El nuevo gobierno y la cuestión social

febrero 4, 2020

Más de 40 años de convivencia, de vivencia, o de supervivencia democrática en España y aún cuesta aceptar que una coalición de la izquierda llegue al gobierno del país. Hay quienes nos han recordado que en un año que tenía los mismos días que éste y en el que cada número del mes coincidía en el mismo día de la semana, un Frente Popular de izquierdas ganó las elecciones y gobernó durante unos meses hasta que un golpe de Estado militar dio inicio a una sangrienta guerra civil.

Esa Guerra Civil se prolongó durante cuatro décadas en una dictadura que gobernó nuestra tierra y, sin embargo, no existe un estado de emergencia nacional ante el hecho de que un buen puñado de ayuntamientos y no pocas comunidades autónomas tengan gobernantes de derechas que cuentan con el apoyo de la ultraderecha neofranquista, o franquista a secas.

Esto no demuestra que cuarenta años de democracia hayan servido de poco, ni tampoco que eso que los españoles de derechas e izquierdas pergeñaron en el 78 no haya servido para nada, sólo sirve para recordarnos que los pueblos que no afrontan y solucionan sus problemas ancestrales están condenados a repetirlos. La demostración de que la democracia, pese a haber contado con uno de los recorridos más largo de nuestra historia, no siempre puede superar los males atrapados en la Historia. Nuestra Historia.

Uno de esos males, siempre a flor de piel, uno de aquellos que no se curan con el simple paso del tiempo, dejando correr los años, escondido en el montón de carpetas de asuntos que se solucionan con el tiempo, sobre la mesa de cualquier gobernante de turno. La cuestión social. Lee el resto de esta entrada »


El acuerdo puede no ser suficiente

enero 6, 2020

Fiestas navideñas. Me gustaría dedicar este artículo a esas cosas propias de la temporada, los buenos deseos y culminar con un Feliz Año 2020, pero la realidad y los deseos no siempre van de la mano. Dediqué el artículo anterior a dar mis razones para apoyar el acuerdo de gobierno suscrito entre PSOE y Unidas Podemos. Cada una de sus propuestas, redactadas a modo de ideas fuerza, me parecían una guía, una hoja de ruta para el futuro gobierno.

Un acuerdo corto, que no deja de ser un decálogo de compromisos necesarios y urgentes. Ocurre que lo que hubiera sido  suficiente hace pocos meses, puede que no lo sea hoy. Somos muchos los que tenemos la impresión de que los asesores han jugado una mala pasada a Sánchez y a Iglesias.

Hace unos  meses, los asesores de Sánchez decidieron aconsejar dar portazo al acuerdo de gobierno con Iglesias y abrieron las puertas a la celebración de unas nuevas elecciones generales, fiándolo todo a unas encuestas que daban una cosa en el momento de la convocatoria, otros pronósticos distintos en las inmediaciones de las mismas y un resultado final bastante peor que el anterior.

Mientras tanto, los asesores de Iglesias se empecinaron en reclamar puestos en el gobierno, por encima de la negociación de un mínimo acuerdo como el que ahora han suscrito. Prefirieron las elecciones a dar gratis el voto. Y ambos, Sánchez e iglesias, despreciaron la opinión de otros que, como Rufián, anunciaban que, tras la sentencia del procés, el voto para propiciar un gobierno de progreso, posible hace unos meses, podría ser inviable en Navidades. Lee el resto de esta entrada »


Canal 33, o la voluntad

diciembre 12, 2019

25 años no son pocos. Vale que 20 años son nada, pero 25 apuntan maneras. Además, hay que recordar que los años tienen mucho que ver con la intensidad y con la velocidad. Quien quiera saber algo más sobre esto deberá recurrir a Albert Einstein, porque yo sé poco más sobre el asunto de la relatividad, me quedé en sus formulaciones más sencillas

-Cuando cortejas a una bella muchacha una hora parece un segundo, pero cuando te sientas sobre carbón al rojo vivo un segundo parecerá una hora. Eso es la relatividad.

25 años en la vida de Canal33, la televisión madrileña que acaba de cumplir esa edad con un hermoso acto de reconocimiento a personas, organizaciones, instituciones y a numerosos medios de comunicación locales. Agradecí que uno de los reconocimientos llevase mi nombre. Bueno, realmente aquel nombre no era yo, o no yo solo.

Era un premio a cuanto el sindicalismo de clase ha batallado a lo largo de estos años complicados, duros, acelerados, despiadados, dolorosos. Un premio a la clase trabajadora madrileña en cada crónica, noticia, imagen, entrevista, canutazo, que ha emitido Canal33, dirigido por Enrique Ribóo.

Desde la acampada de Sintel en la Castellana, hasta las movilizaciones de los trabajadores y trabajadoras de Coca-Cola, pasando por los problemas desencadenados por la ranas de Aguirre, los intentos de cierre y privatización de Telemadrid, el conflicto desencadenado por Lamaela en el Severo Ochoa para terminar dejando abierto el camino al negocio privado, a costa de la Sanidad Pública, o la privatización del agua del Canal de Isabel II.

No faltaron ni a una de las Huelgas Generales, que no fueron pocas. Estaban cuando a principios de siglo los inmigrantes se encerraban en iglesias, o en la sede de CCOO, pidiendo papeles y procesos de regularización y cuando en nuestros días los refugiados malviven las frías noches en las calles. Lee el resto de esta entrada »


Es la hora de la política

diciembre 2, 2019

Ya sé que los políticos no gozan de buena fama en nuestros días. No es casual, ni tampoco repentino, o infundado. Han hecho méritos más que suficientes para que casi la mitad de los españoles considere que los políticos son uno de los principales problemas del país, o para que ninguno de nuestros políticos merezca, no digo ya una nota alta, sino al menos un aprobado de la ciudadanía.

Leo muchas opiniones que hablan de la grandeza de los políticos de antaño, capaces de abrir las puertas a los acuerdos que hicieron posible una Transición, una Constitución y cuarenta años de convivencia sin sufrir esa violencia a la que tan habituados estamos los españoles.

Y es que la Transición fue nuestra manera, nuestro camino, para superar la dictadura y comenzar a andar los caminos de la democracia. Hay quien dice que fue modélica en el planeta. No diría tanto, pero fue la nuestra. Ellos hicieron lo que supieron, pudieron, o quisieron y lo que hagamos ahora ya no es cosa suya, es cosa nuestra.

Algunos pelos nos dejamos en la gatera. Por ejemplo, el poder económico que sustentó al franquismo, quedó intacto y, como mucho, dio cabida en sus Consejos de Administración a unos cuantos rojillos que traspasaron las puertas giratorias hacia las moquetas y los nuevos despachos. Las corrupciones, corruptelas y podredumbres, los sobres, maletines, bolsas de basura repletas de billetes sobrevivieron al dictador, pervivieron y hoy un buen director como Berlanga podría dirigir una Escopeta Nacional de los tiempos modernos. Lee el resto de esta entrada »


El egoísmo como motor de España

noviembre 21, 2019

Se enteran de que Sánchez e Iglesias han alcanzado un acuerdo. Las bolsas bajan, sobre todo los bancos. Los empresarios de CEOE hablan ya de inseguridad jurídica, de inestabilidad. Ellos querían a un Sánchez maniatado por Rivera, o por Casado. Luego aclaran lo que entienden por estabilidad. Que les bajen los impuestos.

En asuntos importantes, los empresarios catalanes no son muy distintos a los del resto de España y los de Foment del Treball quieren un gobierno moderado que haga lo que ellos piden: Estabilidad, negocio seguro y buen trato fiscal.

Las organizaciones empresariales del transporte opinan también, entre corte y corte de carreteras de los independentistas catalanes, y ven en Podemos un enemigo de los camiones.

Las constructoras y concesionarias de todo tipo de infraestructuras del Estado, se lamentan de que el negocio puede dejar de ser lo que era. Los grandes distribuidores temen más impuestos y la patronal alimentaria sospecha la llegada de la crisis y la disminución de las ventas.Por otra banda, las eléctricas ven en peligro la gallina de los huevos de oro. Ese sistema de fijación de precios con que siempre ganan y nunca pierden, a costa de los consumidores. Las líneas aéreas se temen lo peor. Lee el resto de esta entrada »


La patria es un invento

noviembre 20, 2019

-El que se siente patriota, el que cree que pertenece a un país, es un tarado mental.

No soy yo, no me odien así de entrada nacionales, o nacionalistas. No lo dije yo. Es cosa de Martín, el protagonista de Martín (Hache). Tampoco es de él. Martín es una ficción. Martín es Federico Luppi. Siempre recordaremos esta frase como la declaración de principios vitales de Federico Luppi. El inmenso actor, argentino, español, apátrida, que falleció hace un par de años. Poco más de ochenta años a sus espaldas.

Falleció, murió. Pero no. Son frecuentes las vidas que contienen muchas vidas. Más aún si las muchas vidas son las del actor y sus personajes. En ese caso hay que escuchar a Oscar Wilde, El que vive más de una vida debe morir más de una muerte. Vidas que se encadenan, son interpretadas, reinterpretadas. Muertes que nunca son la definitiva porque siempre hay alguien dispuesto a decir aquello que dijiste, recordar  cada palabra, remedar tus gestos, plagiar sin falsificar tu estampa, impostar tu voz,

-Eso de extrañar, la nostalgia y todo eso, es un verso. No se extraña un país, se extraña un barrio en todo caso, pero también lo extrañarás si te mudas a diez cuadras. ¡La patria es un invento! ¿Qué tengo que ver yo con un tucumano o con un salteño? Son tan ajenos a mí como un catalán o un portugués. Una estadística, un número sin cara. Uno se siente parte de muy poca gente; tu país son tus amigos y eso sí se extraña, pero se pasa. Lee el resto de esta entrada »


Las elecciones no eran broma pesada

noviembre 20, 2019

La suerte se ha decantado, se ha desplomado sobre nosotros, como una pared fracturada en cien pedazos. El suelo sobre el que la pared se sustentaba se ha convertido en barro inestable y movedizo. Es algo que no parecen haber tomado en cuenta quienes se fiaron de los asesores que les aconsejaban acudir a nuevas elecciones, tras impedir a toda costa cualquier forma de gobernabilidad del país.

Sánchez, el menos marxista de los socialistas, ha demostrado ser capaz de realizar un tremendo esfuerzo para convertir en realidad, una vez más, el teorema de Marx, Partiendo de la nada hemos alcanzado las más altas cotas de la miseria. El otro Marx, se entiende, el insigne y preclaro Groucho. Tras el viaje electoral en el que nos embarcó ha perdido diputados y ha perdido la mayoría en el Senado.

El precio de la operación elecciones no es suma cero, ni mucho menos. El coste del crecimiento de la ultraderecha y de las fuerzas nacionalistas no significan lo mismo, pero dan buena cuenta del desastroso panorama político que ha producido la irresponsabilidad política de las dos fuerzas de la izquierda que tenían la obligación de entenderse a cualquier precio, antes de acudir a una nueva convocatoria electoral. Por cierto, el surgimiento de una nueva fuerza política a la izquierda del socialismo no ha sumado nada.

Como muchas otras personas que conozco, he votado izquierda, con el corazón helado y el alma en vilo. No nos hemos quedado en casa, pero intuíamos todo cuanto los asesores mercenarios de turno no quisieron ver. Vivimos en los barrios, hablamos con los vecinos, paseamos por las calles, compramos en los comercios, tomamos una cerveza en los bares, observamos el aumento de la desconfianza en la política y en los políticos, incapaces de hacer nada para asegurar la gobernabilidad y hacer frente a los problemas. Lee el resto de esta entrada »