7 FEBRERO: PARADOS EN LUCHA

enero 30, 2012


España entera temía el primer dato de paro de la Encuesta de Población Activa (EPA). El primer dato, tras el acceso del PP al poder en España. Un Gobierno que cierra, casi completamente, el círculo azul PP en el Gobierno del Estado, los ayuntamientos y las Comunidades Autónomas. Los datos del paro no dependen del color del gobierno, sino de la crisis económica desgobernada en Europa, aunque los gobiernos si pueden contener o acelerar sus efectos sobre la ciudadanía.

El dato ha sido demoledor, brutal: 5.273.600 personas paradas en España. 623.300 personas paradas en Madrid. En tan sólo un trimestre, el paro ha crecido en España un 5,9 por ciento, mientras que Madrid ha visto crecer el paro más que en la media española un 8,8 por ciento.

En Madrid, cada día del último trimestre de 2011, más de 550 personas fueron al paro, perdieron su empleo. Lo más grave para muchas familias madrileñas es que son ya 330.000 personas paradas las que carecen de todo tipo de prestaciones por desempleo.

Mientras esto ocurre, mientras perdemos ocupación y vemos crecer brutalmente el paro, la Comunidad de Madrid ha suprimido el Servicio Público de Empleo, junto a los instrumentos de participación social en las políticas de empleo en la Región.

En sólo tres meses hemos acumulado 50.300 parados más. A lo largo del año Madrid ha perdido 155.000 personas ocupadas. Son ya 287.600 las personas que llevan más de dos años paradas. Es decir, el 46 por ciento de quienes se encuentran parados llevan más de dos años en el paro.

Las políticas centradas en combatir el déficit público a base de ajustes y recortes en las inversiones, políticas públicas y gasto social, sólo consiguen agravar la crisis, deteriorar el consumo, destruir el empleo y debilitar la calidad y capacidad protectora de los servicios públicos.

Cuando empezó esta crisis Madrid superaba ligeramente la cifra de 200.000 personas paradas. Cuatro años de crisis han multiplicado por tres esa cantidad. El Gobierno Regional de Esperanza Aguirre no puede seguir instalado en la indolencia, en una espiral desquiciada de publicidad engañosa. Ni ampliar los horarios de apertura de los comercios, ha creado los 25.000 empleos prometidos, ni traer los casinos de Las Vegas a Madrid creará 200.000 empleos.

Es urgente atender a las personas desempleadas, asegurando unos recursos y rentas básicas que permitan su subsistencia en Madrid. Es urgente inyectar inversión pública en una economía madrileña muy debilitada. Es necesario defender nuestras empresas y su empleo. Es importante poner en marcha nuevas iniciativas de empleo, como las derivadas de la aplicación de la Ley de Dependencia.

Las personas paradas tienen una cita el próximo 7 de Febrero, manifestándose en defensa del Empleo y los Servicios Públicos en Madrid, porque sólo perdemos lo que no defendemos, lo que nos dejamos arrebatar, lo que no peleamos.

El 7 de Febrero defendemos nuestro empleo y la calidad de nuestras vidas.

Francisco Javier López Martín
Secretario General de CCOO de Madrid

Anuncios