Atocha, flores en los tiempos del cólera

enero 28, 2021

No he querido hacer ruido durante los pocos actos que han podido organizarse para conmemorar el 44 aniversario del asesinato de los Abogados de Atocha, el día 24 de enero de 1977, durante aquella Semana Negra que conmovió a toda España. Una semana de asesinatos, secuestros, violencia policial y violencia de las bandas franquistas.

Este año la pandemia ha hecho aconsejable que, por primera vez en muchos años, el recorrido por los cementerios madrileños, para depositar flores en las tumbas se haya visto limitada en el número de asistentes, con todas las medidas de seguridad necesarias.

La concentración a las 10 de la mañana en la plaza de Antón Martín, ante la impresionante escultura de El Abrazo de Juan Genovés, fallecido este 15 de mayo pasado, se ha suspendido, aunque no han faltado, como cada año, las coronas y los ramos de flores de la Fundación Abogados de Atocha, del Partido Comunista y de las Comisiones Obreras.

Lee el resto de esta entrada »

El Año de la Igualdad

enero 1, 2021

No pasó la pandemia. La pandemia es un proceso que lleva su tiempo. Es un hito más, un desastre anunciado, en la Era del Antropoceno, un producto más de la aceleración depredadora que la especie humana está produciendo en la vida del planeta, en la propia vida de los seres humanos.

El golpe sobre la economía, el empleo, los modelos de convivencia y el conjunto de la sociedad ha sido brutal. Aún no nos habíamos repuesto de la primera oleada y ya teníamos encima la segunda, que parece que no será la última, por mucho que nos intenten convencer de que las vacunas ya están aquí y nos van a salvar, lo cual será cierto, pero tan sólo en el medio plazo, en el mejor de los casos.

Por lo pronto lo más probable es que comencemos el año con nuevas restricciones inevitables, a la vista del aumento de los contagios, las hospitalizaciones y los riesgos evidentes de nuevos colapsos en el sistema sanitario.

Lee el resto de esta entrada »

La cultura, nuestro talón de Aquiles

diciembre 20, 2020

Hubo un tiempo en que la pandemia arreciaba y nos veíamos encerrados entre las cuatro paredes de casa, salíamos cada tarde a mirar por la ventana mientras aplaudíamos (decíamos que a los sanitarios, pero la verdad es que nos aplaudíamos a nosotros mismos, para no sentirnos solos, en nuestro pequeño núcleo familiar).

En esos días, parece que fueron un sueño, todos temíamos caer enfermos, contagiar a nuestros seres queridos y deseábamos sobre todo ser bien atendidos en la sanidad pública (la otra no existía, o estaba a otra cosa, como vender rastreadores a buen precio, hospitalizar hoteles, medicalizar residencias, crear hospitales, cerrarlos, realizar pruebas para detectar el COVID19, todo a buen precio).

Pero, además de ser bien atendidos en la sanidad pública, nos salvaba el día una cantautora que había compuesto algo nuevo y nos lo regalaba, un actor que recitaba, unos músicos que tocaban cada uno desde su casa y sonaba como si estuvieran juntos, alguien que nos leía un cuento recién escrito, un poema recién nacido, una danza interpretada en el salón de una casa. Eran los artistas, las artistas, las trabajadoras y trabajadores de la cultura.

Lee el resto de esta entrada »

Vámonos de centenarios

noviembre 12, 2020

En estos días fuera del tiempo, en los que vivimos en espacios limitados y restringidos, inmersos en los ciclos vitales, trastornados por el ir y venir de los confinamientos, del desesperado discurrir de las estaciones, se nos han echado encima varios centenarios surgidos de detrás de cualquier efemérides.

Diez años de la muerte de Marcelino Camacho, ciento diez años del nacimiento de Miguel Hernández en Orihuela, o los ciento once del nacimiento de Largo Caballero. Hay muchos más, pero dejadme que los reserve para nuevos artículos y no alargue demasiado éste. Además cada una de estas efemérides convoca en mí recuerdos anclados en mi memoria, tal vez ocultos, pero no desaparecidos.

Marcelino siempre me trae a la mente el hombre sereno, amable, como el viejo maestro que una y otra vez insiste a sus alumnos en la necesidad de aprender, hasta que los chavales descubren, por sí mismos que, efectivamente, hay que aprender cuanto es necesario para vivir y que no se puede andar a la última pregunta, que cuesta dejar de hablar de oídas y aportar algo nuevo que sea mejor que permanecer callado.

Lee el resto de esta entrada »