29-S: El país que queremos ser

Allá por el mes de Mayo, al calor de las reacciones de los trabajadores ante los Planes de Ajuste, los recortes salariales a los empleados públicos, las congelaciones de pensiones y reformas laborales, Zapatero anunció que en breves semanas subiría los impuestos a los más ricos, a las rentas altas.

Era una declaración casi obligada, para intentar dejar una señal de que los esfuerzos para salir de la crisis iban a ser compartidos entre las rentas del trabajo y del capital.

Pero han pasado los meses y Zapatero sigue dudando. Tan pronto un Ministro anuncia que hay que subir los impuestos como es corregido por una Ministra, más autorizada en asuntos económicos, que prefiere dejar las cosas como están.

Los países que han realizado reformas, a causa de la crisis, han incluido aumentos de impuestos, porque parece evidente que para corregir el déficit, no hay que actuar sólo sobre los gastos, sino también sobre los ingresos. Por eso recortan gastos de forma más o menos acertada y aumentan los ingresos, vía impuestos.

Con sus ajustes y recortes, el Gobierno cree haber pacificado a los mercados. Pero los mercados son insaciables. Ellos trajeron la crisis y quieren salir indemnes de la misma. Por eso, tras las iniciativas europeas para apuntalar la deuda de los países de la Unión, forzando recortes de gasto público y social en países como Irlanda, Gracia, Portugal, Italia, o España, los “mercados”, es decir bancos e inversores, han recompuesto su estrategia durante el verano y han vuelto a alentar el fantasma de la crisis, sembrando el temor sobre la solvencia de países como el nuestro.

Vuelven los ataques a los bonos irlandeses, portugueses y griegos. De nada ha servido el fondo de rescate de 750.000 millones de euros de la Unión europea. De nada han servido los Test de Estrés, aplicados a las entidades financieras para valorar su solvencia. Los bonos irlandeses vuelven a ser castigados por las dificultades de su sistema financiero y la carga sobre el país que supondrá recatarlo. Irlanda que ha hecho “los deberes” y aplicado recortes y sacrificios desde el primer momento, vuelva a ver rebajado su “rating”. La banca irlandesa ha superado el test de estrés, pero “los mercados” siguen sin confiar.

Hasta los mejor situados, los alemanes, se enfrentan a problemas de financiación, si tenemos en cuenta que la rentabilidad de los bonos alemanes alcanza mínimos históricos de rentabilidad.

Los “mercados” están al acecho, que es tanto como decir que los especuladores, siguen utilizando la crisis para hacer caja en cada movimiento de acoso y derribo.

Por eso gobiernos como el Español y el resto de gobiernos europeos deberían tomar buena nota y apoyarse mutuamente, adoptar estrategias compartidas, repartir el esfuerzo sin temor a exigir esos mismos esfuerzos equilibrados a quienes viven de rentas de capital. Evitar el deterioro de las inversiones públicas, mantener el gasto social, apostar por el empleo y la educación.

El 29-S toda Europa vivirá una Jornada de Movilización. España vivirá una Huelga General. Zapatero puede corregir el rumbo o sacar pecho, mantenella y no enmendalla.

Si hace esto último, sólo conseguirá alargar la crisis, forzar a sacrificios cada vez mayores a toda la población, contribuir al debilitamiento de Europa en el concierto mundial. Agudizar las tensiones sociales. En definitiva hundir el barco y al capital con él.

El 29-S España tiene una cita que decidirá el camino para salir de la crisis. De un lado el pueblo, del otro los especuladores.

Francisco Javier López Martín
Secretario General de CCOO de Madrid

Anuncios

4 Responses to 29-S: El país que queremos ser

  1. Alfon dice:

    Zapatero ha pillado el virus Monclovita de los seis años. El 29S debe ser la vacuna, que él ha buscado que se le ponga en vena. Si sigue en sus trece, lo mismo no es vírico y es infeccioso, con lo que habría que recurrir a antibióticos. Y ya se sabe que los tratamientos con antibióticos te dejan hecho unos zorros.

  2. Rober. Getafe dice:

    El 29-S huelga SigloXXI. No puede funcionar el internet. Habrá ardillas cobardes, esquiroles. La huelga será un éxito cuando nadie pueda conectarse a internet.
    Internet es la clave.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: