JOSEFINA SAMPER Y MARCELINO

noviembre 2, 2010


No se entiende a Josefina sin Marcelino.  Tampoco se puede explicar a Marcelino sin Josefina.  Cuentan los más cercanos a los dos que aquella noche en que Marcelino murió, Josefina quedó sumida en una especie de serena confusión.  Se acercaba a ver a su amigo, su compañero, su amor de toda una vida, su esposo.  Se sentaba.  Callaba.  Volvía a levantarse.  Vagaba en sí misma, tal vez buscándose.  No  alcanzo a imaginar esa noche en su vida. Lee el resto de esta entrada »