PRESUPUESTOS: MADRID NO CUIDA LA SALUD.


El Presupuesto sanitario consume en Madrid casi un tercio de los recursos disponibles, lo cual es lógico si pensamos que es una de las principales competencias que gestiona el Gobierno Regional. Los 7.169 millones de euros presupuestados para 2012, suponen 44 millones de euros más con respecto al año anterior, que en términos reales suponen un recorte del -0,9 por ciento. El incremento nominal del presupuesto no alcanza tan siquiera a compensar el nuevo gasto de 93,3 millones de euros que se transfieren a los hospitales privados de Móstoles y Collado-Villalba.

El gasto madrileño en Sanidad supone un 3,5 por ciento del Producto Interior Bruto Regional, mientras que la media de las Comunidades Autónomas se encuentra en el 5,5 por ciento. Dicho de otra manera, Madrid gasta 1.100 euros por habitante y año en Sanidad, frente a una media de 1.400 euros por habitante en el conjunto de las Comunidades Autónomas.

Los Presupuestos Sanitarios en Madrid no son realistas. Se presupuestan 418 millones de euros menos de lo que realmente se ejecutó en el año 2010. La crisis tiene efectos directos sobre la sanidad madrileña, cuando hablamos de un servicio público esencial, que debería ser apartado de cualquier recorte de la crisis.

Cuando comprobamos las partidas concretas, vemos que la Atención Primaria sufre un recorte del 3,7 por ciento, con el agravante de 10 millones de euros menos para personal, o un 29,2 por ciento del recorte en las inversiones en infraestructuras sanitarias.

Si reparamos en la Atención Especializada, comprobamos que el aumento de 126 millones de euros es consumido por esos 93,3 millones de euros transferidos al sector privado para los nuevos hospitales privados de Móstoles y Collado-Villalba, al que hay que añadir el aumento de 20 millones en el canon pagado a los nuevos hospitales de Gestión público-privada, que ven incrementado su presupuesto entre un 5 y un 15 por ciento, atendiendo a las demandas de las empresas que los gestionan.

Hay que añadir que los gastos en convenios con la sanidad privada crecen un 34 por ciento. Sin embargo los gastos de personal en la sanidad pública retroceden en 53 millones de euros, lo cual se traduce en un estancamiento del personal sanitario que impedirán cubrir bajas temporales y jubilaciones.

El gobierno madrileño convierte el presupuesto sanitario en una apuesta por la gestión privada de la sanidad pública. De hecho los nuevos hospitales serán gestionados por Ribera Salud (Torrejón) y por Caprio, en el caso de los hospitales de Villalba y Móstoles.

Esta apuesta conlleva recortes sustanciales en partidas como Formación e Investigación Sanitaria (-8 por ciento), lucha contra la droga (-8 por ciento), un -36 por ciento en personal para lista de Espera Quirúrgica, una disminución del 3 por ciento de personal temporal en Atención Primaria. Una caída del -26 por ciento en inversiones sanitarias. O un -1,5 por ciento en los Presupuestos de los Hospitales gestionados directamente.

Artilugios como la creación de un Área Única Sanitaria, o el autobombo mucho más propagandístico que real de la “libre elección” de médico, o personal de enfermería, han contribuido a enmascarar la transferencia de recursos cada vez mayores al sector privado, pero no han aportado nada a solucionar problemas como la indisoluble lista de espera para intervención quirúrgica, que se va extendiendo paulatinamente a la atención diagnóstica y a la primaria.

CCOO reclamamos, desde hace años, un Pacto Social y Político, que sitúe la Sanidad madrileña al margen de las tensiones políticas y de los efectos de la crisis. El Gobierno Regional ha huido hasta el momento de ese compromiso y esa mano tendida, convirtiendo la sanidad en un campo abonado para conflictos futuros que tienen que ver con el deterioro planificado de la calidad de la sanidad pública y el debilitamiento del empleo público sanitario.

Sería la hora de cambiar la lógica de imposición del Gobierno Regional, por el de la negociación, el diálogo y la búsqueda de Acuerdos. No lo han hecho hasta ahora, pero deberían planteárselo, por el bien de la ciudadanía madrileña.

Francisco Javier López Martín
Secretario General de CCOO de Madrid.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: