MADRID: PRESUPUESTOS ANTISOCIALES.

Parece una obviedad afirmar que en tiempo de crisis, lo principal es proteger a las personas. Sin embargo cuando se acometen recortes y ajustes presupuestarios, lo primero que se resienten son los gastos sociales.

En la Comunidad de Madrid, la Consejería de Familia y Asuntos Sociales, cuenta con una dotación para 2012 de casi 1.322, millones de euros, lo cual supone un retroceso del -1,8 por ciento en términos reales con respecto al año anterior.

Las mayores reducciones se producen en el programa de Voluntariado que, con 40 millones de euros menos, experimenta una caída del 4,15 por ciento. El servicio Regional de Bienestar Social retrocede un -6,5 por ciento, el Instituto del Menor y la Familia cae un -4,, las Residencias de Mayores se reducen un -5,5 por ciento.

Buena parte de este recorte va a taponar el tremendo retraso de la Comunidad de Madrid en la aplicación de la Ley de Dependencia.

Así el programa de Coordinación a la Dependencia crece en 53,3 millones de euros, es decir un 48 por ciento más. Con más de 15.000 personas en lista de espera para obtener una prestación o servicio de atención a su situación de dependencia, este esfuerzo procedente de la demolición de otras partidas sociales, sabe realmente a poco.

De otra parte, tras los recortes de años anteriores, para el año 2012, los programas de Lucha contra la Exclusión Social crecen un escueto 3 por ciento que se revela muy escaso para combatir los efectos de la crisis económica sobre la ciudadanía madrileña, tras más de tres años de crisis.

Esta cicatería en la asignación de recursos sociales se ve agudizado por el retroceso en política de igualdad que pierden un -12 por ciento y en lucha contra la violencia de género que pierde un -7 por ciento, aún más grave si tenemos en cuenta que los juzgados contra la Violencia de género pierden 6 millones de euros. En un año en el que 9 mujeres han muerto por violencia machista, más que en todo el año 2010 y con más de 20.000 denuncias anuales en los juzgados, no son tolerables ni admisibles estos recortes.

En cuanto a la integración de las personas inmigrantes la Comunidad de Madrid recorta 17,2 millones de euros, lo cual supone un 31,5 por ciento menos, perjudicando sobre todo los programas en ámbitos municipales.

Por último, si ya era escaso el volumen de recursos dedicados a Cooperación al Desarrollo, muy lejos del 0,7 del Producto Interior Bruto, en 2012 volverán a recortarse estos fondos en 5 millones de euros, un -18,5 por ciento.

Siendo una de las Comunidades más ricas de España, con una renta per cápita de 29.963 euros, nuestro Gobierno Regional dedicará una media de 3,8 euros por habitante y año
a cooperación internacional.

La Sanidad, la educación, los servicios sociales, deberían ser prioridades absolutas para nuestros gobernantes, en todos los ámbitos y especialmente en tiempos de crisis. Sin embargo, una vez más, podemos comprobar que lejos de reforzarse, se producen recortes y ajustes, no sólo innecesarios, sino injustos.

Francisco Javier López Martín
Secretario General de CCOO de Madrid

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: