UNAS CCOO CON FUTURO

20130719-120006.jpg

El sindicalismo de CCOO ha sido una fórmula de éxito para conseguir defender a los trabajadores y trabajadoras en las empresas y conseguir derechos sociales. Así comienza Jaime Cedrún su intervención en la última jornada del Curso sobre “Pasado, presente y futuro de la democracia en España”, que la Fundación Abogados de Atocha y el Ateneo 1 de Mayo, han organizado en la sede de la Universidad Complutense en El Escorial.
El sindicalismo siempre ha tenido que contener intentos de limitar derechos como el de huelga, manifestación, o los derechos colectivos de los trabajadores y trabajadoras.
Se culpabiliza a los sindicatos, son la bestia negra, sufren el linchamiento y la descalificación, precisamente por ser elementos esenciales en la defensa de los derechos laborales y sociales.
Es verdad que, para ello, han utilizado argumentos como la financiación de los sindicatos. Pero es la propia Constitución la que establece el papel vertebrador de los sindicatos en la sociedad. Un papel que, al contrario que en caso de los partidos políticos, no tiene una financiación por parte del Estado.
No una subvención, sino una financiación del papel constitucional asignado a los sindicatos. Cuando firmamos el convenio colectivo para todos los trabajadores y trabajadoras, independientemente de que estén afiliados o no. Cuando defendemos y negociamos derechos como las pensiones, la atención a la dependencia, el derecho a unas rentas, cuando carecemos de trabajo. Cuando defendemos la educación, o la sanidad, para toda la ciudadanía.
Esta situación es posible porque las ideas ultraliberales se han abierto paso, mientras la izquierda se ha retraído, incapaz de ofrecer propuestas ilusionantes de un futuro de empleo y cohesión social. El ultraliberalismo nos quiere convencer de que modelos como el chino son importables y tienen futuro. Quieren convencernos de lo contrario a lo que vemos. Que el desprecio de lo público, el deterioro del empleo, es lo real, aunque lo que percibamos es un enorme destrozo político, económico, laboral y social.
La situación europea, tras cinco años de crisis, es consecuencia directa de la aplicación de políticas ultraliberales, que agudizan los problemas económicos, destruyen empleo y fracturan la sociedad.
Los sindicatos europeos tenemos que aprender a actuar cada día más, unidos, en el conjunto de la Unión. Exigiendo más política, más diálogo social, más negociación colectiva en las empresas, más protección a las personas golpeadas por la crisis y que se ven condenadas a falta de rentas, a la pérdida del empleo, al desahucio de su vivienda. Exigiendo más inversión para reactivar la economía y crear empleo. Exigiendo un reparto equitativo de la riqueza y del esfuerzo para salir de la crisis.
En el caso de España, los problemas se agudizan. El desempleo masivo de los jóvenes y de los sectores de baja cualificación sin ingresos. Los altos niveles de economía sumergida y fraude fiscal. Las tremendas posibilidades de obtener deducciones fiscales para las rentas altas. Debilidad de los sistemas de protección social, cada vez más sometidos a recortes y procesos de privatización. Y una crisis de una política minada por la corrupción.
La tremenda crisis política que vivimos en este momento exige una revisión en profundidad de nuestra política, de nuestro modelo económico y social. Exige otro modelo de empleo y otra concepción de las relaciones laborales en las empresas.
No ha defraudado las expectativas este colofón de las ponencias presentadas en el curso. Hemos hablado del pasado que nos vio nacer como organización sindical. Hemos afrontado el presente en sus aspectos más dramáticos de corrupción, paro, pobreza y exclusión. Hemos terminado ofreciendo propuestas de futuro y planteando los retos del sindicalismo para unos años venideros que van a seguir marcados por la crisis y por la confrontación entre dos formas de afrontar, combatir, superar y salir de un periodo negro, en el que aún no vemos luz alguna en el horizonte.
Ahí seguiremos las CCOO, con esfuerzo renovado y el compromiso de toda una vida de lucha, utilizando los instrumentos de la movilización y la negociación. Como siempre. Con más necesidad que nunca.

Francisco Javier López Martín

2 respuestas a UNAS CCOO CON FUTURO

  1. Dais pena dice:

    Jaaaaaaajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajaja….

  2. Novelista88 dice:

    Me gustan mucho los artículos de tú blog. Son geniales me gustan mucho como están escritos.

    Enviado de Samsung Mobile

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: