SALUD LABORAL DE CHILE A MADRID

Se inauguró hace unos días el 3º Congreso de Prevención de Riesgos Laborales de la Comunidad de Madrid.  Cerca de 1.200 asistentes se han inscrito en este Congreso.  Una buena muestra del interés, la preocupación, la vocación de muchas personas de trabajar en la prevención de riesgos laborales. Son técnicos de prevención, delegados y delegadas sindicales de salud laboral en las empresas.  Son profesionales de la universidad, responsables de mutuas, responsables empresariales, profesores de formación profesional, secundaria y universidades, estudiantes.

Se inicia el Congreso el mismo día en que concluye el rescate de los 33 mineros enterrados hace 69 días en el desierto de Atacama.  Unos mineros hoy globales y globalizados.  Acaban de renacer y ya han sido invitados a  asistir a partidos de fútbol en diversos países con gastos pagados.  Un filántropo inmensamente rico ha donado más de 8.000 euros a cada uno de ellos.  Se bajarán ya documentales y películas sobre los mineros chilenos.  Hasta una “señorita” se ha ofrecido a organizarles pases individuales de desnudo integral. 

Sin embargo, los mineros recién alumbrados de nuevo, nos recuerdan: No nos traten como artistas, somos mineros.  Nos recuerdan que el gasto y el espectáculo, se podrían haber ahorrado si se hubieran realizado los gastos necesarios en prevención.  Dicen los mineros, por boca de uno de ellos, el sindicalista Mario Sepúlveda, que, nadie debe olvidar que la experiencia debe servir para que los dirigentes de este país cambien las relaciones laborales.  Los sistemas de seguridad de las compañías mineras, para evitar accidentes como el provocado.

Dicen también los mineros que, no sólo por ellos, sino por los miles de chilenos que soportan jornadas de 60 horas semanales, con bajos salarios y pésimas condiciones laborales, que multiplican los accidentes y muertos en el trabajo.

Desde el interior de la mina, su mensaje ya había sido claro, dirigido al pueblo entero:  La familia minera, amigos míos, no es aquella familia que conocieron hace 100 ó 150 años.  Hoy día el minero es educado, es un minero con el que se puede hablar, es un minero que puede sacar pecho, compadre, y se puede sentar a cualquier mesa de Chile.

Un mensaje de dignidad al que en España no somos ajenos.   Tan sólo en Madrid, en lo que va de año, han muerto 2,5 veces más trabajadores que los liberados de la mina en Chile.

La crisis, pese a la pérdida de empleos, produce más accidentes mortales y precisamente en sectores como la construcción o la industria.

Las empresas que prestan servicios de prevención a otras empresas han perdido empleos.  Los recortes de gastos generales de las empresas no resisten a la tentación de reducir costes en salud laboral.  La Reforma Laboral impuesta por el Gobierno precariza aún más el empleo y las condiciones de trabajo.   Colectivos como el de los inmigrantes son invisibilizados. Además de que muchos accidentes no se notifican y pasan a las estadísticas como accidentes comunes, no laborales.

Precisamente es en momentos de crisis cuando hay que reforzar los instrumentos de prevención como el Instituto Regional de Salud y Seguridad en el Trabajo.  Como el Plan Director de Prevención de Riesgos Laborales.  Cuando hay que reforzar la Inspección de Trabajo para perseguir la economía irregular y los incumplimientos de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales.

Ahora es cuando hay que poner en valor con mayor intensidad ámbitos de cooperación entre jueces, fiscales, gobiernos, y sindicatos para perseguir los delitos contra la vida, la salud y la seguridad de los trabajadores.  No sólo para prevenir el accidente.  También para prevenir la enfermedad profesional. 

Me viene a la cabeza una anécdota contada por Dario Fo.  Con ocasión de la representación de una obra de teatro en un pueblecito del Piamonte, se encuentran entre el público algunos trabajadores de la FIAT. 

En la obra aparece un personaje que representa a un trabajador que pule chapa de vehículos.  Las vibraciones de la pulidora le provocan impotencia.  Algo muy difícil de reconocer y justificar ante su esposa.  Por eso inventa historias increíbles, que hacen que la esposa sospeche de su fidelidad.

Al finalizar la obra, un trabajador de la FIAT, pulidor de chapa, levanta la mano para intervenir.  Dice que, desde hace unos meses, en mi casa hay tormenta.  Mi mujer está convencida de que tengo una amante.  Mira a su mujer y le dice, Ves querida.  La vedad es lo que acabas de ver.  Ese obrero soy yo.

Un silencio terrible inunda la sala.  El hombre se sienta y rompe a llorar.

El accidente laboral, la muerte, la enfermedad profesional no son parte de un destino escrito, ineludible, inevitable.  Un destino de puestos de trabajo indecentes, formas indignas de vida, precariedad laboral y social.  Ese destino tiene marcha atrás, tiene otras alternativas.  Es lo que hemos reclamado los trabajadores y trabajadoras españoles el pasado 29 de Septiembre, en la Huelga General.

Hoy, más que nunca, el esfuerzo individual y colectivo.  La cooperación entre las instituciones.  La voluntad de las personas, encaminada a proteger el derecho a la salud y seguridad en el trabajo.  La reflexión, el conocimiento y la acción decidida, son imprescindibles para evitar que la salud laboral se convierta en un oximoron, un término contradictorio en sí mismo.

Eso depende de nosotros y no de las fuerzas descontroladas de los mercados. 

De Atacama a Madrid y de Shangai a Johannesburgo.

Francisco Javier López Martín

Secretario General de CCOO de Madrid.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: