29-S: Contra el despido barato.

septiembre 13, 2010


Uno de los cambios importantes de la Reforma Laboral es que se facilita el despido expres. Lo explico. Antes de la Reforma un despido sin carta de despido justificada, sin abono inmediato de la indemnización legal, sin comunicación a los representantes de los trabajadores, era un despido nulo, con derecho a readmisión inmediata.

Ahora ya no. El trabajador o trabajadora no puede exigir la readmisión y es la empresa la que decide readmitir o pagar una indemnización. El despido ya no es nulo, sino improcedente. Se facilita así el denominado “despido expres”, aunque no se cumplan las garantías del procedimiento. El despido se convierte en libre. El empresario se ahorra los salarios de tramitación y el contrato fijo pasa a ser un contrato con despido de bajo coste.

Porque las medidas de despido fácil se ven arropadas por medidas de despido barato en la Reforma Zapatero. Así en empresas de menos de 25 trabajadores (es decir el 98 por ciento de las empresas del país), el empresario pagará 12 días por año trabajado de indemnización por despido a sus trabajadores fijos, con un tope máximo de salario de un año. Los otros 8 días hasta 20 los pagará el FOGASA, el Fondo de Garantía Salarial.

En cuanto a los nuevos contratos, aunque se denominen fijos, y aunque las empresas tengan más de 25 trabajadores, el empresario sólo pagará 8 días de salario. Eso aunque la empresa reconozca que el despido es arbitrario y sin causa.

A más a más, antes la empresa debía notificar el despido objetivo con 30 días. Ese plazo se rebaja ahora a 15 días.

Aún dirán, visto lo visto, que esta Reforma Laboral es inocua. Que no perjudica excesivamente a los trabajadores. Que se han quedado cortos y que habrá que ir a nuevas reformas, aún más precarizadotas del empleo, que faciliten más el despido, que nos coloquen aún más a los pies de los caballos de una clase empresarial acostumbrada al beneficio fácil y especulativo. Habrá quien diga que la Huelga General es excesiva.

Nos jugamos mucho, para nosotras y nosotros, como trabajadores de hoy y para nuestros hijos e hijas, como trabajadores de mañana. Por eso la Huelga General es necesaria, está plenamente justificada y va a ser seguida masivamente por los trabajadores y trabajadoras en toda España.

Francisco Javier López Martín
Secretario General de CCOO de Madrid

Anuncios