Marcos Ana. En cada momento en que el compromiso o el dolor le reclamaron a nuestro lado.

Leí por primera vez a Saramago, su Historia del cerco de Lisboa, en un caluroso verano, tomando apuntes de su andadura por los restos de muralla de Lisboa. Descubriendo esa escritura al modo del contador de historias donde reflexión, monólogo, diálogo, descripción, se integran apasionando al público.

Desde entonces he seguido su andadura y su caminar, me ha acompañado, como ha acompañado a tantas otras personas. Como nos seguirá acompañando su elegancia, su compromiso, su voluntad de cambiar la historia, su sano, imprescindible, escepticismo.

Vienen tiempos duros para los pueblos, para las gentes. Tiempos para releer a Saramago. Muere Saramago, viva Saramago en todos y cada uno de los suyos. En todos y cada uno de nosotros.

Francisco Javier López Martín
Secretario General CCOO de Madrid

Anuncios

2 Responses to MUERE SARAMAGO, VIVA SARAMAGO.

  1. tino dice:

    estimado Javier, ¡Y cómo disfutabamos con aquellas primeras lecturas de Saramago!. En una entrevista, al Nobel ya, le preguntaban si era casualidad que algunos de sus personajes tuvieran una falta, dolencia o carencia en el lado izquiero de su cuerpo, tenían paralizado el brazo izquierdo, una cojera en la pierna izquierda…, hasta la pobre Blimunda, del Memorial del Convento ( que fue el primero que leí , recomendado por Mendez padre de Cuesta Moyano). Contestó rápido el Maestro : No, no escasualidad, por supuesto. Representa la carencia de los valores sociales y solidarios que completan a una persona.
    Gracías y un abrazo, Javier

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: