29-S: Pensionistas hacia la Huelga


Rodiezmo era el lugar donde Zapatero iniciaba su curso político, como Quintanilla de Onésimo (antes de la Guerra, Quintanilla de Abajo) era el lugar donde Aznar cenaba con sus afiliados y simpatizantes, jugaba una partidita de cartas y se daba un baño de multitudes que abría su curso político.

Baños de multitudes que daban por cerrado el periodo vacacional  e infunden confianza al líder para abordar el duro año que se avecina.

Pero nada es eterno y, tal como el amante de Onésimo perdió para el partido su Quintanilla, que pasó a otras manos en las municipales de 2007, ahora Zapatero se apresta a perder Rodiezmo, el lugar donde anunciaba anualmente la subida de las pensiones y su vocación social inquebrantable.

No es que piense que el uno haya perdido su Onésimo, ni el otro su vocación social.  Sólo pienso que el miedo es mal consejero y que la globalización y la crisis, el terror universal, hacen muy difícil no sumirse en la esquizofrenia de mantener los principios y aceptar, al tiempo, la “lógica” universal de los recortes sociales.

Este año no hay nada que anunciar en Rodiezmo y parece oportuno y preferible no ir.  Sería difícilmente justificable explicar que con una pensión media de 780 euros y con un sistema de pensiones que presenta superávit, se congelen las pensiones.

Difícil dar por bueno el incumplimiento del Pacto de Toledo que ha garantizado la salud de las pensiones desde 1995 y hasta en los peores momentos de esta crisis. O la eliminación del régimen transitorio en la aplicación del periodo de cálculo de la pensión, de forma que será más difícil acceder a una pensión de jubilación.

Que se hayan aumentado las dificultades para la jubilación parcial, incumpliendo así los Acuerdos de Diálogo Social en esta materia, firmados en 2006.

Difícil hacer entender los anuncios reiterados, e intenciones declaradas, de ampliar la edad de jubilación de 65 a 67 años, o el periodo de cálculo de la pensión a 20 años.

Estas cosas sólo las pueden entender y aplaudir eso que llaman “los mercados”, que vienen a ser como lobbies de presión global y globalizados, aunque con sedes locales, e intereses no siempre coincidentes.

Por eso los pensionistas de hoy y los que esperamos serlo mañana secundaremos la Huelga General del 29 de Septiembre.  Por eso, sea en Quintanilla o en Rodiezmo, diremos NO a “los mercaderes”, al poder absoluto de “los mercados” sobre nuestras vidas, nuestro trabajo, nuestra vejez.  No a cuantos, atenazados por el miedo, se pliegan a las exigencias del mundo financiero y endurecen, recortan y reforman siempre a los mismos, mientras se muestran complacientes y comprensivos con las grandes fortunas y los causantes de la crisis.  Los pensionistas, el 29-S, estarán en la Huelga General.

Francisco Javier López Martín

Secretario General de CCOO de Madrid

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: