EL GOBIERNO CONGELA A LOS PENSIONISTAS

En Madrid hay 972.980 pensionistas.  Somos por número, la tercera región en número de pensiones, por detrás de Cataluña con más de millón y medio de pensionistas y Andalucía con casi 1,4 millones.

La pensión media madrileña no llega al mileurismo, situándose en 927,7 euros al mes.  Muy por encima de la media nacional de 783,5 euros y ligeramente por debajo de los 935 euros de Asturias, o los 970 de Navarra.

En Madrid hay 207.744 pensionistas que cobran complementos a mínimos para poder alcanzar la pensión mínima.

Se acerca al el final del año. A finales de enero nuestros pensionistas verán actualizada su pensión con una paga extra.  Como el gobierno preveía una subida del coste de la vida del 1 por ciento para 2010 y la inflación interanual se situó en Noviembre en un 2,3 por ciento, la paga de actualización de Enero será de un 1,3 por ciento.

Sin embargo, el decretazo de ajuste del Gobierno impedirá la revalorización de las pensiones en 2011 de acuerdo con las previsiones de inflación, ni serán tampoco revisadas al final de ese año, de acuerdo con la evolución que tenga el IPC.  Sólo las pensiones mínimas, las del extinto SOVI y las no contributivas se verán incrementadas.

Esta decisión injusta y arbitraria, en un momento en el que no es la seguridad Social lo que está en riesgo, hará que más del 70 por ciento de los pensionistas españoles y más del 78,6 por ciento de los pensionistas madrileños vean congelada su pensión.  Más de 6 millones de pensionistas en España y casi 770.000 en Madrid.  Si tomamos en cuenta que la previsión de inflación se verá desbordada al alza, no estamos ante una congelación, sino ante una pérdida de poder adquisitivo de la inmensa mayoría de nuestros pensionistas.

Hay que recordar, además, que las mejoras de las pensiones mínimas, en los últimos años, han sido pagadas por las cotizaciones sociales, con un esfuerzo mínimo de los impuestos del Estado.

En cuanto a los complementos a mínimos, que el Estado se había comprometido a pagar íntegramente, seguirán siendo financiadas en más del 60 por ciento por las cotizaciones sociales de trabajadores y empresarios.  Todo ello, pese a que el Acuerdo de Pensiones de 2001 estableció que para 2014 los complementos a mínimos se pagarían exclusivamente vía impuestos, lo cual resulta casi imposible al paso que vamos.

Es muy difícil explicar, imposible de entender, que para apagar el fuego de la crisis, desencadenado por las entidades financieras  y los grandes inversores, se someta a acoso y derribo nuestro saneado sistema de pensiones, aduciendo que tendremos un problema dentro de 20 años.  Que se congelen las pensiones y se pretenda ampliar la edad legal de jubilación a 67 años, exigiendo más años cotizados para tener derecho a pensión y ampliando el número de años para calcular la pensión

Que esto ocurra, mientras los sueldos de los altos ejecutivos son intocables y mientras se bajan impuestos a los más ricos, a los empresarios, hasta el punto de que 9 de cada 10 euros de recaudación del IRPF proceden de las rentas de los trabajadores y trabajadoras, nos sitúa ante una imposición inaceptable que provocará más fracturas sociales y agudizará el conflicto social, si el Gobierno y las fuerzas políticas no asumen los verdaderos problemas fiscales y financieros del país y siguen golpeando con saña a nuestros mayores, a los trabajadores y trabajadoras y a la ciudadanía.  Eso sólo produce menos actividad económica, más paro y más tensiones sociales.

Francisco Javier López Martín

Secretario General de CCOO de Madrid

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: