GOLPE DE ESTADO AL MARCO CONSTITUCIONAL


La Constitución Española dice:

Articulo. 1.- España se constituye en un Estado Social y democrático de Derecho que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político.

Artículo 6.- Los partidos políticos expresan el pluralismo político, concurren a la formación y manifestación de la voluntad popular y son instrumento fundamental para la participación política. Su creación y el ejercicio de su actividad son libres dentro del respeto a la Constitución y a la Ley.

Artículo 7.-Los sindicatos de trabajadores y las asociaciones empresariales contribuyen a la defensa y promoción de los intereses económicos y sociales que le son propios. Su creación y el ejercicio de su actividad son libres dentro del respeto a la Constitución y a la Ley.

Artículo 9.2.-Corresponde a los poderes públicos promover las condiciones para la libertad y la igualdad del individuo y de los grupos en que se integra sean reales y efectivas; remover los obstáculos que impidan o dificulten su plenitud y facilitar la participación de todos los ciudadanos en la vida política, económica, cultural y social.

Los Estados democráticos y constitucionales surgen de las revoluciones liberales. Implican la separación de la Iglesia y el Estado y la autonomía de la sociedad con respecto al Estado. No todos los Estados democráticos y constitucionales incorporan la definición de Estado Social. La Constitución española lo extrae de la Alemana, que fue inmediatamente posterior a la Guerra Mundial.

Así pues, constitucionalmente, partidos, empresarios, sindicatos y otros grupos, vertebran política, económica, social y culturalmente, desde la participación real y efectiva.

La libertad de expresión y de información tienen reconocimiento constitucional, siempre que respeten los derechos y deberes fundamentales.

La construcción de los derechos democráticos y constitucionales, en España, partía de cero en el momento de aprobarse la Constitución, hace casi 32 años. La integración en la Unión Europea supuso, entre otras cosas, establecer elementos de referencia para el ejercicio de esos derechos constitucionales. Hemos tenido ocasión, en la Escuela de Verano de CCOO de Madrid, de repasar elementos esenciales del papel del Estado. La fiscalidad, el papel del sistema financiero, las políticas públicas, las políticas de I+D+i, la protección social, las pensiones, las política educativa, sanitaria, los servicios públicos, los servicios sociales. El empleo y o la economía sostenible.

Un repaso en profundidad que hay que referenciar en la situación de crisis que vivimos. Una crisis global. Una crisis originada en el sistema financiero que ha desembarcado en todos los sectores económicos.

El carácter financiero de la crisis ha puesto de relieve los peligros de la libre circulación de capitales, sin control, sin regulación, pero también ha tenido como consecuencia, poner en evidencia el poder de los mercados financieros en la determinación y configuración de un orden mundial

Tras un primer desconcierto de los mercados financieros internacionales, afectados por inversiones especulativas adquiridas por bancos, y fondos de inversión de todo el planeta, pero de forma muy importante por bancos españoles y europeos. Los mercados han recuperado la batuta, dispuestos a obtener ganancias y beneficios de la crisis económica y remover las dificultades para seguir obteniéndolos.

La crisis se desencadena en 2007, en Estados Unidos. Los mercados han tardado 2008 y 2009 para recomponer su figura. Han utilizado recursos ingentes de los Estados para avalar sus inversiones especulativas, para evitar el desplome del sistema financiero, para devolver confianza en los mercados.

En 2010, cuando lo esperable sería que unos mercados mejor regulados, permitieran destinar recursos a dar confianza a la economía y comenzar a generar empleo, nos encontramos con la debilidad de la Unión Europea en sus políticas económicas y en la propia construcción política.

Afectados por movimientos especulativos de los mercados financieros los PIIGS fueron los primeros amenazados por la retirada de confianza … de los mercados. El ataque sobre Grecia no fue respondido por la Unión europea desde la Unidad y la firmeza.

Muy al contrario Irlanda, Portugal, Italia y España han tenido que seguir el ejemplo Griego.

Sin embargo, es que los mercados han fijado su objetivo sobre Europa. El modelo social, no sólo la protección social, sino el propio modelo constitucional de los países europeos, es un obstáculo para los mercados. Democracias hay unas cuantas en el mundo, pero democracias asentadas en derechos individuales y colectivos efectivos no hay tantas y Europa ha sido declarada modelo a extinguir. Alemania, Francia, Gran Bretaña y por supuesto, países como Hungría, se han visto forzados a emprender ajustes.

Europa sabe que los ajustes retrasan la salida de la crisis y la generación de empleo. Sin embargo se pliegan a las exigencias de los mercados.

España suma a la crisis una deficiente construcción del Estado del Bienestar. Un ineficiente sistema financiero, que no garantiza su papel de intermediar entre ahorro y crédito. Un sistema fiscal que permite la evasión de impuestos y la economía sumergida. Una escasa inversión en I+D+i. Un sistema productivo incapaz de garantizar un crecimiento sostenible. Un mercado de trabajo fracturado, precarizado y con alta temporalidad.

Si Europa se enfrenta al reto de superar la crisis, manteniendo las bases del Estado del Bienestar, ese mismo reto se convierte en auténtica proeza en una España que no ha sido capaz de completar el recorrido de sus derechos constitucionales.

La política de recortes de derechos laborales y sociales es alentada y alimentada por una derecha ultramontana que pretende reducir al Estado a su mínima expresión, para favorecer la ley de la selva, la libre actuación de los mercados depredadores.

Los recortes de derechos laborales y sociales constituyen un auténtico golpe de Estado contra el marco constitucional del que nos dotamos los españoles hace ya casi 32 años.

Por eso la Movilización Europea del 29 de Septiembre se expresará en España en una Huelga General en todo el país. Porque la democracia y el Estado Social, no pueden ser el precio de la salida de la crisis, sino muy al contrario, su reforzamiento es condición indispensable para superar esa crisis, con más empleo y una economía más sólida y menos especulativa.

Francisco Javier López Martín
Secretario General de CCOO de Madrid

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: