DEFENDER EUROPA

La crisis económica, lejos de remitir, empeora notablemente en esta Europa, que carece de una estrategia compartida para superar la crisis. Maniobras contradictorias de países como Alemania, Francia, o del Banco Central Europeo. Declaraciones imprudentes, opiniones contrarias de gobernantes, expertos y responsables económicos y políticos, añaden tensiones e incertidumbres sobre la credibilidad y solvencia de éste o aquel país.

Hasta países como Irlanda que emprendieron sacrificios desde el principio de la crisis, tras dos años de recortes y ajustes, cuando contaba con un sector público debilitado, bajas tasas de interés y mínimos impuestos. Un país que era tomado como referencia ultraliberal de salida rápida de la crisis, ha topado de bruces contra los mercados. Irlanda ha sido obligada al rescate y aún así sus bonos se sitúan en niveles peores que antes de ser rescatados.

Grecia, e Irlanda. Pero también Portugal o España. Luego Italia, Bélgica o Francia soportan las presiones de los mercados, mientras los gobernantes europeos hablan tan sólo para generar nuevas dudas y alimentar nuevas tensiones. Hay quien cuestiona la propia supervivencia del euro, que a falta de una política común, o unos derechos sociales compartidos, es la única bandera de unidad de Europa.

Se aleja así, cada vez mas, el horizonte de salida de la crisis. Se dificulta una salida de la crisis en un plazo de tiempo aceptable. Impide que Europa asuma un papel de liderazgo mundial en la superación de la crisis con un modelo económico y social democrático y libre.

Los pueblos, los trabajadores y trabajadoras europeos vivimos con asombro y preocupación, la incapacidad que demuestran nuestros gobernantes europeos para gobernar, o resistir cuando menos, la presión de los mercaderes que obtienen cuantiosos beneficios en cada asalto a un país europeo.

La ansiedad y ajustes no son recetas que permitan sacarnos de la crisis. El nerviosismo, cuando no la imprudencia compulsiva de los gobernantes europeos no trasladan la serenidad y unidad necesarias para afrontar esta dura crisis global convertida en una gran oportunidad de negocio para los mercaderes expertos en la especulación.

Una incapacidad de los políticos, una hiperactividad especulativa de los mercaderes, que sólo pueden tener el contrapeso de los trabajadores, las trabajadoras, la ciudadanía europea, que exigen un debate menos tumultuoso y más estrategias compartidas que permitan salir de la crisis, asegurando un modelo económico, con controles democráticos, capaz de consolidar un modelo social que garantice la cohesión social y el Estado del bienestar.

En este sentido de las movilizaciones convocadas por la Confederación Europea de Sindicatos (CES), el 29 de Septiembre, el 15 de Diciembre, y en el primer trimestre de 2011, en todos los países europeos.

Francisco Javier López Martín
Secretario General de CCOO de Madrid

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: