NEGOCIACIÓN COLECTIVA: LA NECESIDAD DEL ACUERDO

import_9904537_1 Las organizaciones sindicales y empresariales (CEOE, CEPYME, UGT y CCOO) hemos firmado el Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC) 2015-2017.   En un país crispado y golpeado por la crisis y los recortes sociales, parece que es obligado explicar lo evidente. No pocos tertulianos y comentaristas de la actualidad centran el debate de la firma de este acuerdo en la importancia del “hasta el 1%” en la subida de los salarios para 2015. Ello supone ya una buena muestra del reduccionismo mental que sitúa el valor de la negociación colectiva exclusivamente en la subida de los salarios. Parece absurdo, pero funciona y permite opinar sin profundizar demasiado, ni conocen especialmente el asunto en cuestión.

Si al reduccionismo salarial, le unimos la mala prensa de la cultura del pacto, como causante imaginario de los desastres vividos por el país de la transición democrática para acá, se entiende la devaluación mediática de un acuerdo como el AENC, suscrito el pasado 8 de junio en la sede del Consejo Económico y Social de España. El Acuerdo ha sido posible, pero no ha sido fácil y durante meses ha permanecido atascado y sin visos de avanzar. Pudo, tal vez ser un mejor acuerdo, pero también fue posible y, durante largo tiempo, más que probable que no hubiera habido acuerdo alguno.

Va siendo tiempo de salir del marasmo mental y de la degradación política y social a las que nos ha conducido la crisis. Va siendo hora de poner en valor lo que los propios votantes han decidido en las recientes elecciones: para salir de la situación actual es necesario negociar y acordar.

El acuerdo debe formar parte de la vida política y social de cualquier país. Y para acordar hay que negociar. La negociación y el acuerdo son una de las caras de la moneda. La otra es la del conflicto y la movilización. Las dos caras pueden dar valor a la misma moneda, siempre que todos admitamos la expresa renuncia a la violencia. Más que nada porque es difícil liarse a tortas y luego firmar un acuerdo sobre las ruinas de lo destrozado.

No ha sido fácil el Acuerdo, porque cualquier acuerdo en esta materia no puede sino contravenir el contenido de las reformas laborales sucesivas, que han crispado y judicializado los sucesivos conflictos laborales.

Un Acuerdo de carácter general, como ocurre con éste de negociación colectiva, beneficia siempre a los sectores más débiles, que difícilmente pueden obtener condiciones salariales y laborales, sin el paraguas de un acuerdo de amplia cobertura.

Para empezar, este Acuerdo es un instrumento que alcanza al 90% de las personas asalariadas. De que así sea, de que beneficie a la mayoría de la población trabajadora, va a depender que el consumo interno de las familias se recupere y que la economía comience a crecer con bases más sólidas, creando empleo estable, seguro y con derechos.

La devaluación de los salarios ha sido lo habitual a lo largo de los años de la crisis. Una situación que se ha visto acompañada de una precariedad cada vez mayor en los empleos. El Acuerdo pone fin a devaluación de los salarios y supone poner pie en pared contra la precariedad laboral,

En 2015 el Gobierno ha fijado una subida del Salario Mínimo del 0,5% y un 0.25% para las pensiones. Nos encontramos con un panorama de inflación negativa. El mismo Gobierno, que sigue trasladando a sus responsables de empresas públicas, instrucciones para imponer la congelación salarial para este año. El AENC, ante esta situación y en estas condiciones, supone un varapalo a las políticas del Gobierno y del propio Banco de España.

Uno de los debates introducidos por el presidente de CEPYME al considerar que el “hasta el 1%” de crecimiento salarialsupone establecer un tope de crecimiento de los salarios, queda resuelto en el propio acuerdo, cuando establece que en cada empresa o sector se determinarán los incrementos salariales adaptándolos a su situación, teniendo en cuenta la evolución del empleo y el incremento de productividad media, o la rentabilidad empresarial.

Son perfectamente posibles, por lo tanto, incrementos salariales, superiores al 1% en 2015 y el 1,5 % en 2016, en función del empleo y la situación de la empresa.

El Acuerdo establece, además, la cláusula de garantía salarial que funcionará si la suma de la subida de los precios, en 2015 y 2016, supera el 2,5 %. La cláusula funciona en función de la inflación, el IPC, y no con otros factores vinculados a la situación empresarial.

Crecimiento salarial, creación de empleo de calidad, fomentando el contrato indefinido y recuperar la capacidad adquisitiva cuando la inflación es más alta que la subida salarial, son elementos importantes para los trabajadores y trabajadoras.

Pero reitero que el contenido salarial, siendo importante en la Negociación Colectiva, ni es ni puede ser el único a tomar en cuenta. El desarrollo de los derechos de información y consulta. Las políticas de igualdad y no discriminación entre mujeres y hombres. La defensa y promoción de la Salud y Seguridad en el Trabajo. La promoción de la contratación indefinida y los límites a la contratación temporal. La contratación de trabajadores y trabajadoras con mayores dificultades, la jubilación parcial y el contrato de relevo, entre otros elementos del Acuerdo, deben ser valorados como avances importantes que van a influir en el acceso a un empleo, en la condiciones de trabajo y en la salida hacia la jubilación.

Otro de los temas incluidos en el acuerdo, no menor, es el que hace referencia a la ordenación de la negociación colectiva, desarrollando el papel de las Comisiones Paritarias de cada convenio y utilizando los sistemas de solución extrajudicial de conflictos, para evitar el incremento de los procesos judiciales, a que nos han conducido las sucesivas reformas laborales y de la negociación colectiva.

Uno de esos temas, que ha sido amenazado por los recortes, ajustes y reformas del Gobierno, es el de la ultractividad de los convenios. La pervivencia de algunas de sus cláusulas más allá de la finalización de su vigencia. La defensa de los avances en derechos, ha hecho que hayamos tenido que ganar en los tribunales lo que el Gobierno ha querido arrebatarnos. El Acuerdo incorpora medidas para preservar los derechos del convenio más allá de la pérdida de su vigencia.

Hay más temas, pero el AENC es público y al alcance de cualquiera que quiera profundizar en el mismo. Por eso quiero terminar con algunas consideraciones.

Un Acuerdo sobre Negociación Colectiva y Empleo, es un valor en si mismo. Una señal para la economía, las empresas y para el conjunto de la sociedad. Para salir de esta crisis no hay otra solución que promover el empleo estable, la recuperación del poder adquisitivo de los salarios y fortalecer y vertebrar la negociación colectiva y las relaciones laborales. Sin estas condiciones el pelotazo que originó la crisis será sustituido por un nuevo pelotazo no menos peligroso para nuestro futuro como país.Los beneficios de la temporalidad y la precariedad son siempre efímeros y banales, puro espejismo.

La negociación colectiva ha sido el objetivo a batir de los recortes y “reformas” emprendidos por el Gobierno del PP. Durante los años de la crisis los retrocesos salariales y la caída de cobertura de la negociación colectiva han sido evidentes, pese a las huelgas generales, la resistencia sindical y las numerosas movilizaciones que hemos impulsado.

Es hora de recuperar los convenios colectivos y utilizarlos como instrumento para repartir la riqueza generada y para redistribuir los beneficios. Es la hora de reforzar la negociación colectiva, mejorar los salarios, defender los derechos de los trabajadores y trabajadoras en la empresa. Es la hora de la negociación colectiva y de la creación de empleo de calidad, estable y con derechos.

Francisco Javier López Martín

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: