DIA INTERNACIONAL DE LAS PERSONAS MAYORES

v60286_620_414

Recuerdo aún, con cierta añoranza, esos tiempos en los que casi todas las semanas había un día internacional de algo, sobre todo ahora que casi cada día del año ha sido declarado, por parte de algún organismo, día internacional de una causa justa. Porque, al igual que la inflación de malas noticias, conduce a la insensibilización, recordar cada día una buena causa, no necesariamente nos lleva a una acción capaz de mejorar las cosas.

No es el caso del Día Internacional de las Personas Mayores, que se viene celebrando desde hace años, pero el efecto puede ser el mismo. Unos minutos en los medios de comunicación, algún reportaje de encargo, declaraciones institucionales sobre la importancia del evento, algún acto de entrega de premios y aquí paz y después gloria.

Y sin embargo la dignidad de la vida de las personas mayores sigue siendo un reto para todas las sociedades desarrolladas y especialmente para las que, como en el caso de España, el desarrollo se ha producido en detrimento de la igualdad y existen muchos colectivos que resultan especialmente perjudicados por los efectos de una crisis en la que aún escasean los brotes verdes y que amenaza con dejar un panorama de desequilibrios económicos y sociales difícilmente superables en un futuro inmediato.

En nuestro país más de cuatro millones de pensionistas viven bajo el umbral de la pobreza y tres millones sobreviven pon pensiones inferiores a los 420 euros, al tiempo que, desde el inicio de la crisis, se ha triplicado el número de hogares que sobreviven gracias a la pensión de un jubilado o jubilada. El dato de que hasta el 30% de nuestros hogares con todos sus miembros en paro, sobreviven gracias a un pensionista, es dramático, sobre todo si tomamos en cuenta que el 50% de nuestras personas pensionistas cobran una pensión inferior al Salario Mínimo Interprofesional.

La primera Huelga General en España, fue convocada por CCOO, en 1985, precisamente en contra de la reforma de las pensiones. Tras la Huelga General del 14-D de 1988 y tras la elaboración de una Propuesta Sindical Prioritaria (PSP), CCOO y UGT arrancamos la puesta en marcha de las Pensiones No Contributivas (PNC), para aquellas personas que no habían conseguido reunir los requisitos para acceder a una Pensión Contributiva de la Seguridad Social.

En diciembre de 2005, tras una dura negociación con el Gobierno de Jose Luis Rodríguez Zapatero, arrancamos un Acuerdo para crear un nuevo sistema de protección a la Dependencia, que fue aprobada definitivamente el 14 de diciembre de 2006. Un nuevo derecho para todas aquellas personas mayores y con algún tipo de discapacidad reconocida encaminada a garantizar su autonomía personal.

La crisis desencadenada inmediatamente después, dio al traste con las buenas intenciones y paralizó la aplicación de la ley en toda su extensión. La crisis, además, ha sido aprovechada por los gobiernos central y autonómicos del PP, para introducir nuevos recortes como la nueva fórmula de revalorización de las pensiones, el aliento a las privatizaciones en materia sanitaria, la reducción de los esfuerzos para asegurar una atención geriátrica suficiente, los escasos esfuerzos para cualificar a las y los profesionales que prestan servicios a las personas dependientes, la paralización de los esfuerzos para corregir la pobreza energética, la baja cuantía de muchas pensiones, o el debilitamiento del Fondo de Reserva, esencial para garantizar el futuro de nuestro sistema de pensiones.

Derogar los recortes, recuperar y asegurar los derechos, son demandas inaplazables. Ningún gobierno tiene justificación alguna para anunciar la recuperación económica y la salida de la crisis, mientras quienes más lo necesitan y entre ellos nuestras personas mayores, no vean asegurada la dignidad de su vida, mediante unas rentas suficientes y un sistema de atención a sus necesidades cotidianas, que permita asegurar su autonomía personal. Por eso, este 1 de Octubre, Día Internacional de las Personas Mayores, las CCOO ratificamos nuestro compromiso, durante todos los días del año, en la defensa de los derechos y la justicia social para quienes construyeron el presente que hoy somos y merecen, junto al reconocimiento de toda la sociedad, un lugar en el futuro que luchamos por construir. Es su derecho y es nuestro deber.

Francisco Javier López Martín

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: