La España invisible y vaciada

abril 30, 2019

Venían de la cara oculta de España. Decenas de plataformas de organizaciones de la mitad del país se habían organizado para acudir a Madrid un domingo. Llegaron por decenas de miles, da igual ahora reseñar si fueron un centenar de miles,  algunos menos, o algunos más.

Fueron convocados en torno a un tema, La Revuelta de la España Vaciada, que pilló desprevenida a la clase política de la Villa y Corte, embarcados como estaban en asuntos de mucha enjundia e importancia, como los lazos amarillos, el color de las banderas, si hay muchos o pocos inmigrantes, o si hay que tener, o no, una pistola en casa.

Tan entretenidos andaban en estas disquisiciones, que todo fue confusión al ver desembarcar a miles de manifestantes, bien arropados por la prensa. Se pusieron nerviosos, salieron corriendo a aferrarse a alguna pancarta para salir en la foto. En plena precampaña electoral, los equipos de campaña tuvieron que improvisar hasta una indumentaria lo más adecuada posible para intentar recibir a eso que los medios llaman mundo rural. Lee el resto de esta entrada »

Anuncios

La universidad como negocio

abril 30, 2019

El Gobierno de Madrid, en el último momento, justo antes de la disolución de la Asamblea de Madrid, ha decidido hacer algunos regalos, de esos que terminan abriendo puertas giratorias, en forma de libro de favores pagaderos en un futuro inmediato. Así, se han aprobado tres nuevas universidades privadas. Dos de ellas son fruto de procesos de secesión desencadenados en centros dependientes de la Universidad Complutense y de la Rey Juan Carlos.

Muy poderosos intereses tienen que estar en juego para que, pese a los informes desfavorables del Consejo Universitario de la Comunidad de Madrid, de la Fundación para el Conocimiento Madri+d, o las alegaciones presentadas por todos los rectores de las universidades públicas, el gobierno haya sometido a la Asamblea de Madrid a la presión de que los grupos del PP y Ciudadanos hayan aprobado una decisión que ha sido recurrida ante los tribunales y que ha sido admitida a trámite por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

Por pura prudencia, convendría haber aplazado la decisión, pero la soberbia de las Administraciones hace que siempre prefieran pagar con dinero público y a posteriori, los costes de sentencias perdidas. Como nadie asume las irresponsabilidades políticas con dimisión, inhabilitación, multas, o condenas  personales, los gobernantes siguen a lo suyo y ya pagará la Hacienda Pública, que como se han encargado de explicarnos, somos todos. Lee el resto de esta entrada »


El penitente y la cuaresma electoral

abril 30, 2019

Ya sé que vivimos tiempos poco dados a lo espiritual y religioso, pero no puedo menos que darle vueltas al hecho de que vamos a vivir toda la precampaña y campaña electoral en plena Cuaresma y Semana Santa. Las cosas no ocurren porque sí. Algo querrá decir esta confluencia de fechas.

No sigo con asiduidad las lecturas y reflexiones de la Iglesia sobre el calendario litúrgico, pero, al caer en la cuenta de que los Carnavales habían terminado y que Doña Cuaresma iniciaba su andadura, justo cuando los partidos políticos se embarcaban en el viacrucis electoral, no he podido por menos que vestirme de penitente y echarme a la calle.

Penitente literal. No uno de esos de capirote, a los que llaman también nazarenos, capuchinos, disciplinantes, cofrades encapuchados, flagelados o no. Me refiero a uno de esos penitentes cotidianos que vagan por los barrios cada día del año. Me ha servido de disculpa el hecho de que el médico me haya aconsejado quemar el excedente de calorías a base de andar unos kilómetros al día. Lee el resto de esta entrada »


Vuelve el eterno pelotazo

abril 5, 2019

Vivimos en un país que ha hecho de la necesidad negocio. Una de esas necesidades es la de la vivienda, contemplada como derecho constitucional. Sobre esa necesidad se han construido inmensos negocios que han sostenido el crecimiento económico entre crisis y crisis.

Cuentan que la Regente María Cristina reunió a mediados del siglo XIX a los empresarios de la Villa y Corte, poco habituados a adentrarse en negocios mineros, siderúrgicos, comerciales, textiles, o de cualquier índole productiva y les vino a decir algo así como, Madrid no tiene industria, pero sí tiene mucho suelo disponible. Hagamos industria del suelo.

Hacía referencia a que los vascos, o los catalanes, habían buscado actividades sobre las que sustentar su crecimiento económico y social, mientras que la capital seguía siendo una ciudad de servicios a la Corte, cuarteles, talleres artesanos, manufacturas militares, aristócratas, criadas, pequeños comerciantes y mucha gente malviviendo y buscándose la vida en trapicheos varios. Lee el resto de esta entrada »


De huelgas, atentados y conspiraciones

abril 5, 2019

Un año más hemos vivido, el 8 de Marzo, una de las más impresionantes manifestaciones del movimiento feminista. A los pocos días, nos hemos enfrentado de nuevo al recuerdo del brutal golpe terrorista del 11-M. Quince años, ya han transcurrido 15 años. Parece ayer, o toda una eternidad.

Ya se ha dicho todo, o casi todo, en artículos, tertulias, editoriales, columnas, libros, conferencias, sobre ambas fechas, pero hay algunas reflexiones, no necesariamente acertadas, que se me vienen a la cabeza, al bies de algunas cosas que he visto, oído, pensado, en estos días. Y quisiera hacerlo a la manera de Rohmer en sus películas, Yo no digo cosas en mis películas, muestro gente que habla y se mueve como los paisajes, las caras, los gestos y sus comportamientos.

Una joven participa en la manifestación feminista. Se encuentra en el lugar donde se organiza la pancarta, el lugar donde la cabecera aún no ha arrancado a andar. La megafonía instalada en una furgoneta habla de las reivindicaciones del día. La huelga laboral, la huelga estudiantil, la de consumo. El combate contra la violencia de género y las muertes que no cesan. Lee el resto de esta entrada »


15 años del 11M

abril 5, 2019

Me resulta imposible articular un discurso coherente sobre aquel 11-M. El paso del tiempo no ha matizado en nada aquella incapacidad de entender a golpe de razón lo que había sucedido en un instante, cambiando Madrid y nuestras vidas para siempre. Sólo pude aferrarme entonces, sólo puedo refugiarme ahora, para mirar el pozo sin fondo de sinsentido, desolación, dolor, en el poema Los Heraldos Negros, de César Vallejo:

Hay golpes en la vida, tan fuertes… ¡Yo no sé! / Golpes como del odio de Dios, como si ante ellos, / la resaca de todo lo sufrido se empozara en el alma. ¡Yo no sé! / Son pocos, pero son. Abren zanjas oscuras/ en el rostro más fiero y en el lomo más fuerte. / Serán tal vez los potros de bárbaros atilas, / o los heraldos negros que nos manda la Muerte.

El año 2003 había sido duro. Se había inaugurado con las costas gallegas cubiertas por el chapapote. España vivió unas Navidades negras que ni toda la marea blanca solidaria conseguía aliviar. Miles de voluntarios acudieron a limpiar las playas de aquello que Rajoy, como portavoz y vicepresidente del gobierno de Aznar, definía como hilitos, cuatro en concreto, regueros solidificados con aspecto de plastilina. Lee el resto de esta entrada »


Con mi barrio no se juega

marzo 10, 2019

Vengo de aquellos lejanos tiempos en los que la rebeldía juvenil de unos barrios recién llegados a la democracia constitucional, se topó de bruces con la ofensiva del tráfico de drogas que desquició cabezas y destrozó cuerpos. Vimos a niños iniciándose en el pegamento, como si fueran alevines en proceso de entrenamiento para pasar al canuto, el caballo, la coca.

Aquellas drogas, especialmente la heroína, se llevaron por delante a la generación de la Movida, causando más víctimas que una guerra y más muertes que todos los atentados terroristas juntos, muchas más que los accidentes anuales de tráfico o en el trabajo.

Las madres, las asociaciones vecinales, intentaron cortar aquella ruleta rusa que jugaba con la vida y la muerte de nuestros jóvenes, no siempre con éxito y teniendo que soportar el dolor de muchas vidas perdidas en los rincones más tenebrosos y apartados de los barrios.

Los ricos y altos ejecutivos jugaban con la coca, que terminó extendiéndose como una mancha hacia los lugares de diversión juvenil. Se nos llenó el diccionario coloquial de nuevos términos como éxtasis, speed, crack, que requerían un pastillero completo, mezclado con alcohol y tabaco para quemar las noches del bakalao y sus numerosas rutas. Lee el resto de esta entrada »