19 F: TÚ Y YO ESTAREMOS

febrero 17, 2012


No sé si eres mareaverde, o trabajas en un centro sanitario. No sé si eres metalúrgico, o albañil. No sé si limpias calles, sirves cafés, o ayudas a las personas dependientes. Si trabajas en una universidad, en un hotel, o en un pequeño comercio. En una oficina bancaria, o en una furgoneta de reparto.

No sé si trabajas, o si te consumes en el paro desde hace unos días, o meses, o años. Si ya has renunciado a buscar un empleo. O si eres pensionista y cuidas a los nietos para que sus padres puedan realizar jornadas interminables de trabajo mientras cargas con la conciliación de la vida laboral y personal de tus hijos.

No sé si eres joven y acabas de terminar tus estudios, o te encuentras en el último tramo de tu vida laboral. No sé, tan siquiera si te conozco, o me conoces, si nos hemos cruzado alguna vez. Si eres de CCOO, como yo, o si perteneces a otro sindicato, o si nunca has formado parte de un sindicato. No sé si votas izquierda, o derecha, o no votas, o votas a otros creyendo que no son de izquierdas, ni derechas. Yo voto izquierda, pero eso es intranscendente en este momento.

Porque trabajes donde trabajes y aunque no trabajes y estés en el paro, tú y yo tenemos hoy el mismo problema. Nuestro derecho al empleo está por los suelos, pisoteado.

Durante estos años de crisis los gobiernos, las televisiones, los tertulianos, los economistas, los empresarios, nos han machacado con la idea de que la solución es hacer una reforma laboral.

Los bancos no prestan dinero y la solución es hacer una reforma laboral, en lugar de una reforma del sistema bancario. Las Administraciones sólo sacan dinero de impuestos a los trabajadores y, en lugar de una reforma fiscal, hay que hacer una reforma laboral. La economía española es débil, no exporta, no invierte, no investiga. Una economía de microempresas inviables y hay que hacer una reforma laboral. Hay 5,3 millones de parados y para solucionarlo no hay que invertir para reactivar la economía y crear empleo, sino facilitar el despido con una … reforma laboral.

Hasta tal punto llega la cosa que terminan vendiéndonos el despido barato, como el bálsamo para crear empleo. Como además lo dicen muchas veces, durante mucho tiempo y desde muchos sitios, somos muchas y muchos los que terminamos picando el anzuelo.

Pero tú y yo sabemos que no se puede engañar a todos, durante todo el tiempo. Tú y yo sabemos que vienen a por nosotros.

El principal y único problema de España es el empleo. La gran solución es una reforma laboral para abaratar el despido. Tú y yo sabemos que es mentira.

Con esta reforma despedirán al padre con una indemnización por despido.

Con esta reforma se acabó el convenio colectivo cuando el empresario lo estime oportuno, o pondrá en marcha un ERE cuando quiera, o te bajará el salario, te despedirá, te cambiará la jornada, el puesto de trabajo, tu categoría, sin previo aviso y sin condicionante alguno.

Con esta reforma laboral el trabajador queda a libre disposición de los intereses del empresario. Vuelve el patrón al más puro estilo caciquil. El derecho del trabajo, que pretendía defender a los trabajadores como parte más débil ante el empresario, es sustituido por el derecho del empresario que prevalece sobre los derechos laborales.

No sé si trabajas o estás en paro, no sé si coincides con CCOO, o no. No sé si estás indignado, en el 15-M, o en una asociación de vecinos, en una asociación de padres, o no te sientes representado por nadie. En este momento, nada de todo eso es relevante. Sólo importa que el 19F, detrás de la pancarta que prefieras, con o sin bandera, al principio o al final de la Manifestación, nos sintamos parte del mismo inmenso y monumental rechazo a una reforma laboral que facilita y abarata el despido, sin crear un sólo puesto de trabajo. Que hace más precario el empleo y empobrece más a nuestras familias.

Lo relevante es que tú y yo sabemos que sólo millones como tú y como yo, en las calles, conseguiremos parar en seco este ataque. Que sólo una inmensa movilización democrática podrá obligarles a mirarnos a los ojos, escuchar nuestros problemas y buscar y negociar soluciones justas y equilibradas. Obligarles a pensar primero en las personas y gobernar para ellas. Por eso tú y yo estaremos en el 19F, manifestándonos libre y democráticamente.

Francisco Javier López Martín
Secretario General de CCOO de Madrid

Anuncios