IRLANDA, CAPITAL MADRID.

La afirmación del titular parece excesiva pero no lo es tanto.  Irlanda, el tigre irlandés, como algunos hasta hace bien poco la denominaban, basaba su espectacular crecimiento en factores muy similares a los que sostiene la Comunidad de Madrid en España.

Campeona del ultraliberalismo, Irlanda captaba empresas e inversores con una política fiscal raquítica.  Bajos impuestos para las empresas y los capitales.  Más o menos lo que Esperanza Aguirre vende en Madrid.  Libertad absoluta para la entrada y salida de empresas y fortunas, sin control alguno.  Lo mismo que Madrid.

Una especulación del suelo e inmobiliaria desbocada.  Poco más o menos que en Madrid.  Una implicación brutal de la banca con la actividad inmobiliaria, que ha producido una obscena relación entre Administraciones, sectores inmobiliarios y empresariales y el mundo de las finanzas.  Cuando la crisis estalló y pinchó la burbuja inmobiliaria, el gobierno intentó taponar el boquete, acudiendo al rescate de los bancos.  Irlanda emprendió la senda de los ajustes y sacrificios antes que nadie en Europa.

Sin embargo “los mercados”, que no existen, es decir los mercaderes de las finanzas, que sí existen, tras golpear a Grecia, España, o Portugal han vuelto a por Irlanda.  Ahora resulta que han hecho tantos sacrificios, han adelgazado tanto, que dudan de la capacidad de Irlanda para acometer el pago de sus deudas, a costa de más sacrificios.  A Madrid nos salva papá Estado, que no dejará caer en la ruina a la Región Capital.  Pero si fuéramos un pequeño país europeo, estaríamos ya en la ruina.

Los sindicatos hemos planteado un Plan de Emergencia contra el paro y contra la crisis económica contra la exclusión social.  Un Plan que quisiéramos negociar con Gobierno Regional y empresarios.  Un Plan que supone subir impuestos a las rentas más altas, suprimir regalos fiscales a los más ricos.  Recaudar más para hacer más llevadera la crisis a la sociedad madrileña.  Atender a las 546.000 personas paradas.  Proteger a las 240.000 personas que ya no cobran prestación o ayuda por desempleo.  Consolidar la economía, salvar empresas, salvar empleos.  Apostar por la formación profesional y el sistema educativo público.  Reforzar la sanidad, la atención a la dependencia, los servicios sociales en tiempos de crisis.

Es tiempo de gastar menos en publicidad (750 millones de euros entre 2007 y 2010), gastar menos en altos cargos, cargos de confianza, gabinetes, asesores elegidos a dedo (3.500, que suponen 250 millones de euros al año), para invertir en las personas y en el futuro de una economía más sólida, más productiva y menos especulativa.

El paro y la crisis son prioridades absolutas para los madrileños y madrileñas.  La respuesta no puede ser convertir Madrid en un inmenso campo de golf, donde unos pocos juegan, mientras la sociedad va recogiendo pelotitas, regando la hierba que ellos pisotean, arrastrando las pesadas bolsas a la espera de cuál es el palo con el que golpean la pelota, sirviendo sus capes y pagando, de nuestro bolsillo, sus carajillos party.

La peor receta ante la crisis es intentar gobernarla desde la autocomplacencia y el autobombo, evitando la participación constitucional de la sociedad en las políticas.

Hasta ahora Aguirre parecía tener una bestia negra en los sindicatos, pero ha transformado la Ley de Acompañamiento de los Presupuestos en una Ley Mordaza, eliminando la participación social, al suprimir instituciones como el Consejo de la Mujer, el de la Juventud, el de la economía social, los de las organizaciones que trabajan en la protección social o la medioambiental.

Aguirre no quiere testigos, ni controles, aunque hablemos de organismo de participación y consulta.

No son maneras, ni formas, ni prácticas políticas.  El Gobierno madrileño tiene la obligación de unir a la sociedad madrileña contra la crisis, por el empleo y por la protección social.

Francisco Javier López Martín.
Secretario General de CCOO de Madrid

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: