PODER “POPULAR” ABSOLUTO

Son días para la valoración política de las elecciones autonómicas y municipales, partiendo de unos datos objetivos que ponen de relieve una brutal caída del Partido Socialista, que ha producido un mapa electoral sin precedentes, con gobiernos del Partido Popular en la inmensa mayoría de las Comunidades Autónomas y en buena parte de las capitales de provincia.

En el caso de Madrid los resultados electorales definen claramente una fuerza de Gobierno en la Comunidad Autónoma, el Partido Popular, que revalida una amplia mayoría absoluta en manos de Esperanza Aguirre y un claro perdedor, el Partido Socialista, que cae en más de siete puntos porcentuales con respecto a las elecciones anteriores.

Junto a ganador y perdedor, dos fuerzas políticas que no pueden esconder su satisfacción, aunque no sean necesarias para la gobernabilidad madrileña. Una Izquierda Unida que pasa de 11 a 13 diputados y una UPyD que irrumpe como nueva fuerza política madrileña con 8 diputados.

Puestos encima de la mesa los datos y, desde una perspectiva meramente cuantitativa, podemos concluir que en Madrid han votado casi 24.000 madrileños menos. El Partido Socialista ha perdido casi 220.000 votos, el Partido Popular ha perdido casi 50.000, Izquierda Unida ha ganado 22.000 votos y la UPyD consigue de golpe casi 200.000 votos en la Región Capital. El éxito electoral del PP, en Madrid, es menor, bajando más de 1,5 puntos con respecto a 2007 y gracias a la caída brutal del Partido Socialista y al hecho de que la participación electoral es más alta en las zonas ricas que en las zonas con menor renta. Por ejemplo en Moncloa-Arava o Chamartín vota el 72 por ciento del electorado y en Usera o Puente de Vallecas el 60 por ciento. Por ejemplo, en Tres Cantos vota el 75 por ciento y en Pozuelo de Alarcón el 72 por ciento de los electores, mientras en Parla no llega al 65 por ciento y en Fuenlabrada el 63 por ciento. Dicho de otra manera, la derecha no ha ganado, la izquierda ha perdido.

El destrozo en Madrid no ha sido muy distinto al que se ha producido en el conjunto del Estado, donde el PSOE ha perdido también más de 7 puntos porcentuales en votos con respecto a las anteriores elecciones. Es plausible que los votos perdidos por el PP hayan ido casi íntegros a UPyD, junto a una buena parte de los perdidos por el PSOE, con un ligero trasvase a IU, que puede haberse beneficiado además del voto útil de otros partidos minoritarios en la izquierda. Un trazo grueso, pero plausible.

Así las cosas, se abre una reflexión sobre las causas de esta situación. Qué ha ocurrido para que, frente a la corrupción de la política, asentada en Madrid con no menos intensidad que en Valencia, el electorado haya preferido castigar al Partido Socialista.

La causa no parece residir en la credibilidad de la política. Esa desafección social con respecto a la política y los políticos puede explicar un ligero aumento del voto blanco, o nulo, y el apoyo a una nueva fuerza con imagen de no institucionalizada como UPyD.

Creo, sinceramente, que tiene más que ver con la crisis económica y las decisiones adoptadas para combatirla. Hace un año, allá por mayo de 2010, el Gobierno cede a las presiones de los mercados y los Ministros de Economía de la Unión Europea, e inicia, sin previo aviso, un giro en las políticas que conduce a ajustes y recortes que traicionan el compromiso electoral con sus votantes. Ajustes injustificados, injustificables, que son interpretados como una quiebra del No nos falles, que a la manera de juramento de Santa Gadea, Zapatero contrajo con cuantos le llevaron al poder.

El último año se ha visto marcado por la congelación de las pensiones, que viene a suponer un retroceso real de la capacidad adquisitiva de nuestros pensionistas. Reducción salarial para los empleados públicos. Recortes de inversiones públicas y gasto social, agudizados en los Presupuestos de todas las Administraciones. Para desembocar en una Reforma Laboral impuesta que, sin crear empleo, facilita el despido y lo abarata, allanando el camino para incumplir los convenios colectivos y descolgarse de ellos, cuando el empresario lo considere oportuno. Una imposición que rompió las voluntades de acuerdo precedentes y nos condujo a una Huelga General el 29 de Septiembre.

Se agudizó entonces el ataque antisindical de la derecha política y su cohorte de tertulianos y medios de comunicación que, machaconamente, nos acusaron de atrasados, prehistóricos, firmantes, no firmantes, complacientes, radicales, todo a un tiempo y sin parar. Como si los trabajadores y sus organizaciones fuéramos los culpables de la crisis y sus efectos, sobre España y los españoles.

El conflicto sigue abierto, la crisis se agudiza, perdemos empleo, la desprotección se incrementa y la sociedad no confía en sus gobernantes. No hemos asistido a un triunfo de la derecha, sino que hemos comprobado como una parte de la izquierda ha sido derrotada.

Vienen años duros y no es buena noticia que los “fanáticos del dolor”, como define Krugman a cuantos desde el conservadurismo político y los “principios” ultraliberales defienden subidas de tipos, bajadas de impuestos y disminución del gasto social, vayan a ostentar tanto poder político absoluto y absolutista en Comunidades y Ayuntamientos.

La izquierda tiene por delante una tarea de reflexión inaplazable, porque la sociedad y los trabajadores necesitamos, en estos momentos, el apoyo de una política que mire hacia nuestros problemas y necesidades. Un proyecto creíble e ilusionante que apueste por al empleo, la defensa de los desempleados, el fortalecimiento de los servicios públicos y un nuevo modelo económico productivo, sostenible y no especulativo.

Francisco Javier López Martín
Secretario General de CCOO de Madrid.

Anuncios

4 Responses to PODER “POPULAR” ABSOLUTO

  1. Pablo dice:

    Aunque no sea necesaria para la gobernabilidad de la comunidad de Madrid, IU, ha mejorado sus resultados y debería guiar a las clases trabajadoras hasta conseguir 30 o 40 diputados en nuestra Comunidad. El partido impopular y el partido español, al que le sobran la S y la O, no son la respuesta para acabar con la crisis. SOCIALISMO O MUERTE, VENCEREMOS

    • ccooblog dice:

      Pablo, no me parece mal el trabajo que planteas, aunque lo de guiar a la clase trabajadora no está muy claro, porque la clase trabajadora no admite bien eso de los guías, pero bueno, entiendo que quieres decir, acompañarla,compartir con ella, pegado a ella, etc. entonces ya estoy más de acuerdo.

  2. Santiago Codesido dice:

    Compañero está claro que ésta derecha nuestra se mueve como pez en el agua con las mayorías absolutas. No se que tipo de fascinación le produce la palabra “absoluta” asi como sus derivados “absolutistas”, “absolutismo”,…

    De todos modos creo que hay que hacer un llamamiento a nuestros gobernantes para rectificar la orientación de la Política Económica. Se debe apostar por un modelo basado en el crecimiento económico sostenido, equilibrado y duradero. No puede haber imposiciones ni plazos ni improvisaciones en éste sentido. La convergencia con Europa debe ser real y no nominal.

    Después de una crisis de origen financiero y especulativo (subprime) los mercados, en su insaciable voracidad, marcan una nueva senda. En éste sentido desde la Reunión del ECOFIN en mayo de 2010 hemos asistido a una nueva alianza entre agencias de calificación de riesgos y especuladores financieros ( fondos de inversión, bancos, grandes corporaciones,…) que sin ningún tipo de rubor toman ahora como objetivo los bonos de la Deuda Soberana de los países mas débiles. Después del saqueo al ciudadano le toca el turno al Estado. España a finales de 2010 tiene una Deuda Pública neta con el exterior de 970.000 millones de euros y todo lo anterior sin crear empleo.

    Sin Política Monetaria ( El Banco de España cedió sus funciones al Banco Central Europeo quedando como un mero supervisor del sistema financiero) ahora Europa quiere apropiarse de la Política Fiscal imponiendo unos objetivos porcentual y temporales de Déficit y Deuda Pública. Ya incluso existen algunos voceros de la derecha que hablan de cesión de soberanía presupuestaria a la UE. Para cumplir esos objetivos marcados vuelven a esgrimir la manida receta del recorte salarial y del gasto público ( pensionazo, congelación salarios funcionarios,…). Esta es la situación actual. Pero en ningún momento, desde Europa, se nos habla de la creación de empleo, de las diferencias entre los distintos países de la UE en cuanto a cobertura social, renta disponible,…, en definitiva de una convergencia real y no nominal.

    Ya han optado por un modelo neoliberal radicalizado y nadie puede saltarse el guión.

    Sin crecimiento, demanda y empleo nunca habrá una convergencia real y efectiva y seguiremos estando expuestos a los caprichos de los mercados.

    Existen alternativas. Debemos recuperar, entre otros puntos, una política fiscal soberana y activa que cree empleo y crecimiento de la mano de la demanda y sus efectos multiplicadores, afloramiento de la economía sumergida ( mas del 20% del PIB, PIB España en torno a 1 billón de euros), impuesto a las transmisiones financieras a nivel transnacional para que sea efectivo y no encuentren refugio fiscal los movimientos especulativos, mantenimiento de las Cajas como instrumento de distribución del crédito entre las empresas y las familias, recuperación de un Banco Público, control o supresión (según el caso) de los mercados de valores, apuesta por un modelo energético respetuoso con el medio ambiente, inversión en formación e I+D+i,… Y sobre todo y en primer lugar definir el modelo económico que queremos.

    Creación o recuperación de un Banco Público que rompa la oligarquía existente. La banca privada española hace mucho que decidió renunciar a su objeto social en beneficio de otros negocios mas lucrativos y de dudosa ética y moralidad. Banqueros como Botín (que hace honor a su nombre) se pavonean por medio mundo hablando de la excelencia y la buena gestión cuando en realidad se enriquecía usando atajos financieros.

    En cuanto a los mercados bursátiles está claro que han dejado de ser eficientes en la asignación de valor. Es necesario recuperar la equivalencia entre precio y valor de las cosas y si el mercado no quiere o no puede hay que regularlo o suprimirlo. De nada me vale que un Fondo de Inversión de las Bahamas aliado con una Agencia de Clasificación decidan bajar la valoración de una determinada acción de una empresa o de la Deuda de un país para maximizar sus beneficios (lo que llaman “creación de valor para el accionista”) sin basarse en un Análisis real de las cuentas de aquella o de la economía de ésta.

    En definitiva compañero un modelo alternativo al actual que se ha demostrado ineficaz salvo para los intereses de los señores a los que sirve. Carente del componente social que hace a las sociedades y a las personas mas libres y justas.

    Hace falta un modelo que sume y no reste. Que tenga en cuenta a las personas y no el objetivo de un tanto por ciento de Déficit.

    Saludos,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: