18-D: LOS MERCADOS O LA VIDA.

Es posible y está ocurriendo. No es entendible, pero es cierto, que en tiempos de crisis, con un paro galopante, una economía paralizada y con la espada de Damocles de la pobreza, la exclusión, la caída de las rentas de numerosas personas y familias. El Estado en su versión central, en sus Comunidades Autónomas, en sus Ayuntamientos, renuncia a defender a sus ciudadanos y ciudadanas, introduciendo recortes inaceptables en el gasto público y en el gasto social. Menos inversiones, ataques al sueldo de los empleados públicos, menos gasto en pensiones o prestaciones por desempleo.

Medidas, de los Gobiernos Central y Autonómico, que suponen detraer recursos de los más golpeados por la crisis, para apuntalar las altas rentas y los beneficios de las grandes corporaciones empresariales.

Abandonada a su suerte, cuando más necesita al Estado, la ciudadanía se enfrenta al miedo atávico de no tener trabajo, de perder su empleo, de no poder pagar la hipoteca, de la pérdida de rentas, el futuro de los hijos, la pérdida de calidad de vida, la pobreza, la exclusión social.

El miedo es aprovechado sin compasión, para justificar los ajustes, los recortes. El dios de los mercados impone sacrificios. Los sacrificios son inevitables, necesarios. Sí o sí.

Los mercados son un dios infinitamente más cruel que otros dioses. No basta rezar para que llueva. No basta sacar en procesión a los santos. El dios de los mercados exige el sacrificio de nuestros jóvenes, de nuestros mayores, de las mujeres, de quienes carecen de empleo. Sin empleo, sin protección por desempleo, sin pensiones, con menos derechos sociales a una educación, una sanidad, unos servicios sociales, los buitres caerán sobre sus presas sin compasión.

Nos cuentan que es inevitable. Que es inútil oponerse. Rizando el rizo, nos explican que los mercados somos nosotros mismos. Nosotros ponemos el dinero en los bancos, en los fondos de inversión, en los fondos de pensiones. Los ejecutivos son tan sólo aquellos que gestionan para nosotros los mejores resultados de esos dineros.

Sin embargo, ocultan que, en los mercados, ellos son los mercaderes. Nosotros somos las mercancías con las que ellos juegan cada día.

Ocultan que nada es inevitable. Que lo inevitable pocas veces ocurre, si muchos se empeñan en evitarlo. Ocultan que lo único inútil es no defender lo que tienes, tus derechos, tus libertades.

Por eso, tras la huelga general del 29-S, seguimos en la lucha, defendiendo a las personas desempleadas y las prestaciones por desempleo. Defendiendo la salud, la educación, los servicios sociales. Defendiendo una economía más sólida y menos especulativa. Defendiendo los derechos laborales y sociales.

El 18 volvemos a la calle en todas las capitales españolas. En Madrid a las 12 de la mañana, entre Neptuno y Puerta del Sol. Es mucho lo que se encuentra en juego. La vida al servicio de los mercaderes. Los mercaderes al servicio de la vida. Esa es la elección para nosotros y para nuestros hijos.

Francisco Javier López Martín
Secretario General de CCOO de Madrid

2 Responses to 18-D: LOS MERCADOS O LA VIDA.

  1. Gonzalo Pérez dice:

    EL principal sacrificio que exige el sacrosanto dios de los mercados, que nos imponen sus talibanes, que han usado la democracia ilegítimamente para hacerse con el poder y acabar con ella, es el de nuestro futuro.

    Uno puede hacer sacrificios para lograr un futuro mejor y más justo. Los trabajadores, históricamente, siempre lo hemos hecho. Pero ni de coña estamos dispuestos a hacer sacrificios para garantizar que vamos a estar mañana como en el tercer mundo, ni para garantizar a los que están chupando del bote sin contribuir con nada a la sociedad van a poder seguir viviendo a lo grande.

    En mi opinión, es tiempo ya de poner a los talibanes de los mercados en su sitio, reinstaurar la democracia, y recuperar nuestros derechos para seguir avanzando. En resumen: instaurar la III República.

    Y para empezar, ir todos mañpana sábado 18 a la mani.

    Salud y República,
    Gonzalo Pérez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: