POR EL EMPLEO, POR EL DIALOGO SOCIAL

Escribo estas notas cuando quienes trabajamos nos encontramos en capilla a la espera de las noticias que nos depare el Consejo de Ministros sobre la tan traída y llevada Reforma Laboral. Esa reforma que el gobierno mismo reconoce que no creará empleo, pero que parece absolutamente imprescindible para algo, no se sabe bien qué. Uno de esos sacrificios en la cima de la pirámide para calmar la furia de los dioses europeos.

Escribo sobre la Declaración por el Empleo y el Diálogo Social que hemos firmado este pasado miércoles los empresarios y sindicatos madrileños. No es poca cosa sentar a Arturo Fernández, que pasa por ser el portavoz del sector más duro del empresariado español, y alcanzar con él un puñado de compromisos. No es poco que firmemos en un momento en el que ese sector duro de la patronal espera impaciente una decisión favorable a sus pretensiones tradicionales de contar con contratos de despido barato.

Esa misma patronal sabe que el principal problema no es si el despido es más o menos barato, sino las dificultades de acceso al crédito de las entidades financieras que mantienen cerrado el grifo.

Por eso uno de los contenidos de la declaración propone definir una estrategia de financiación que incluye la reclamación de reducir los plazos de pago por parte de las Administraciones. Igualmente la voluntad de centrar los esfuerzos en políticas que contribuyan a la reactivación económica en sectores como la industria, los servicios, o la innovación.

La Declaración apuesta por la negociación de un Pacto por el Empleo que dé respuesta al principal problema que lastra nuestra salida de la crisis, que no es otro que las altas tasas de paro que soportamos, que nos han llevado a superar las 623.000 personas paradas en Madrid. Las políticas de empleo y formación deben verse fortalecidas desde la cooperación entre administraciones, empresarios y sindicatos. Ambas partes nos comprometemos a reforzar estas políticas, mejorar la estabilidad y productividad del empleo, el seguimiento de la negociación colectiva y la evaluación del absentismo.

La prevención de los accidentes, abriendo las negociaciones del IV Plan Director de Prevención de Riesgos Laborales y la solución extrajudicial de los conflictos laborales, son otros dos aspectos recogidos en esta Declaración.

Como instrumentos para el desarrollo de este acuerdo creamos una Mesa Bipartita de Dialogo Social entre empresarios y sindicatos, al tiempo que planteamos que la Comunidad de Madrid impulse la concertación social a través del Consejo de Madrid para el Desarrollo, el Empleo y la Formación.

Estamos ante en acuerdo que traslada un mensaje a los gobernantes: la vía de la negociación y la búsqueda del acuerdo es la única que garantiza salidas justas y equilibradas a la crisis económica, de empleo y social que atravesamos.

Hoy veremos si el Gobierno de España ha entendido reforzamientos puesta por el reforzamiento del dialogo social, o se adentra en la selva de la imposición, que puede llevar a este país al desastre económico, a la descomposición política y a la fractura social.
Francisco Javier López Martin
Secretario General de CCOO de Madrid

5 respuestas a POR EL EMPLEO, POR EL DIALOGO SOCIAL

  1. Agradesco el material. Tambien les cuento que en esta pagina hay buenas ofertas de empleo.
    http://oportunidadesdetrabajo2000.blogspot.com/

  2. Qué pasa Javier, ya pones censura

  3. Te mando otra vez el artículo

    La mano que firma

    Estimado amigo:

    Los sindicatos, a partir de ahora, sindicatos reformistas, recordando la diferencia que existe entre la lucha por el socialismo, es decir la lucha consciente de los trabajadores por su emancipación, y la lucha por mejoras en las condiciones de trabajo o vida, siempre efímeras y al vaivén de las crisis cíclicas del capitalismo.

    El acuerdo a que se compromete la patronal nace ya siendo papel mojado y justificante de la existencia de unos sindicatos que han abandonado la lucha por los intereses de los trabajadores, pero no ya en aras de mejoras en las condiciones de vida inmediatas, sino como cómplices necesarios de la hoja de ruta de la patronal en la destrucción del Estado de Bienestar.

    Hoy por hoy, los intereses de la patronal pasan por la destrucción total de los avances socializadores del Estado de Bienestar. Avances hacia el socialismo que se iniciaron con la Economía Mixta de Mercado. Los sindicatos reformistas son cómplices imprescindibles, pues, sin su colaboración, que consiste en la desmovilización de los trabajadores, suplantando ésta por la negociación, no sería posible ese retroceso a los primeros años del siglo XX.

    Pero la negociación entre sindicatos reformistas y patronal, tiene la peculiaridad de que sobre la mesa siempre están las reivindicaciones de la patronal. Es decir, por ejemplo, en lo que se refiere al abaratamiento del despido, hay una propuesta de la patronal de pagar treinta días o veinte por año trabajado pero no hay ninguna contra propuesta de los sindicatos reformistas para que se pague al despedido, en la mayoría de los casos despidos fraudulentos, sesenta días por años trabajado. Así sí sería una negociación entre intereses de la patronal e intereses de los trabajadores. Hay que recordar aquí, se podrían recordar mil cosas, la pérdida tan importante para los intereses de los trabajadores de los Salarios de Tramitación una de las reivindicaciones de la patronal felizmente aceptado por los sindicatos. En qué negociación los sindicatos reformistas aceptaron ese retroceso y, a cambio de qué. En donde está la compensación a esa pérdida.
    Hoy por hoy también, los intereses de los trabajadores pasan por no consentir que se destruya el Estado de Bienestar. Y esto no se consigue con pactos dejados a la buena voluntad de las partes o mejor de una de las partes. Pues la otra parte, argumentando “la dureza” de la patronal, se vanaglorian de haberse sentado con ella a almorzar como si de una bella mujer se tratara y no de un vampiro insaciable de dinero y poder conseguido a costa de la explotación de los trabajadores con la colaboración de los sindicatos reformistas.

    Joaquín Ortiz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: