No con nuestro voto

junio 11, 2019

Hace poco, repasando los estantes de mi biblioteca, encontré una vieja joya escrita por Bertrand Russell, El poder en los hombres y en los pueblos, publicada por Losada, una de esas editoriales de Buenos Aires que nos nutría de cuanto nos era negado por el franquismo decadente y almidonado, pero aún cruel y despiadado, que se aprestaba a morir matando. Se trata de la quinta edición, impresa en 1969, aunque la primera se remonta a 1939, en pleno momento histórico de ascenso de los fascismos.

Ojeando y hojeando el libro, compruebo hasta qué punto los pensadores del pasado, ya nos indicaron los principales males que acechan y amenazan nuestra convivencia social y política. Bertrand Russell nos alerta de que toda la ciencia social se ve atravesada por el poder. El amor al poder es universal, aunque no siempre consiga expresarse en su forma absoluta.

Otro pensador poco frecuentado en nuestros tiempos, Erich Fromm, nos advertía de los mecanismos a través de los cuales el miedo a la libertad consigue despejar el camino y abrir las puertas al poder despótico del fascismo, o del estalinismo, bajo sus diversas formas. Lee el resto de esta entrada »

Anuncios

Los cuatro pilares de nuestro futuro

mayo 23, 2019

Acabamos de superar el reto de las elecciones generales y nos hemos adentrado ya en la campaña de las europeas, autonómicas y municipales. El panorama que han dibujado los resultados del 28 de Abril es, en buena parte, una ilusión y un espejismo.

El triunfo del Partido Socialista no es abrumador, ni tan siquiera concluyente. A la división del voto en dos bloques, derecha e izquierda, casi iguales en número de votos, se une la situación desquiciada en Cataluña, el enrocamiento de Ciudadanos en unas posturas cada vez más alejadas del centrismo, para disputar el espacio de la derecha a un Partido Popular que asiste confundido al crecimiento de una fuerza de ultraderecha que hasta el momento vivía agazapada dentro de sus filas.

Una situación a la que viene a sumarse la fractura y atomización de las fuerzas políticas situadas a la izquierda del PSOE, incapaces de conciliar las diferencias territoriales, la diversidad de extracciones sociales de sus componentes, las ambiciones personales, la pluralidad de las ideas, la libertad de opinión, el respeto a la discrepancia y a las decisiones adoptadas.

En este panorama, las elecciones europeas quedan desdibujadas, pese a que de Europa provienen buena parte de los marcos normativos a los que tienen que ajustarse y en los que luego hay que desarrollar, las políticas nacionales, autonómicas, o locales. Será en la batalla por el control de las autonomías y los ayuntamientos, donde se decidirán buena parte de los escenarios políticos para los próximos años.

A la hora de tomar una decisión sobre el voto el próximo día 26 pesará, sin duda, el recuerdo del voto en las elecciones celebradas hace menos de un mes, pero también otros elementos como la simpatía personal, el conocimiento, la confianza, la afinidad que sea capaz de suscitar cada uno de los candidatos, o candidatas.

Más allá de todo ello y aunque parezca mucho pedir, me parece que no haríamos mal en tomar en cuenta, además, cómo se pronuncia cada partido sobre los temas esenciales que afectan a nuestras vidas. Los cuatro pilares que terminarán sustentando nuestro futuro. El empleo, la salud, la educación y los servicios sociales. Lee el resto de esta entrada »


A propósito de Rubalcaba

mayo 23, 2019

La memoria es huidiza y selectiva. Olvida lo que se le antoja y recupera los recuerdos que la da la gana. A veces recurre a tiempos muy lejanos como si fueran ayer y en otras ocasiones se empeña en dejar escapar momentos vividos en tiempos cercanos. Nos ocurre a todas y a todos, en todas partes, pero particularmente en nuestro país, En España enterramos muy bien, decía Alfredo Pérez Rubalcaba.

Mi memoria selectiva de Rubalcaba se remonta al año 1988. Alfredo Pérez Rubalcaba era Secretario de Estado de Educación cuando los profesores decidimos que había llegado la hora de ver solucionados algunos problemas que venían de muy lejos. Los socialistas gobernaban desde 1982 y el profesorado reclamaba un sistema retributivo homologado con el de otros empleados públicos.

Nos preocupaba también que no hubiera aún forma eficaz de cubrir los problemas de responsabilidad civil que pueden surgir en cualquier centro educativo y que daban lugar a la indefensión del funcionario cuando se producía un accidente, o cualquier tipo de demanda jurídica.

Queríamos ver legalmente reconocidas las especificidades de una jornada laboral que exigía momentos de docencia directa, otros de permanencia en el centro y muchos más de preparación de las clases, corrección de pruebas, evaluaciones, en casa.

Nos importaba que se estableciese una formación docente que nos permitiera actualizarnos, intercambiar experiencias, fomentar las buenas prácticas. Eran tiempos en los que los movimientos de renovación pedagógica, inspirados en otros países como Francia, Italia, Alemania, Reino Unido, luchaban por modernizar la educación española, integrarla en Europa.

Los costes para la Hacienda Pública eran muy importantes. Las negociaciones se habían paralizado y declaramos una larga huelga que, como ocurriría con la inmediatamente posterior del 14-D, pareció acabar en nada. Sin embargo aquellos temas protagonizaron luego las negociaciones, las movilizaciones y se fueron abriendo camino en los acuerdos de años posteriores. Rubalcaba fraguó en aquellas luchas una relación con los trabajadores y sus sindicatos que nunca dejó de lado. Lee el resto de esta entrada »


Espejismo electoral

mayo 23, 2019

El Partido Socialista ha ganado las elecciones. Esa es la conclusión más evidente de las recientes elecciones generales celebradas en España. El miedo al efecto Andalucía ha pesado, hemos salido a votar algo más que en anteriores ocasiones  y, por el momento, la anunciada triple alianza, con presencia de la ultraderecha, se ha visto frenada en seco, al tiempo que sus protagonistas se han embarcado en una trifulca entre la “derechita cobarde”, la “derecha naranjita” y la “ultraderchita cobarde” que se toma a mal que la llamen por su nombre.

En lo único en lo que parecen ahora coincidir es en establecer un cordón sanitario en torno al socialismo, intentando forzar al ganador a terminar pactando su gobierno con Podemos y diferentes grupos nacionalistas, lo cual deben considerar que incrementa sus posibilidades de seguir utilizando a Cataluña como principal arma arrojadiza durante la legislatura y en futuras campaña electorales.

Es una estrategia como otra cualquiera, pero me parece tremendamente irresponsable. No me extraña nada cuando viene de la ultraderecha emergente de cuyo nombre no quiero acordarme. Pero resulta mucho más extraña en un partido que nació en Cataluña, impulsado por una izquierda no nacionalista y con esencias socialdemócratas, que se han ido deslizando hacia un ultraliberalismo nacional y ranciamente anticatalanista.

Y tampoco me cuadra en un partido que se autodenomina popular y aspira a seguir liderando el centro y buena parte de la derecha. La crispación política a la que se ha dejado arrastrar Casado, de la mano de sus mentores Aznar y Aguirre, sólo puede conducirle a ser devorado por un nacionalismo españolista y un ultraliberalismo económico, demasiado alejados de sus seguros caladeros de votos tradicionales. Lee el resto de esta entrada »


Aprender siempre de los mejores

mayo 7, 2019

Nos han vendido la idea de que hemos entrado en un momento de recuperación económica. Dicen que, tras la larga crisis, la economía se va fortaleciendo, el paro disminuye y los niveles de empleo se recuperan. Sin embargo no es oro todo lo que reluce. Europa es un buen ejemplo, en este momento en el que nos acercamos a la encrucijada de unas elecciones para elegir el Parlamento de la Unión.

Las crisis cíclicas del capitalismo, a las que nos habíamos acostumbrado van dejando paso a un estado de crisis permanente, compatible con momentos de recuperación y de recesión económica, aumento o disminución del desempleo y de las tasas de paro. Ese es el signo del nuevo mundo global que ha parido la crisis mundial en la que nos embarcamos en 2008.

Lo cierto es que esta misma globalización y la revolución tecnológica, van exigiendo nuevas destrezas, mientras emergen nuevos perfiles de empleo. Nuestra juventud se preocupa de adquirir altos niveles de cualificación por vías formales o no formales que pueden perfectamente ser desperdiciados si continúa la tendencia de promover empleos de muy baja calidad. Lee el resto de esta entrada »


La España invisible y vaciada

abril 30, 2019

Venían de la cara oculta de España. Decenas de plataformas de organizaciones de la mitad del país se habían organizado para acudir a Madrid un domingo. Llegaron por decenas de miles, da igual ahora reseñar si fueron un centenar de miles,  algunos menos, o algunos más.

Fueron convocados en torno a un tema, La Revuelta de la España Vaciada, que pilló desprevenida a la clase política de la Villa y Corte, embarcados como estaban en asuntos de mucha enjundia e importancia, como los lazos amarillos, el color de las banderas, si hay muchos o pocos inmigrantes, o si hay que tener, o no, una pistola en casa.

Tan entretenidos andaban en estas disquisiciones, que todo fue confusión al ver desembarcar a miles de manifestantes, bien arropados por la prensa. Se pusieron nerviosos, salieron corriendo a aferrarse a alguna pancarta para salir en la foto. En plena precampaña electoral, los equipos de campaña tuvieron que improvisar hasta una indumentaria lo más adecuada posible para intentar recibir a eso que los medios llaman mundo rural. Lee el resto de esta entrada »


La universidad como negocio

abril 30, 2019

El Gobierno de Madrid, en el último momento, justo antes de la disolución de la Asamblea de Madrid, ha decidido hacer algunos regalos, de esos que terminan abriendo puertas giratorias, en forma de libro de favores pagaderos en un futuro inmediato. Así, se han aprobado tres nuevas universidades privadas. Dos de ellas son fruto de procesos de secesión desencadenados en centros dependientes de la Universidad Complutense y de la Rey Juan Carlos.

Muy poderosos intereses tienen que estar en juego para que, pese a los informes desfavorables del Consejo Universitario de la Comunidad de Madrid, de la Fundación para el Conocimiento Madri+d, o las alegaciones presentadas por todos los rectores de las universidades públicas, el gobierno haya sometido a la Asamblea de Madrid a la presión de que los grupos del PP y Ciudadanos hayan aprobado una decisión que ha sido recurrida ante los tribunales y que ha sido admitida a trámite por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

Por pura prudencia, convendría haber aplazado la decisión, pero la soberbia de las Administraciones hace que siempre prefieran pagar con dinero público y a posteriori, los costes de sentencias perdidas. Como nadie asume las irresponsabilidades políticas con dimisión, inhabilitación, multas, o condenas  personales, los gobernantes siguen a lo suyo y ya pagará la Hacienda Pública, que como se han encargado de explicarnos, somos todos. Lee el resto de esta entrada »