LA CES LLAMA A LA MOVILIZACIÓN EUROPEA

La crisis ha hundido a Europa produciendo 23 millones de parados y paradas en el continente, precarizando el empleo y aumentando la tensión social.

Los gobiernos europeos han tomado la senda de la austeridad, el combate contra el déficit público, los recortes presupuestarios y del gasto público, debilitando la protección social, procediendo como en España al recorte de derechos laborales.

Sin embargo una estrategia de choque basada en bajar la inversión pública nos lanza derechos hacia la recesión económica. Debilitar el poder adquisitivo aleja aún más las perspectivas de recuperación económica y castiga a millones de personas. Los Gobiernos, sin embargo, se muestras insensibles a esta situación castigando a sus pueblos a pagar dos veces la factura de la crisis. Sin embargo, no por ello han conseguido calmar a los mercados financieros. La tasa de paro sigue siendo muy elevada, el crecimiento muy débil y los ajustes no harán sino retrasar la salida de la crisis.

Los Gobiernos han invertido cientos de miles de millones de euros en salvar al sistema financiero y ahora el mismo somete a presiones inaceptables a los Gobiernos. Grecia, Portugal, España, Italia o Irlanda son buena muestra de ello.

Los trabajadores europeos no podemos aceptar, sin más, esta situación. Por eso reclamamos un gobierno económico europeo que no incida sólo en los gastos, sino que introduzca mecanismos para incrementar la recaudación fiscal, estableciendo un impuesto sobre transacciones financieras, impuestos sobre las primas a altos ejecutivos, o emisión de eurobonos.

El objetivo prioritario debe ser reducir el desempleo, especialmente en los colectivos más vulnerables y precarizados.

Es necesario que mercado único y derechos sociales en la unión Europea sean compatibles y permitan proteger a los trabajadores, asegurar los servicios públicos, abordar los problemas de evasión fiscal y economía sumergida, aumentando y reforzando la coordinación fiscal y estableciendo controles a operaciones abusivas de algunas entidades financieras.

Regular las finanzas y asegurar la protección social son más urgentes que las políticas de ajuste de gasto.

No podemos tolerar ajustes impuestos, empleos precarios, mercados de trabajo desregulados, retrocesos en protección social, que permita la pobreza y exclusión social.

Necesitamos empleos de calidad, formación para los trabajadores, salarios decentes, pensiones dignas, respeto al Estado Social, diálogo social, servicios públicos y sociales de calidad.

Necesitamos una Europa del empleo, de la justicia social, que juegue su papel en el mundo a favor de un desarrollo equilibrado y sostenible. Por eso la Confederación Europea de Sindicatos (CES) ha convocado el 29 de septiembre una Jornada de Acción Europea, con movilizaciones en cada país y la celebración de una gran manifestación en Bruselas. En España celebraremos la Jornada con una Huelga General.

Francisco Javier López Martín
Secretario General de CCOO de Madrid

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: