Online o presencial, esa no es la pregunta

junio 28, 2021

La pandemia nos ha situado de golpe ante una nueva realidad, como siempre de la mano de una nueva necesidad. Hemos tenido que tirar de internet, del teletrabajo, de las compras, o la educación online, para resolver muchos problemas cotidianos derivados del confinamiento, las restricciones de aforo y las medidas de distanciamiento en tiendas, aulas, oficinas.

Ahora, cuando las cosas van volviendo a su ser, descubrimos que ese ser ya no es el mismo, sino un nuevo ser, una nueva realidad, que incorpora algunos elementos que vinieron para quedarse. He visto despotricar a algunos docentes universitarios, recurriendo a argumentos como lo esencial que es la presencialidad en la vida universitaria, lo cual, teniendo parte de verdad, viene a ser algo desproporcionado.

Claro que toda actividad humana requiere ciertos momentos de mirarse a los ojos, hablar, debatir, afrontar un trabajo en equipo, tomarse algo juntos, echarse unas risas. Esas cosas son esenciales, ciertamente, pero ya nada es tan simple. Hoy los investigadores universitarios colaboran a miles de kilómetros de distancia, los alumnos pueden realizar muchas tareas sin estar en un aula, el profesorado puede orientar muchas de sus actividades en encuentros online.

Lee el resto de esta entrada »

Educación Digital

marzo 19, 2021

Ya sé que el panorama político se ha complicado mucho y que las urgencias políticas se han desencadenado en las sedes de los partidos. Las elecciones en Madrid forman parte de esas urgencias que ha decretado nuestra caprichosa presidenta para evitar cualquier otro debate que no gire en torno a su persona en toda España.

Sin embargo, mientras ella se ocupa de sus urgencias, alguien tiene que seguir gobernado, atendiendo a lo necesario y otros muchos tenemos que seguir pensando en lo importante. Los cambios en todos los campos están siendo tan brutales que nadie puede entender que haya responsables políticos que juegan a su propio interés, a saciar sus ansias de poder, a llenar los bolsillos de sus socios económicos.

La pandemia ha obligado a afrontar transformaciones inesperadas en nuestras maneras de vivir lo cotidiano, nuestras relaciones personales, nuestras formas de trabajo y también en cómo afrontamos los procesos educativos. Muchos de estos cambios son temporales, otros, sin embargo, han llegado para quedarse y algunos han sido tan forzados, que desaparecerán en cuanto que las vacunas hayan hecho aparición en número suficiente.

Lo he podido comprobar en el campo de la educación, donde, junto a los convencidos de la necesidad de los cambios, los apóstoles de las nuevas tecnologías, abundan aquellos que entienden que la educación requiere presencialidad, sin la cual no existe verdadera educación. Opiniones que he podido escuchar tanto en el profesorado, como en el alumnado.

Lee el resto de esta entrada »