La inmigración en campaña electoral

mayo 7, 2019

La inmigración se ha convertido en eso que se llama leitmotiv. La palabra es un germanismo que nos habla de ideas, temas, melodías, que se van repitiendo a lo largo de una obra musical y, por extensión, en otro tipo de obras como las literarias, o películas. En este caso la reiteración, a veces machacona, se viene produciendo en los discursos de los políticos en campaña electoral.

Si no fuera por el empeño y el esfuerzo que despliegan algunos líderes de la derecha extrema y de la extrema derecha para convencernos de que el número de inmigrantes nos ha desbordado y que, además, acumulan todos los beneficios sociales, utilizan la sanidad pública mucho más que nosotros y mentiras similares, no merecería la pena dedicar una sola línea a este problema inventado.

Pero parece que la campaña electoral va a servir de altavoz para muchos de estos mensajes, pese a que se ha demostrado el éxito de Madrid no ha experimentado un crecimiento de población sustancial a lo largo de los últimos diez años. Andamos en la región por los 6´5 millones de habitantes, sin que la pobla ción inmigrante haya crecido, sino todo lo contrario. Lee el resto de esta entrada »

Anuncios

Salud, paro y pobreza en Madrid

mayo 7, 2019

El estado de salud de una población se encuentra condicionado por una serie de factores como la evolución demográfica, los hábitos saludables de vida, la alimentación, o el medio ambiente. Pero no menos importantes son otras circunstancias de las que se habla menos, como el nivel de rentas, la calidad del empleo, los niveles de paro, las desigualdades sociales, los mayores o menores riesgos de pobreza.

Se acercan en la política nacional todo tipo de elecciones y la protección de la salud debería de ser uno de los elementos esenciales a tomar en cuenta a la hora de decidir nuestro voto. Sin embargo hay muchos intereses confabulados para conseguir que la salud se nos olvide y prestemos atención a otras cuestiones coloridas pero inútiles, como la cantidad de bandas rojas y amarillas que debe tener una bandera y hasta el color de unos lazos.

La situación del empleo y las tasas de paro son, por ejemplo, determinantes para nuestra salud, aunque los políticos tiendan a olvidarlo. Hace diez años en Madrid estábamos muy cerca de los 3´1 millones de personas ocupadas y hoy, tras la dura y larga crisis económica y de la tan aireada recuperación, aún no hemos recuperado esas cifras de ocupación. La situación del paro es aún más dramática. Hace diez años el paro estaba en torno a las 210.000 personas. Dos años después el golpe de la crisis hacía crecer el paro hasta las 542.000 personas y hoy, aunque se ha reducido, aún se encuentra en las 456.000 personas, casi un 13´5% de la población. Lee el resto de esta entrada »


De huelgas, atentados y conspiraciones

abril 5, 2019

Un año más hemos vivido, el 8 de Marzo, una de las más impresionantes manifestaciones del movimiento feminista. A los pocos días, nos hemos enfrentado de nuevo al recuerdo del brutal golpe terrorista del 11-M. Quince años, ya han transcurrido 15 años. Parece ayer, o toda una eternidad.

Ya se ha dicho todo, o casi todo, en artículos, tertulias, editoriales, columnas, libros, conferencias, sobre ambas fechas, pero hay algunas reflexiones, no necesariamente acertadas, que se me vienen a la cabeza, al bies de algunas cosas que he visto, oído, pensado, en estos días. Y quisiera hacerlo a la manera de Rohmer en sus películas, Yo no digo cosas en mis películas, muestro gente que habla y se mueve como los paisajes, las caras, los gestos y sus comportamientos.

Una joven participa en la manifestación feminista. Se encuentra en el lugar donde se organiza la pancarta, el lugar donde la cabecera aún no ha arrancado a andar. La megafonía instalada en una furgoneta habla de las reivindicaciones del día. La huelga laboral, la huelga estudiantil, la de consumo. El combate contra la violencia de género y las muertes que no cesan. Lee el resto de esta entrada »


Carta abierta a Manuel de la Rocha

marzo 10, 2019

 

Manuel,

He seguido con bastante interés y no poca inquietud tu decisión de presentarte a las elecciones primarias para ser el candidato del Partido Socialista al Ayuntamiento de Madrid. Mi interés tiene que ver con lo inusual que sigue siendo, en nuestros tiempos, que alguien que no cuenta con los respaldos del aparato dirigente de cualquier organización, se atreva a plantar cara y defender sus ideas y sus proyectos.

En cuanto a la inquietud proviene de mi experiencia de cómo esos mismos aparatos despliegan toda su capacidad de comprar voluntades y asegurar que se salen con la suya, demostrando así que quien se mueve no sale en la foto.

No te conozco demasiado. Conservo de ti una referencia antigua de cuando eras alcalde de Fuenlabrada. Aquel pueblecito que no llegaba a 3.000 habitantes en los años 60, que no alcanzaba los 20.000 cuando murió el dictador y que hoy tiene diez veces más habitantes que  hace 40  años y setenta veces más que hace 50. Lee el resto de esta entrada »


Hacia la libertad, hacia el 8 de Marzo

marzo 10, 2019

Vivimos tiempos extraños. De esos malos tiempos de los que hablaba Dürrenmatt, en los que hay que volcar un ingente esfuerzo en demostrar lo evidente. Parece algo increíble en momentos de sobresaturación informativa y expansión del Big Data tendente al infinito.

Probablemente sea ese exceso de datos el que determina nuestra incapacidad para detenernos a pensar con dos dedos de frente y nos conduce, indefectiblemente, a aceptar como verdad, la mentira mil veces repetida, siguiendo el inestimable consejo del jefe de la propaganda nazi Joseph Goebbels.

Es cierto, como escucho a una tertuliana de reality show (obsérvese que para escucharla tengo que verla, por más que luego diga que pasaba por allí), que vivimos tiempos de auge de las mujeres. Y, sin embargo, aunque pudiera parecer lo contrario, las desigualdades siguen persistiendo y las violencias en manada siguen arreciando.

Si miramos hacia el interior de las familias, comprobamos que las mujeres siguen dedicando el doble de tiempo que los hombres a tareas domésticas de todo tipo. Tareas que no son agradecidas, ni reconocidas, ni mucho menos pagadas. Es cierto que las cosas han cambiado, pero me parece observar que sigue persistiendo el concepto de ayudar a la mujer, en lugar de asumir el de la corresponsabilidad. Lee el resto de esta entrada »


Relatores, comisionados, observadores y otros ingenios

marzo 10, 2019

Anda el país un poquito raro, bastante raro, hay que reconocerlo. Es como si quienes se han postulado y obtenido el mandato electoral para gobernar, ya sea en el Estado, la Comunidad, o los Ayuntamientos, lo hicieran con porte aguerrido, sacando pecho, pero con mano temblorosa.

El gobierno del Estado acaba de presentar y retirar de inmediato, la idea de designar un Relator que actúe como una especie de mediador entre los partidos catalanes. No se sabe muy bien con qué funciones, ni tan siquiera ha llegado a concretarse el nombre en cuestión, pero ahí queda como resultado inmediato la manifestación, más o menos pinchada, que las derechas unidas han convocado en Colón.

Mi amiga Yolanda Moya, compañera de mi otro amigo, el periodista Alfonso Roldán, me recuerda desde su blog que no hace más que pensar en Julia esa estatua de niña catalana, de doce metros de altura, que sueña Madrid con los ojos cerrados en plena Plaza de Colón. Qué habrá pensado, imbuida como está en su seny, su prudente silencio, su paz interior, al ver ese despliegue de banderas nacionales enarboladas como barrera frente a las otras Españas. Lee el resto de esta entrada »


La banca siempre gana

marzo 10, 2019

Me voy de gestiones bancarias. La verdad es que procuro no consumir demasiado tiempo esperando turno en una sucursal, o haciendo cola ante una caja. Me he ido acostumbrando (o me han ido amoldando), a realizar  gestiones sencillas desde casa, conectado a un viejo ordenador. Me he instalado cómodamente en el más básico de los niveles, sin haberme atrevido a incurrir en las prácticas de esos jóvenes que ponen el móvil encima de un datáfono y pagan la hamburguesa.

Pero, aún con ese Nivel Below, bajo, de abajo, ínfimo, me doy cuenta de que hace meses que no piso una oficina bancaria más allá del cajero. Pero hay veces en las que no hay más remedio que poner un papel sobre la mesa física de un bancario, o bancaria, que no banquero, o banquera y firmar algo delante de él.

Procuro concentrar las gestiones bancarias en un solo día, para quitármelo de en medio de un plumazo. En estos pocos meses en los que les he dejado solos, me asombro de que la oficina ya no existe. La caja ha desaparecido. Allí no hay dinero. Si quieres dinero te acompañan amablemente a los cajeros automáticos.

Te acomodan ante una mesa de terraza de bar y te sirves un café, mientras esperas que las otras mesas se vayan despejando. Entre sorbo y sorbo ojeo un folleto en el que me cuentan que acabo de adentrarme en un espacio inspirado por mí. Más tecnológico, pero más personal, humano, cercano y transparente. La verdad es que si prestara un poco de atención, no sería difícil enterarme de los trámites que se van realizando a mi alrededor. Transparencia absoluta. Lee el resto de esta entrada »