CINCO AÑOS QUE CAMBIARON ESPAÑA: DEL 1001 A LOS ABOGADOS DE ATOCHA

octubre 1, 2014

proceso 1001 2_thumb[3]

Hay momentos en la historia de cada país en los que se hace buena la cita de Gramci, Crisis es cuando lo viejo ha muerto y lo nuevo no ha nacido aún. Un concepto que tiene relación con el término utilizado por Walter Benjamin en sus Tesis sobre la filosofía de la historia (jetztzeit) para definir un tiempo-ahora, lleno de energía, que se separa del devenir de la historia y en el que se concentran las posibilidades de dar un salto hacia el futuro. Uno de esos momentos se produjo en nuestro país entre el 24 de junio de 1972 y el 24 de Enero de 1977. Lee el resto de esta entrada »

Anuncios

VAMOS AL 1º DE MAYO

abril 30, 2013

1mayoEl 1º de Mayo es el día 121 del año. Bueno, el 122 si el año es bisiesto. En todo caso, algo trágico, algo mágico se mueve en torno a la fecha.

Cuentan las crónicas que en 1212 (en Jordania, Jerusalén, El Cairo), en 1279 (en Italia, Florencia y San Marino), en 1312 (en la península del Sinaí, en los Golfos de Suez y de Ácaba), en 1619 (en Japón), en 1582 (en Nápoles), en 1929 (en Irán), en 2003 en (Turquía) , el 1º de Mayo vino acompañado de terremotos que destruyeron haciendas y vidas y, en el caso de Japón, con tsunamis que causaron numerosos muertos.

Día para la invasión de Cabo Verde en 1460. Día para conmemorar la unidad de Inglaterra, Gales, Escocia, para formar el Reino Unido de la Gran Bretaña, en 1707. Día para que naturalistas como Linneo publiquen sus estudios sobre las plantas (1753), o se abran Jardines Botánicos como el de Viena (1755).

Día para estrenar óperas, como “Las bodas de Fígaro”, de Mozart (1786), o para crear sociedades ilustradas como los Illuminati, en 1776, para resistir ante el poder de los jesuitas.

Día para abolir la esclavitud en el Imperio Británico, en 1834. O para poner en circulación el primer sello de correos en 1840.

Día para inaugurar el Empire State en Nueva York (1931), o para estrenar Ciudadano Kane en 1941.

Un 1º de Mayo de 1945, para anunciar que Hitler ha muerto combatiendo el bolcheviquismo. Eufemismo para informar de su oscuro suicidio en un negro búnker de la cancillería en Berlín.

Día para iniciar una huelga de tres años de los aborígenes australianos en 1946. Para que Eva Perón pronuncie su último discurso en la Plaza de Mayo en 1952. O para que los obreros hondureños inicien la huelga más importante del país contra la United Fruit (1954).

Día para comenzar las protestas en Seattle contra la decisión de Nixon de invadir un país neutral como Camboya en el marco de la Guerra de Vietnam (1970). El 1 de mayo de 2003 Bush da por concluida la aún hoy inacabada guerra de Irak.

Día para el ingreso de 10 nuevos países en la Unión Europea en 2004 y para que en 2006 millones de inmigrantes latinos realicen una huelga de protesta en Estados Unidos contra las leyes de inmigración, al tiempo que Evo Morales nacionalizaba los hidrocarburos en Bolivia.

Día para que nazcan Juanita Calamidad, Santiago Ramón y Cajal, Van Gogh, Teilhard de Chardin, Cuauhtémoc Cárdenas, o para la muerte de Livingstone, o Dvorak.

El 1º de Mayo de 1886, fue también el día que eligieron las organizaciones obreras estadounidenses para exigir la jornada laboral de 8 horas. Una huelga que fue innecesaria en algunas empresas que implantaron las 8 horas con el anuncio del 1º de Mayo, pero que en otros lugares, como Chicago, obligó a continuar la huelga en los días siguientes.

El día 2 la policía de Chicago disolvió una manifestación de más de 50.000 personas y el 3 disparó a quemarropa contra la población, muriendo 6 manifestantes. El día 4, en la Plaza de Haymarket, de nuevo la policía cargó contra 20.000 manifestantes, que protestaban contra las muertes del día anterior. Un artefacto explosivo estalló entre las filas policiales. A partir de ese momento la policía comenzó a disparar contra la multitud provocando un número desconocido de muertos y heridos.

Se declaró el estado de sitio y se produjeron cientos de detenciones. El 21 de junio se inició el juicio contra más de 30 sindicalistas. Ocho de ellos resultaron condenados. Tres de ellos a largas condenas de cárcel y, otros cinco, condenados a muerte, tras un juicio cargado de irregularidades de todo tipo:

George Engel, alemán, 50 años, trabajador tipógrafo.

Albert Parsons, 39 años, periodista estadounidense.

Otro periodista, August Spies, alemán, 31 años. Se probó que no había estado presente, pese a lo cual fue condenado.

Adolf Fischer, periodista, alemán, 30 años.

Louis Lingg, alemán, carpintero, 22 años. Se suicidó antes de ser ahorcado.

El 11 de noviembre fueron ejecutados. Es el Congreso Socialista de París de 1889, el que decide que el 1º de Mayo se convierta en un día de reivindicación y conmemoración en todo el planeta, que comenzó a celebrarse en 1890.

Desde entonces, cada 1º de Mayo, millones de personas en todo el planeta, conmemoran el 1º de Mayo. Más de 140 años después, en muchos lugares del planeta, millones de trabajadores y trabajadoras siguen viviendo jornadas laborales de mucho más de 8 horas.

Millones de mujeres y de hombres trabajan en condiciones penosas e insalubres, que producen accidentes laborales como el de Bangladesh, donde acaban de morir centenares de personas que trabajaban hacinadas fabricando la ropa que nosotros vestimos a cambio de salarios miserables.

Millones de trabajadores y trabajadoras mantienen luchas sindicales en Asia, América Latina, África, para poder conquistar una vida digna, con un trabajo decente.

Aquí, en Europa, el sindicalismo de trabajadores y trabajadoras organizados, lucha en las fronteras de un estado del bienestar, demolido sistemáticamente por quienes utilizan la crisis para acabar con el reducto más sólido de los derechos laborales y sociales.

Unas políticas que llevan a la desesperación a los pueblos. Que conducen a nuestro país, a golpe de recortes y políticas de ajustes, al desmantelamiento de los Servicios Públicos, de las prestaciones sociales, al abandono de las más de seis millones de personas desempleadas, al deterioro sistemático de las condiciones de vida y trabajo.

Por eso, este 1º de Mayo volveremos a las calles. Conmemoraremos la lucha de los trabajadores y trabajadoras. Reivindicaremos una vez más, una salida justa y equilibrada de esta crisis. Para nosotras y nosotros, para nuestros mayores y nuestros hijos. Para los trabajadores y trabajadoras del planeta.

VIVA EL 1º de MAYO
Francisco Javier López Martín
Presidente e la Fundación Sindical Ateneo 1º de Mayo
Secretario de Formación de CCOO


EL 10M CONTRA EL PARO Y LA CORRUPCIÓN

marzo 5, 2013

1607056-10M
La Cumbre Social vuelve a la calle. El próximo 10 de marzo, en decenas de ciudades españolas la ciudadanía volverá a tomar las calles contra el paro y la corrupción. Un paro que ha alcanzado ya los 5 millones de personas inscritas en las oficinas del paro y una corrupción que atenaza la vida del país.

Europa ha tomado la vía equivocada para superar esta crisis. Las decisiones de la Comisión Europea, dirigidas con mano de hierro por la canciller alemana Ángela Merkel, están conduciendo a una recesión cada vez más extensa y dura, con un resultado escalofriante.
El aumento del paro, las desigualdades, la exclusión social de capas cada vez mayores de la población.

Los Gobiernos, el Gobierno español a la cabeza, mienten a sus pueblos. Pero los discursos huecos, se muestran cada vez más incapaces de ocultar el desastre de más de 6 millones de personas paradas esta vez en datos de la Encuesta de Población Activa. 1,8 millones de familias españolas con todos sus miembros en paro. El 27% de la población por debajo del umbral de la pobreza.

Las empresas cierran. Los expedientes de regulación de empleo se multiplican. Los despidos individuales arrecian. La distancia entre el Gobierno y la ciudadanía es cada vez mayor. El deterioro de la política, incapaz de ser un instrumento útil para solucionar los problemas de las personas.

Problemas que tienen que ver con el paro, la pobreza, el debilitamiento de servicios públicos esenciales como la sanidad, la educación, los servicios sociales, la atención a la dependencia. De nada parecen servir las manifestaciones, las huelgas, la recogida de firmas para promover una Iniciativa Legislativa Popular por la Dación en Pago y la paralización de los desahucios.

Lejos de escuchar a la ciudadanía tras el fracaso de los recortes o de la Reforma Laboral, el Gobierno se adentra en nuevos errores, como la reforma de la Ley de Bases de Régimen Local, concebida para debilitar las competencias de los Ayuntamientos, la administración más cercana a los ciudadanos y ciudadanas. Otra forma de recortar servicios públicos para la ciudadanía.

La conexión entre cargos públicos y empresas. La corrupción que pone de relieve el enriquecimiento ilegítimo y casi siempre ilegal. Al tiempo que se persigue a quienes protestan en las calles y a las organizaciones que intentan ejercer un control democrático, desde la sociedad, sobre la acción de los gobiernos.
Y sin embargo, la política debería ser una de las actividades más dignas que puede ejercer un ser humano.

La Cumbre Social vuelve, el 10M a la calle. Porque la lucha contra el paro, contra las injustas políticas sociales y económicas. La lucha contra la corrupción y por la reforma democrática, son sin duda, las tareas más urgentes del país, en estos momentos.
De esta lucha depende el futuro de nuestra sociedad.

Francisco Javier López Martín
Secretario Confederal de Formación de CCOO


900 102 305: INFORMAYOR

diciembre 29, 2011


Madrid tiene 6,5 millones de habitantes, de los cuales 974.000 tienen 65 años o más, con un número mayor de mujeres (576.500) que de hombres (397.500). El número de pensionistas es de casi 1.000.000, de los cuales 635.000 son pensiones de jubilación, 250.000 de viudedad y más de 74.000 de incapacidad.

El peso demográfico de los mayores y pensionistas es muy elevado. Un gran número de personas que tienen dos problemas fundamentales. De una parte las rentas y de otra la dependencia.

Nuestros mayores tienen unas pensiones bajas. Las pensiones contributivas en Madrid se mueven en la media de los 1.100 euros. Pero las pensiones de viudedad se encuentran en una media de 667 euros. La congelación de las pensiones ha afectado en Madrid a 3 de cada 4 pensionistas. Una congelación que no se justifica en la sostenibilidad del sistema de pensiones, que está garantizada, sino en una inexplicable política de recortes, que sólo ha contribuido al mayor empobrecimiento y la parálisis económica.

De otra parte nuestros mayores, viven un problema creciente de necesidad de ver asegurada su autonomía personal mediante ayudas y prestaciones para la dependencia. Si nuestras rentas en pensiones son bajas, con respecto a los países europeos de nuestro entorno el diferencial en materia de atención a la dependencia es aún más alarmante. No en vano nuestra media de gasto social se sitúa en torno al 25 por ciento de nuestro Producto Interior Bruto (PiB), frente al 30 por ciento de media europea.

Han transcurrido cinco años desde el inicio de la aplicación de la ley de Dependencia. En Madrid, el retraso en la aplicación de la ley es también muy notable. Figuramos a la cola de España, como la cuarta comunidad con menos beneficiarios, en relación al número de habitantes, con un 1,19 por ciento, frente a una media nacional del 1,58 por ciento y aún más lejos de Comunidades como Castilla y León, con un 2,35 por ciento, o el 2,59 por ciento de Cantabria.

Además arrastramos una lista de espera de 16.268 personas, un 17,5 por ciento de los dependientes reconocidos. Son además los servicios de bajo coste, como la teleasistencia, o la ayuda a domicilio, o la ayudas para cuidados en el entorno familiar, los que más crecen, frente a servicios más costosos como las plazas residenciales, o los centros de día.

La opacidad y oscurantismo de los datos es práctica habitual, hasta el punto de que los propios datos presupuestarios son oscuros. En 2008 anunciaban que para atender a cerca de 20.000 personas y en 2011 afirman dedicar 913 millones para atender a 76.600 personas. O antes mentían o ahora no cuadran los datos.

El derecho a la atención a la dependencia debe democratizarse en Madrid, asegurando una información transparente y la participación social en la gestión de las prestaciones y en la política de atención a la dependencia.

CCOO contamos hoy con un teléfono de atención a las personas mayores, jubiladas, dependientes. Un teléfono para asesorar en el cálculo de la pensión, orientación a las personas jubiladas sobre prestaciones, ayudas, servicios a los que pueden acceder. Información sobre la ley de Dependencia o el acceso a recursos de protección social. El teléfono 900 102 305. En el caso de los pensionistas madrileños, pueden dirigirse, además de a este teléfono del INFORMAYOR, AL 91 536 53 89 para obtener cita para una atención personalizada.

El INFORMAYOR de CCOO es el teléfono de los derechos de nuestros mayores, nuestros pensionistas y jubilados, las personas dependientes. Un teléfono imprescindible en tiempos de crisis, en los que va a ser cada día más necesario defender los derechos de nuestros mayores frente al acoso de los recortes y ajustes del gasto social. No pueden ser los más débiles, los más golpeados por los efectos de la crisis, los que pagan las consecuencias, mientras los causantes de la misma escapan indemnes, manteniendo sus privilegios y beneficios.

Francisco Javier López Martín


HOY SOMOS MÁS LIBRES

octubre 24, 2011


Asumí la Secretaría General de CCOO de Madrid en el año 2000. Aquel fue el año en el que ETA mataba a José Luis López de Lacalle, fundador de CCOO, con cinco años de cárceles franquistas a sus espaldas, fundador del Foro de Ermua, miembro del Partido Socialista de Euskadi. Periodista, columnista en diarios como el Mundo.

Ese año cayeron personas como Fernando Buesa, Secretario del Partido Socialista de Euskadi, Ernest Lluch, exministro de Sanidad del Partido Socialista. José María Korta, empresario. Lee el resto de esta entrada »


EL PROBLEMA EDUCATIVO DE LAS CAMISETAS VERDES

octubre 19, 2011


Una marea verde recorre Madrid y el Gobierno Regional se empeña en montar un debate a costa de las camisetas que dan colorido de esperanza sin Esperanza a las calles madrileñas.

Podríamos pensar que es tonto quien mira el dedo que señala las estrellas, pero estaríamos equivocados. Fijando la atención sobre el dedo sólo se intenta una maniobra más de distracción de las muchas que tendremos aún que soportar. Lee el resto de esta entrada »


UN HOMBRE JOVEN LLAMADO PEDRO PATIÑO

octubre 4, 2011

¡Nadie se llame a engaño, cuando lloro,
cuando canto! (… quedó marchito y ciego
cuando al fuego escupió tan verde coro).
¡Hay que seguir trillando … bajo el fuego
!
Andrés García Madrid

Era aquel tiempo de silencio, cuando nuestros padres, los hijos de los vencidos, entrecortaban sus palabras, balbucían. Los murmullos eran la única fuente de información confusa al alcance de los niños. Algo pasaba, algo era inestable en nuestro mundo, pero no éramos conscientes de lo que ocurría.

Tendrían que pasar años para que la libertad recién recobrada nos devolviera la conciencia que nuestros antepasados habían dejado en nosotros.

Pero mientras tanto, mientras la libertad se abría camino, un hombre moría asesinado cerca de mi casa en Villaverde. Su muerte fue un rumor que recorría las calles, los lugares de reunión, las casas. El hombre tenía un nombre Pedro, Pedro Patiño.

No conocíamos su rostro, tan sólo retazos de murmullos construían su figura. Luego fue una foto. Había más fotos de Pedro Patiño, sin duda. Pero sólo conocimos aquella. La de un hombre sentado, sosteniendo a su hijo, mientras su hija mira sonriendo hacia la cámara. Un hombre joven, que trabajaba en la construcción, un militante comunista y de CCOO, que repartía pasquines animando a una huelga. Un hombre joven junto a otros hombres, en un país que no reconocía ni el derecho de reunión, mucho menos el de huelga, o el de participar en piquetes. Un hombre, con otros hombres, entre Leganés y Villaverde, exigiendo la libertad de Paco García Salve, el cura obrero, detenido por defender los derechos de los trabajadores.

Luego, Pedro Patiño, fue el nombre de la Escuela de Formación Sindical de CCOO de Madrid, donde miles de delegados se forman en derechos laborales y derechos sindicales. La nómina, el convenio colectivo, la negociación. Los valores del trabajo.

Hoy miles de manifestantes toman las calles de Madrid, tras una masiva huelga en la enseñanza pública madrileña, padres, profesores, alumnos, unidos en un inmenso piquete para defender lo que es de todos.

Sin miles de hombres y mujeres como Pedro Patiño la libertad en las calles nunca hubiera sido patrimonio del pueblo.

Injusta es siempre la muerte. Nunca la justicia fue hecha plenamente con Pedro Patiño y tan sólo, a título personal, muy recientemente, en 2009, el Gobierno reconoció la injusticia de su persecución y su muerte “en defensa de su actividad política”.

Y sin embargo, aún más injusto, me parece hoy el olvido, el silencio, la muerte de nuestra memoria. Ese exilio interior que nos hace olvidar que hoy vivimos porque otros nos dieron la vida. Que somos libres porque otros abrieron las puertas a la libertad. Que nuestras luchas llevan en sus genes otras luchas.

La peor injusticia consiste en que nuestra memoria, la conciencia de nuestra clase, nuestra propia conciencia de clase, sea escrita, cuando no silenciada, por otros.

Si triste y duro era aquel tiempo de silencio impuesto a golpe de bota militar, no menos triste es el silencio asumido, interiorizado. La cultura del olvido que diluye el valor del trabajo humano y devalúa la solidaridad y el apoyo mutuo.

De ahí la importancia de reivindicar hoy a Pedro Patiño, a los Abogados de Atocha y a tantos otros que lucharon y dieron su vida para que los más fuéramos un día los mejores. Aquellos que frente a los designios de los poderosos, de los mercaderes, se alzaron del suelo, enarbolaron el orgullo de su clase y, contra todo pronóstico, a costa de sus propias vidas, abrieron las alamedas para que otros hombres y mujeres libres construyeran una sociedad mejor.

En nuestro orgullo, en nuestras luchas, vive hoy un hombre joven llamado Pedro Patiño.
Francisco Javier López Martín
Secretario General de CCOO de Madrid